Vibración, sanidad, enfermedad

Vivir-Sanamente-Parte-4

Por Guillermo Llinás A.


En el libro que publicó en 2002 el psiquiatra e investigador Dr. David Hawkins, “Poder vs Fuerza”, combina los avances de la Física Cuántica, las partículas del cuerpo humano vibran con energía, con los avances en el conocimiento de la conciencia, creando una escala de vibración de 0 a 1.000, asignando un nivel de vibración a cada estado de conciencia correspondiente a una emoción.

Diagrama-1-Vivir-Sanamente

Si llegamos a 1.000 seremos maestros iluminados. Buscamos estar en una escala de 500, AMOR, ya que solo irradiaremos energías positivas a las personas a nuestro alrededor. Pero, a lo largo de nuestras vidas vamos acumulando bloqueos energéticos y el Dr. Hawkins considera que el ser humano promedio está en un nivel de 207.

Anuncios

En otros términos, cuando el EGO nos domina, los acondicionamientos que surgen de este hecho, todos negativos, nos impiden ascender a escalas superiores.

En el punto del AMOR, la ALEGRÍA DE VIVIR y la ABUNDANCIA, sirven de plataforma para expandir nuestro nivel de conciencia.

En palabras del Dr. Hawkins: “Todos los niveles bajo 200 a la larga destruyen la vida del individuo y de la sociedad y todos los niveles sobre 200 son expresiones constructivas de poder.”

Dary Martin, colombiana, quién como ella menciona en su blog https://mujeramor.com/: “Soy una mujer a la que la vida obligó a reinventarse, una enfermedad se convirtió en mi gran maestra de vida” publica la siguiente tabla de resumen, agrupando los niveles de vibración en los dos grandes sentimientos que el ser humano puede experimentar: MIEDO y AMOR.

Diagrama-2-Vivir-Sanamente

Somos como las plantas: Una planta sembrada en un suelo sano, con los nutrientes apropiados, la luz solar y las temperaturas requeridas crecerá con color intenso, profundo y producirá una floración abundante.

Somos iguales: Los cinco sentidos son los portales que enlazan el mundo exterior uniendo con nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra conciencia. Si nuestro entorno es ideal nos desarrollaremos como un ser saludable, armonioso y alegre.

Es fácil entender como lo que tomamos por nuestra boca afecta nuestro bienestar.

Regresando a la medición tradicional de frecuencia en Hertz, en 1992 el Biólogo Bruce Tainio llevo a cabo el estudio de la frecuencia vibratoria del cuerpo humano y concluyó que un cuerpo sano tiene una frecuencia durante el día de 62 a 72 MHz y que cuando se reduce la frecuencia vibratoria de una persona, el sistema inmunológico se ve comprometido.

Si la frecuencia se reduce a 58 MHz, aparecen los síntomas del resfriado o la gripe, en una frecuencia de 55 MHz  empiezan las infecciones virales, a 42 MHz sobreviene el cáncer y a los 25 MHz se inicia la muerte.

Cada órgano tiene una frecuencia vibratoria propia:

Diagrama-3-Vivir-Sanamente

Todo lo que comemos, ingerimos, inhalamos y nos untamos en nuestra piel tiene una frecuencia que afecta a nuestro cuerpo físico.

María Rodríguez en su página ATMA publica el siguiente gráfico energético de los alimentos:

Diagrama-4-Vivir-Sanamente

Y añade la siguiente explicación:

Pues bien, CADA ALIMENTO QUE TOMAMOS TAMBIÉN TIENE UN CÓDIGO VIBRATORIO, su particular energía y frecuencia vibratoria que afecta directamente a nuestro cuerpo, a todas nuestras células  órganos y a la calidad y cantidad de nuestra energía vital.

Para que un alimento pueda contribuir al mantenimiento y mejora de nuestra salud física y bienestar emocional, es totalmente necesario que la energía, y la frecuencia vibratoria del alimento, armonicen con nuestra propia energía vital y frecuencia vibratoria. Cuando la frecuencia vibratoria de un alimento armoniza con la frecuencia vibratoria de nuestras células, se establece una sinergia o interacción positiva, la cual repercute positivamente en todos nuestros cuerpos, incrementando nuestra VITALIDAD y SALUD.

Cuando la frecuencia vibratoria del alimento, no armoniza con la de nuestras células,  lo que se produce es un desequilibrio en todo nuestro Sistema Energético, creando el ambiente ideal para que proliferen las enfermedades.

Muchos de los alimentos que tomamos, ya sea por la sobrecarga tóxica que contienen (restos de abonos químicos, fitosanitarios, hormonas, aditivos, etc.), ya sea por la propia naturaleza del alimento, tienen una vibración negativa, que afecta negativamente a nuestra salud cuando los tomamos.

Actualmente, hay estudios que han demostrado que, en sólo tres segundos, tras un sorbo de café, la frecuencia de una persona se reduce en 14 MHz. Sin ninguna intervención para reequilibrarla, la frecuencia de esa persona tardará tres días en volver a la normalidad (algunos expertos señalan que la inhalación de aceites esenciales recupera la frecuencia bioeléctrica perdida en menos de treinta segundos). De la misma forma, un pensamiento negativo puede reducir la frecuencia de una persona de 10 MHz, mientras que una actitud mental positiva puede elevarlo en 10-15 MHz.

Zoom… Pero no sólo de alimentos nos nutrimos.

Las emociones negativas generan estrés, Los pensamientos pueden afectar a nuestra capacidad energética, lo mismo sucede con el dormir, una actividad esencial para nuestro reequilibrio vital que restablece nuestra energía vital de una forma no computable en kilocalorías. Los sonidos, la música que escuchamos, los colores que percibimos, los aromas que aspiramos, son variables que afectan nuestra salud.

 

La doctora Kelly Turner, PhD. de la Universidad de Harvard e investigadora de la Universidad de California, después de investigar durante 10 años a sobrevivientes de enfermedades graves, de analizar 1500 casos y de hacer más de 250 entrevistas en profundidad, llegó a la conclusión de que hay 9 cambios que todas esas personas que se sanaron hicieron. “Lo más impresionante es que de estos 9 cambios, solo dos son físicos: los demás son mentales, emocionales o espirituales”, dice en el documental.

Los cambios que Turner detectó, para sanar tu cuerpo, son:

  1. Cambiar radicalmente tu dieta.
  2. Tomar el control de tu salud.
  3. Seguir tu intuición.
  4. Curar las emociones reprimidas.
  5. Aumentar las emociones positivas.
  6. Aceptar el apoyo de otros.
  7. Profundizar en tu conexión espiritual.
  8. Tener una razón fuerte para vivir.
  9. Usar hierbas y suplementos.

Lo invitamos a visitar nuestro blog www.vivirsanamente.org, en el podrá encontrar muchos contenidos orientados a facilitar la evolución personal a través del equilibrio de la mente, el cuerpo, el espíritu y las emociones para así fortalecer el sistema inmunitario y sanar conscientemente empoderándose del proceso.

También, de forma vivencial compartimos experiencias que incluyen programas de crecimiento interior y de transformación personal investigando las mejores metodologías de autoconocimiento dejando de lado máscaras y arquetipos para encontrar su verdadero YO.

Bienvenido al Colectivo Vivirsanamente, puede comunicarse con nosotros a los correos [email protected], [email protected] y [email protected]