Uncategorized

Universidad San Martín a la calle

Publicidad

Los estudiantes de la Fundación Universitaria San Martín volvieron a salir a las calles de la capital bloqueando el tránsito de la ciudad en varios puntos. Protestan porque aún no hay soluciones a la profunda crisis que atraviesa la institución y que afecta a maestros, alumnos y empleados.

La situación de la Fundación Universitaria San Martín es cada vez más cruda, los 18000 estudiantes y cerca de 4000 empleados exigieron esta semana al gobierno y al Ministerio de Educación que dejen de lado los anuncios y las investigaciones que hasta ahora no arrojan ningún resultado, y exigieron medidas definitivas que los ayuden a salir de la crisis.   

 

Hace varios meses que nadie sabe cuál es el norte de la universidad, los directivos están inmersos en escándalos de desviación de recursos y malos manejos; los estudiantes temen que no puedan terminar sus carreras, a los profesores y empleados no les pagan y como si fuera poco, debido a la falta de pago, a varias sedes les cortaron la luz.

 

Ricardo Moreno, docente de la facultad a distancia, afirma que hasta que no se arregle la situación no reanudarán su labor, “la universidad nos pagó solamente hasta el mes de julio, nos deben prestaciones sociales, la prima del año pasado, liquidación tampoco nos ha pagado. Nosotros estamos en la posición de no iniciar clases hasta que la universidad no se ponga a paz y salvo”.

 

Por su parte, Nelson Gutiérrez, vocero estudiantil, resalta que la responsabilidad no es de los docentes sino de la Universidad y denuncia que lo que se presume es que la familia Alvear y Sofán, fundadores de la institución, están desviando los recursos hacía sus compañías.

Esta denuncia también la hizo la senadora Claudia López, a través de su Twitter “si Alvear sigue manejando U.SanMartin seguirá desviando $ y estafando estudiantes/profesores”.

 

Aunque las investigaciones a los directivos iniciaron en el 2011 todo ha emporado en los últimos meses, la crisis no es de hoy pero el momento que enfrenta la institución actualmente es la peor; 8 de sus 17 sedes en el país están en paro, según investigaciones las cuentas están en ceros y los dirigentes no aparecen.

 

En Barranquilla los profesores de Veterinaria y Zootecnia pararon hace un mes. Les siguieron los de Medicina y finalmente los de Odontología. Los estudiantes se solidarizaron con los reclamos de los maestros, a quienes no les pagan hace cuatro meses. Finalmente dieron el portazo los empleados administrativos, quienes también se cansaron de esperar sus salarios.

Publicidad

 

El problema está afectando a 650 estudiantes de 50 programas que llevan más de 40 días sin clase y aunque esto se denunció hace varios meses aún nadie responde por nada. Al respecto Gina Parodi, Ministra de Educación dio declaraciones esta semana asegurando que pronto el país va a conocer los resultados de las investigaciones, catorce en total, que se están adelantando a la Universidad San Martín.

 

“Soy la investigadora y tengo que fallar el caso, tenemos 14 denuncias en inspección y vigilancia, pero no puedo pronunciarme aun, por que debo respetar el debido proceso” sostuvo la titular de la cartera de educación. “No puede haber acreditación de calidad cuando hay universidades de garaje, la mejor manera de fortalecer la educación superior es fortalecer la educación pública en el país”, puntualizó Parody.

 

Esta es la respuesta de la cartera de educación a las palabras de los estudiantes que han participado en las manifestaciones. “Solo le pedimos al Ministerio de Educación que nos dé una solución, ya que el problema es totalmente administrativo y no académico, gracias a que contamos con excelentes maestros. Además, nosotros no somos una universidad de garaje como muchos aseguran” fueron las palabras Cristian Santyesteban, representante de la Facultad de Derecho.

 

Las voces del congreso también se han sumado a los requerimientos de los estudiantes y han pedido al gobierno tomar acciones inmediatas que aporten soluciones a la situación. El senador del partido de la U, Roy Barreras le envió una carta a la ministra Parodi en días pasados asegurando que a la Universidad tenía que ser intervenida dado el número y la gravedad de las denuncias hechas en los últimos meses.

 

“Hay una comunidad universitaria de 17.000 jóvenes y sus familias que están abandonadas y, aparentemente, han sido estafados por años”, asegura el senador, y agrega que: “ahora están en riesgo los años y el dinero que han invertido. También están los profesores, a quienes no se les ha pagado. El Ministerio de Educación no puede hacerse el desentendido o el ciego y lavarse las manos. Tiene que intervenir para desplazar la administración corrupta y reemplazarla por una eficiente”

 

Mientras el gobierno no actúe y no haya respuestas y soluciones claras, los estudiantes seguirán manifestándose. La próxima jornada está programada para el 5 de noviembre, ese día harán un plantón a nivel nacional de forma pacífica,  en las instalaciones de la universidad hasta ser escuchados por el presidente o la ministra de Educación.

Previous ArticleNext Article