Uncategorized

Se aprieta panorama petrolero del país

Los ingenieros de petróleos del país proyectaron una desaceleración en la industria petrolera del país y del mundo en general como consecuencia de la saturación de inversión y por el elevado nivel que alcanzó el precio internacional del crudo.

El presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet), Hernando Barrero Chávez aseguró en Confidencial Colombia que parte del presente se ve reflejado en el menor valor de las acciones o papeles de las empresas petroleras como la estatal Ecopetrol o de las factorías incipientes o pequeñas que ya cotizan en bolsa.

 

El dirigente gremial consideró que el devenir petrolero depende e los resultados que arroje en el corto o mediano plazo la exploración de hidrocarburos en Colombia que finalmente generan desarrollo y empleo como tal.

 

Esta situación podría redundar en una mayor precarización para los profesionales nacionales que dependen de la dinámica en exploración y hallazgo e petróleo.

 

“Es posible que se presente esa coyuntura porque el análisis práctico del negocio tiene dos elementos a tener en cuenta y tiene que ver con el costo que representa al productor de petróleo estar en el mercado con márgenes de utilidad y de otro lado hay que ver el impacto en el comprador de crudo y que tiene que ver básicamente con la industria que ha tenido que cubrir unos costos sin precedentes toda vez que remunera el petróleo a cien dólares por barril, situación que aumenta los costos de operación en perjuicio de la utilidad”, precisó el señor Barrero.

 

Según el presidente de Acipet ya se experimenta una restricción en la compra de petróleo, aspecto que se ve en menores volúmenes comercializados lo que puede conllevar a que se reduzca la producción empresarial y la contratación de geólogos y profesionales del petróleo a sí como a técnicos y mano de obra calificada en el sector.

 

Toda esta situación, comentó, rebota en los productores de petróleo que ven la posibilidad de ver contraído su negocio.

Publicidad

 

Barrero Chávez dijo que la industria le apuesta a cerrar con el millón de barriles por día, pero lamentó que la situación de seguridad está golpeando cada día más al sector, poniendo el factor pesimismo como uno de los grandes inconvenientes. Otro lío que se agranda es el de los bloqueos y las movilizaciones de las comunidades que desconocen la función de las petroleras y su aporte social en las zonas de exploración y explotación de crudo. “Hay inconformismo con las operadoras lo cual genera preocupación en las petroleras porque se pasa por debajo de la cerca la responsabilidad social que están aplican en las regiones prospectivas o en extracción de crudo”.

 

Para colmo de males hay iniciativas en el Congreso que pueden afectar la renta petrolera por la intención que hay de sacar mayores recursos con impuestos departamentales que rompe prácticamente con las reglas de juego trazadas en el sector.

 

La situación es tan apremiante en el renglón de hidrocarburos que los atentados a la infraestructura petrolera pasaron de 151 en 2012 a 155 con cierre a septiembre. El experto considera que de seguir la tendencia el país puede cerrar con más de 180 novedades en 2013.

 

Sobre comunidades, dijo, en 2010 hubo en total en la industria petrolera 90 bloqueos y a la fecha está situación supera los 370, es decir una disparada muy grande que espanta a cualquiera.

 

Si bien el escenario asusta, las empresas han seguido en Colombia sin que ello diga que muchas aguanten porque hay desánimo en vista que se están enviando a los extranjeros las más terribles señales.

 

 

Previous ArticleNext Article