Uncategorized

Emisor congela tasas y sigue compra de reservas

Publicidad

Al término de la quinta reunión ordinaria de la junta Directiva del Banco de la República, sus miembros decidieron mantener la tasa de interés de referencia en 3,25 por ciento. De igual manera le dio continuidad al programa de compra de reservas internacionales.

El Gerente General del Emisor, José Darío Uribe explicó que para tomar esta decisión la Junta consideró la última información proveniente del exterior y que sugiere un crecimiento de las economías industrializadas similar al esperado hace 30 días.

 

“Estados Unidos crece a un ritmo moderado, Europa continúa contrayéndose y Japón pareciera estar empezando a reaccionar a las fuertes medidas de estímulo monetario. Sin embargo, varias economías de países emergentes del Asia y de América Latina se desaceleraron más de lo anticipado”, comentó el funcionario.

 

Agregó que el menor crecimiento de las economías emergentes hace prever una demanda de exportaciones colombianas levemente inferior a la estimada en 2012. De igual manera, dijo, los términos de intercambio estarán por debajo del promedio observado el año pasado.

 

Ahora devaluación


Uribe informó que el peso colombiano, al igual que otras monedas de América Latina, se ha depreciado frente al dólar. “Esto podría estar asociado con la reducción en los precios internacionales de los bienes básicos que estos países exportan, con la desaceleración en sus crecimientos económicos, y con conjeturas sobre la posibilidad de que Reserva Federal de los Estados Unidos comience a reducir su programa de compra de activos”.

 

Para el Gerente, es alentador que las intervenciones del Banco de la República en el mercado cambiario doméstico, así como las medidas adoptadas por el gobierno, han consolidado la tendencia hacia la depreciación de la moneda local.

 

Los informes canalizados por el Prestamista de Primera Instancia dejan ver un crecimiento en el segundo trimestre, superior al del primero. “En abril, la confianza del consumidor mejoró de manera importante, al igual que los indicadores de expectativas empresariales en la industria y el comercio y el consumo de energía eléctrica”.

 

Publicidad

Apuntó que Igualmente, las reducciones en la tasa de referencia continúan transmitiéndose a las tasas de interés nominales y reales, situación que detuvo la desaceleración del crédito.

 

En consideración del Banco Central, los agentes y el mercado pueden esperar un crecimiento económico al alza en lo que queda de año, pero ello en la medida en que el gasto agregado reaccione a las medidas previas de política monetaria y a los programas anunciados durante el mes pasado por el gobierno nacional.

 

“El equipo técnico del Banco mantiene su pronóstico de crecimiento del PIB para 2013 entre 3,0 por ciento y 5,0 por ciento, con 4,3 por ciento como cifra más probable”, reiteró.

 

La entidad encargada de la política monetaria, cambiaria y de inflación dijo que en abril la inflación anual que fue del 2,02 por ciento, se aceleró. Expuso que las medidas de inflación básica no mostraron cambios importantes. “Tanto el promedio de dichas medidas como las expectativas de inflación se encuentran en o por debajo de la meta fijada en tres por ciento”.

 

Los análisis del Banco de la República dicen que la economía colombiana posiblemente creció por debajo del tres por ciento en el primer trimestre de 2013, pero confió en los resultados favorables que arrojen las acciones de política monetaria y fiscal realizadas hasta la fecha. Esas acciones, dice el Emisor pueden hacer que en el transcurso del año, el producto se sitúe cerca de su nivel potencial.

 

La Junta Directiva consideró conveniente conservar los tipos de interés de intervención en 3,25 toda vez que no ve posible que se altere la meta de inflación proyectada para la presente vigencia.

 

El Banco Emisor concluyó que es conveniente darle continuación al programa de subastas diarias para la compra de reservas internacionales y acumulará, al menos, 2.500 millones de dólares entre junio y septiembre de este año. “La decisión toma en cuenta, entre otros factores, la reciente evolución de la tasa de cambio y la existencia de una postura monetaria expansiva”.


Previous ArticleNext Article