Uncategorized

Banrepublica modera el optimismo

Publicidad

Al cierre de la Junta Directiva del Banco de la República, sus codirectores decidieron mantener inamovible la tasa de interés de referencia en 3.25 por ciento al considerar que el comportamiento de la economía sigue siendo modesto y con grandes diferencias entre países.

Para tomar esta medida el cuerpo colegiado encargado de la política monetaria e inflacionaria determinó que hay comportamientos internos tales como el mejoramiento en el comercio y el frenazo en la industria que hacen ser cautelosos.

 

El gerente general del Banco de la República, José Darío Uribe manifestó que la coyuntura del mundo sigue siendo compleja toda vez que mientras la contracción europea persiste, en Japón se observa una rápida recuperación de la actividad productiva. Agregó que en los Estados Unidos, el fortalecimiento de la demanda privada está siendo parcialmente compensado por la consolidación fiscal y ha llevado a una leve disminución en la proyección de crecimiento.

 

“La expansión de buena parte de las economías emergentes de Asia y América Latina continúa siendo robusta aunque menor a la prevista. En consecuencia, se espera para este año un crecimiento de nuestros socios comerciales y un nivel de términos de intercambio menores a los de 2012”, afirmó el funcionario.

 

Anotó que el fortalecimiento del dólar y el incremento en las tasas de interés externas de largo plazo observadas en mayo y junio, se invirtieron parcialmente en julio. “Lo mismo se observó en las primas de riesgo y en las tasas de interés de los papeles de deuda pública de la región”.

 

Para el economista se prevé un mejor comportamiento de las exportaciones por la tendencia del segundo trimestre del año en curso por cuanto  se reportó una mayor producción de petróleo, ferroníquel y café, de igual forma hubo un aumento en la tasa de crecimiento de las ventas externas industriales en dólares.

 

En concepto del Emisor, el incremento en la confianza del consumidor y el mayor ritmo de aumento del comercio al por menor también indican alguna aceleración del consumo privado. Asegura que por el lado de la oferta, la aceleración de la economía se origina principalmente en minería, agricultura y comercio.


Dudas en crecimiento

 

En el análisis del Banco Central, la industria se contraería nuevamente, pero  de forma menos acentuada.  “Con lo anterior, el equipo técnico estima que el crecimiento del segundo trimestre se situará entre 2.5 y 4.0 por ciento, con 3.4 por ciento como cifra más probable”.

Publicidad

 

El Prestamista de Primera Instancia redujo su pronóstico de crecimiento más probable para 2013 desde 4.3 por ciento a 4 por ciento, con un rango entre 3.0 y 4.5 por ciento. Dicha revisión, apunta Uribe, se explica en parte por el comportamiento observado de la economía mundial y el gasto privado, el cual ha sido más débil de lo previsto.

 

“Es de esperar que el crecimiento económico colombiano aumente a lo largo del año en la medida en que el gasto agregado reaccione a las medidas previas de política monetaria y a los programas que viene ejecutando el gobierno nacional”, aseveró el señor Uribe.

 

Al mirar otros indicadores, expresó que el crecimiento del crédito bancario en moneda nacional y extranjera da para pensar que este se estabilizará a una tasa superior que el crecimiento del PIB nominal.

 

Aseguró que las tasas de interés de crédito siguen bajando y comentó que en términos reales, estas se encuentran por debajo de sus promedios históricos, exceptuando, claro está, las tarjetas de crédito.


Inflación bajo control

 

Para el Banco de la República, el promedio de las inflaciones básicas fue levemente superior por cuanto en junio la inflación anual llegó a 2.16 por ciento y el cociente se ubicó en 2.5 por ciento lo que muestra una inflación levemente superior a la del mes anterior.

 

“El promedio de las expectativas de inflación de los analistas y las calculadas a partir de las tasas de los títulos de deuda pública es similar a la meta de inflación de tres por ciento. En resumen, los indicadores de actividad económica y sus proyecciones muestran un nivel de producto inferior al que se puede generar con la capacidad instalada”, dijo.

 

Uribe concluyó que la Junta espera que las acciones de política monetaria y fiscal realizadas hasta el momento contribuyan a que en el transcurso del año el producto crezca a un ritmo mayor. La inflación, reflexionó, es baja y sus expectativas se encuentran ancladas en la meta de largo plazo.

Previous ArticleNext Article