Uncategorized

Banco de la República no mueve la tasa de interés

Publicidad

Tal y como se esperaba por parte de algunos agentes económicos, la Junta Directiva del Banco Emisor mantuvo la tasa de interés de referencia en 3,25 por ciento al considerar que los niveles de los intereses estimulan el gasto agregado de la economía .

El gerente general del Prestamista de Primera Instancia, José Darío Uribe anotó que la decisión se adoptó tras examinar múltiples variables externas e internas que al final de la jornada dejaron las tasas inalteradas.

 

Para el economista, la economía mundial se expande a un ritmo moderado y su dinámica de corto plazo ha cambiado levemente frente a lo observado en los trimestres anteriores.

 

“Según indicadores del tercer trimestre, en la Zona Euro se observa una incipiente recuperación. No obstante, el crecimiento de los Estados Unidos puede haberse resentido como consecuencia del cierre parcial del gobierno federal y la mayor incertidumbre. El conjunto de las economías emergentes se expande a un menor ritmo, aunque el dato de crecimiento del PIB de China fue más alto que el esperado por el mercado”, afirmó el señor Uribe.

 

Agregó que se hace menos factible que la Reserva federal de los Estados Unidos (FED) de inicio en 2013 a la disminución del monto de las compras de activos mensuales, situación que alteró de manera parcial los aumentos en las tasas de interés de largo plazo las cuales fueron registradas a partir de mayo. Anotó que de manera paralela hubo una disminución de los indicadores de riesgo país en América Latina y una leve apreciación de las monedas hemisféricas.

 

De igual manera, comentó, el precio internacional del petróleo y de algunas materias primas importadas por Colombia presentaron caídas.

Publicidad

 

“En Colombia, los datos disponibles para el tercer trimestre sugieren una actividad económica que se expande a un ritmo mayor que en la primera mitad del año, impulsado por la inversión. El consumo habría crecido a una tasa similar a la del primer semestre. Por el lado de la oferta, el sector de la construcción sería la principal fuente de crecimiento, seguido por la agricultura, la minería y el comercio. Para todo el año 2013, el equipo técnico proyecta una tasa de crecimiento entre el 3.5 y el 4.5 por ciento”, sostuvo el gerente general del Emisor.

 

Añadió que la revisar el crédito bancario, se observa que este crece a tasas estables superiores a las del PIB nominal. En términos reales, aseguró,  las tasas de interés de las distintas modalidades de crédito se encuentran por debajo de sus promedios históricos a excepción de las de tarjetas de crédito, pero igual impulsan el crecimiento económico.

 

“En septiembre la inflación anual que se ubicó en 2,27 por ciento, se mantuvo estable con respecto al mes anterior y lo mismo se observó con el promedio de las medidas de inflación básica. Las expectativas de inflación de los analistas a doce meses y las calculadas a partir de los títulos de deuda pública a horizontes más largos son consistentes con la meta de inflación de largo plazo”, apuntó el funcionario.

 

El cuerpo colegiado del Banco Central consideró que el crecimiento económico en 2013 puede ser igual al del año anterior, independiente de que los riesgos a la baja no son desestimables y pueden, inclusive, haber aumentado recientemente. La inflación, dice, continúa en la mitad inferior del rango meta y sus expectativas permanecen ancladas a la meta de largo plazo, es decir en tres por ciento.

 

“Hecha la evaluación del balance de riesgos, la Junta Directiva consideró apropiado mantener la actual postura expansionista de la política monetaria”, concluyó Uribe.

Previous ArticleNext Article