Egipto mantiene condena al periodista “Shawkan” y sentenció a otros 75 musulmanes a pena de muerte

El número no es 100 % oficial, pero por lo menos 75 musulmanes fueron condenados a la pena de muerte por las autoridades de El Cairo. Todo se remonta a julio de 2013 cuando en la Plaza Cairota se desató una masacre y cuyo saldo final fueron más de 900 islamistas muertos por la Policía.

En un ambiente hostil donde los simpatizantes de Mohamed Mursi, líder que fue derrocado mediante un golpe de Estado, fueron a protestar contra el gobierno militar que mandaba en aquel entonces desembocó en dicha masacre. En su afán por dispersar las protestas, murieron casi mil personas. El inicio de las protestas fue el 3 de julio de 2013.

Estas 75 personas pertenecen a un grupo de 739 acusados por los hechos en 2013, de los cuales la mayoría se encuentran detenidos, otros gozan del beneficio de libertad condicional. 4 de los 75 condenados a pena de muerte pertenecen al grupo de los Hermanos Musulmanes, quienes desde el 2013 fueron declarados como grupo terroritsta.
Otro martirio es el que vive el reportero gráfico Mahmud Abu Zeid, más conocido como “Shawkan”, quien cumple con 5 años de condena por el simple hecho de haber sacado fotografías de los desmanes ese día. Este acto le valió un premio Guillermo Cano a la libertad de prensa otorgado por la Unesco.
De momento, el gobierno de Egipto todavía no ha decretado ninguna condena para Mohamed Badia, líder del grupo Hermanos Musilmanes, que también está implicado en los hechos. No obstante, él ya debe responder por otra condena de pena de muerte relacionada con otro caso.