Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

noticias, confidencial, colombia, bogota, medellin, cali, barranquilla, el, arte, de, lo, imposible, con, alejandra borrero,

La actriz y activista Alejandra Borrero, líder de la campaña ‘Ni con el pétalo de una rosa’ y Directora de Casa Ensamble, habló con Confidencial Colombia sobre su lucha por los derechos de la mujer, su decisión de hacer visible el conflicto armado desde el arte.

Reconocida en Colombia y el exterior por su actuación en cine, teatro y televisión Alejandra Borrero, se ha destacado en la escena cultural no solo por sus celebres interpretaciones en telenovelas y series como ‘La otra mitad del sol’, El último matrimonio feliz’, ‘Mujeres asesinas’ que le han valido varios galardones, sino por su trabajo en pro de las artes y su liderazgo e iniciativa de educar y fortalecer a la mujer colombiana víctima de violencia.

 

Anuncios

La creación de la escuela de artes escénicas y musicales y galería de arte en Bogotá, llamada Casa Ensamble, le ha dado la oportunidad de ampliar la escena cultural de la capital, ser gestora y promotora de iniciativas novedosas en materia teatral y por qué no, contribuir desde el arte a la memoria del país y su reconciliación con la oscuridad por la que ha atravesado Colombia por cuenta del conflicto en todas su manifestaciones.

 

Su inquietud, preocupación  activismo por los derechos de la mujer, la ha llevado a capitanear campañas como Ni con el pétalo de una rosa para empoderar a la mujer que aún están atrapadas en la violencia de su entorno, la mayoría de las veces, en su propio hogar.

 

 

Exposiciones, obras de teatro, entre otras manifestaciones artísticas han sido creadas en torno a estos temas para “sensibilizar”, como señala Borrero y así generar conciencia.

 

Desde Casa E, la actriz Alejandra Borrero ha realizado obras sobre la violencia de género y sobre el conflicto armado de país que lleva más de 50 años. Su entereza y determinación la han llevado a hacer realidad lo que hasta hace poco se pensaba imposible: reunir a víctimas y victimarios y generar mediante el arte un proceso de sanación y reconciliación.