“Se vale soñar”, Casasbuenas

Con 22 años y recién egresada como profesional en Comunicación Social y Periodismo del Politécnico Grancolombiano, Valeria Casasbuenas logró cautivar a la India Catalina con una producción audiovisual fruto de un trabajo mancomunado entre la Institución y el periódico digital Confidencial Colombia. 

‘Desde la Calle – Calles de la Candelaria’, programa audiovisual emitido en nuestro canal de televisión online ConfidencialTV, fue galardonado en la categoría de Mejor Producción Universitaria en los premios India Catalina 2015 gracias a la elaboración de crónicas urbanas e historias de la ciudad realizadas por estudiantes-practicantes de la Sala Contacto del Politécnico Grancolombiano.

 

La historia detrás de la sorpresa y el logro de obtener un India Catalina empezando hasta ahora en el mundo laboral, nos la cuenta Casasbunas luego de una semana en la que la dualidad de sentimientos se ha apoderado de ella y en la que hasta ahora esta asimilando lo que paso en Cartagena. 

 

En 2014, cursando el último semestre de su carrera y dividiendo su tiempo entre el estudio y el trabajo, ingresó a Sala Contacto, un escenario de prácticas para los estudiantes de la facultad de Mercadeo, Comunicación y Artes de la Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano.

 

Desde allí y a través de una alianza con Confidencial Colombia, Valeria Casasbuenas empezó a ejercer su carrera y a ingresar al mundo laboral con contenidos audiovisuales para la plataforma multimedia ConfidencialTV, con un despliegue de material realizado por y para jóvenes.

 

“Calles de la candelaria fue la primer nota que presente para hacer parte de Sala Contacto y así, con productos audiovisuales, poder homologar la materia de Televisión que se me cruzaba con el trabajo y las otras materias”

 

Con una nueva mirada a uno de los sitios emblemáticos de la capital, La Candelaria, donde el porqué de los nombres de sus calles se volvió el centro de interés, Casasbuenas junto a su equipo de trabajo, emprendió la búsqueda de historiadores y expertos en el tema.

 

Sin embargo, ante las dificultades y un largo proceso para conseguir las fuentes, decidieron darle otro tinte a la nota, lo que les valió la participación, nominación y posterior galardón en los premios que reconocen lo mejor de la pantalla chica nacional. 

 

“Fui a la Academia de Historiadores Colombianos y las personas que conocían esta parte de la historia de La Candelaria no estaban disponibles. Entonces intentemos buscar fuentes que le dieran otro color a la nota. Buscando en bibliotecas y en lugares del centro, encontré que en la Plaza de Bolívar, una buena cantidad de gente de la calle (habitantes de la calle), se reúnen para ser la guía turística de extranjeros.

 

El éxito de la nota fue ese, le dimos voz a dos personas que representan una parte de nuestra ciudad y una parte de la población colombiana que normalmente no la tienen. Son tan conocedores de la capital, que finalmente fueron ellos los que hicieron la nota, en el producto no hay voz en off, no hay texto, son ellos”.

 

De ahí en adelante, para Casasbuenas los acontecimientos la tomaron por sorpresa. Luego de terminar su carrera universitaria totalmente becada, trabajar por un tiempo en Innova y graduarse en el mes de septiembre, ingresó a la multinacional neoyorquina Kroll Advisory en la que actualmente labora y donde, según manifiesta, “no tiene nada que ver con medios de comunicación, pero es otra manera de aplicar mi carrera”.

 

Para enero del presente año, del “Poli”, la llamaron para notificar la participación de la nota ,que había producido y dirigido, en los India Catalina; en febrero, para comunicarle la nominación; y en marzo, por petición de la institución, ya se estaba embarcando en un avión hacia Cartagena para asistir a la noche de premiación.

 

“A mí en enero me dijo Vanesa Plata (directora Sala Contacto) que ésta había sido una de las notas más vistas en el 2014. Obviamente eso genera satisfacción y más cuando tú en serio lo trabajaste, le invertiste tiempo. Y un mes después me dijo: -Estamos nominados con tu nota a los Premios India Catalina-. Yo me entere en el momento que ya estábamos adentro”.

 

 

La alegría cuando anunciaron a Desde la Calle como Producción Universitaria ganadora, se sintió en toda  la Plaza de la Artillería con un grito de asombro y gozo.  

 

“La esperanza de ganar no era muy grande. Cuando me entere de la nominación fue como, ya estar ahí es un gran logro. Obviamente esperaba más pero era suficiente. En el momento que empiezan a nombrar los ganadores de categorías espécieles y siguen al de producción universitaria, de hecho yo estaba con mi celular intentando evadir la situación.

 

Cuando dijeron, Desde la Calle, fue una sorpresa. La verdad no me lo esperaba porque era consciente de los otros trabajos con los que estábamos compitiendo. No se imaginan, el grito se oyó en toda la Plaza. Ahí lo único que pensé es: ¡Ojala no me vaya a caer recibiendo el premio! (risas)”.

 

Aunque Valeria Casasbuenas fue quien recibió el premio en compañía de Mariana Ferrer, docente de Comunicación y Medios Audiovisuales y quien acompaña el proceso creativo en Sala Contacto, para esta joven, que cuenta con un valor agregado en su hoja de vida, el galardón y el logro hace parte del trabajo de todo un colectivo. 

 

“Es un gran avance por términos de hoja de vida pero esto fue un premio institucional, digamos que quien ganó el premio fue el Politécnico Grancolombiano, no Valeria Casas Buenas. En el momento que gana el Poli con un producto en el que fui la productora y la directora, hay un montón de personas que también ganan: la fotógrafa, Diana Bustamante; la realizadora audiovisual, Diana Kros;  el editor, Eduardo Hernández Pérez; el sonidista, Andrés Alvarado; la asesora de proyectos Vanessa Plata. Creo que ellos también tienen todo el mérito de la vida, esto no es algo que uno hace solo.

 

Yo creo que tanto Confidencial Televisión como Sala de Contacto y como el Poli tienen productos muy bonitos para mostrar, y creo que Confidencial, y eso también lo quiero anotar, ha hecho un gran trabajo con los jóvenes que queremos entrar en este mundo de contar historias.”

 

Asimismo, el India Catalina, más que otorgarle un reconocimiento nacional, le ha servido para acrecentar su pasión por escribir, creer en ella misma, en sus sueños, y porque no, para callarle la boca a más de uno que no creía en su profesión.

 

“Más que ¡Sí, me gane un India Catalina!, sirve mucho para creer en las cosas que puedo hacer. Sí es muy importante el premio pero sirve más para decir: -Me queda una carrera y toda una vida por delante-. Creo que lo más bonito que me dejó todo esto es que se vale soñar, se vale creer en lo que uno puedo llegar a hacer.

 

Yo con esto he dejado a más de uno en mi familia callado cuando me decían: -No estudie Periodismo, estudie Derecho o estudie Administración- A mí esto me sirvió de arma, de ¡vea que sí se puede!. Eso ha sido como lo más bonito de todo este proceso y ahí es cuando digo gracias Confidencial Colombia porque están haciendo un trabajo importante, interesante y significativo con las personas que deciden estudiar cualquier carrera en esta línea; gracias Sala Contacto, gracias a Vanesa Plata y a Mariana Ferrer, que son las personas que creen en uno y lo estimulan a creer que se pueden lograr cosas grandes sin importar en qué punto o en qué momento de la vida estés.”

 

A la fecha, Valeria Casasbuenas ya ha recibido propuestas de trabajo, según cuenta, “tentadoras”. Sin embargo, por ahora quiere seguir creciendo en el lugar donde está y prefiere no atormentarse con la pregunta ¿Qué planes tiene para el futuro?   

 

“En este punto, digamos que no me incline hacia la propuesta de trabajar en medios de comunicación, porque creo que estoy en otro momento de mi vida. En Kroll estoy entrando en un negocio donde aplico mi carrera de una manera demasiado interesante, donde le puedo dar muchas alas al periodismo que quiero aplicar. En el futuro, no sé, yo hasta ahora tengo 22 años, soy una niña, estoy entrando al mundo laboral, hasta ahora estoy conociendo lo que es la vida real, entonces ahora no me preocupa tanto eso.

 

Sé que tengo un valor agregado, que es el premio, que en su momento y cuando sienta que debo hacerlo, lo explotaré y lo utilizaré. Pero ahora estoy en un momento de aprendizaje. Es decir, donde estoy, me quiero quedar un tiempo”.