Pornografía en prendas y accesorios

Los jóvenes hoy en día buscan innovar en productos e ideas para empezar en los diferentes tipos de mercados. Este es el caso de Andrés Carranza, un joven diseñador que una noche divagando, le surgió la idea de hacer para el mismo una camiseta con un estampado de una actriz porno.

Luego de impresa la prenda, Andrés comienza a ver esto como un interesante negocio y crea la marca «Slam» que se basa en imágenes pornográficas estampadas en prendas y accesorios. Más adelante Andrés crearía «Ninepointtriangle» que sería la misma idea pero con el concepto del satanismo.