WhatsApp cambia el 15 de mayo y así lo afectará la nueva política de términos y condiciones

Con información de nuestro aliado ElEconomista.es

Este sábado, 15 de mayo, entrará en vigor la nueva política de términos y condiciones de WhatsApp. Un cambio que ha traído mucha polémica, obligando a la empresa a aplazar la actualización unos días o, incluso, llevando a una pérdida de usuarios en favor de otras apps de la competencia. Integrada ya por completo en Facebook, esta última modificación irá precisamente a compartir muchos datos de los usuarios con el fin de sacar un mejor rendimiento comercial.

Anuncios

La aplicación de mensajería instantánea más famosa del mundo lleva mucho tiempo reiterando que va a introducir nuevas condiciones a sus clientes. Un cambio que verá la luz en WhatsApp este fin de semana, con un mensaje que muchos usuarios ya han aceptado días y meses atrás.

Los nuevos términos que, pese a las suposiciones iniciales, no serán de obligada aceptación ni tendrán sanciones. Al menos al principio, pues durante un tiempo indeterminado, WhatsApp dejará libertad a sus usuarios para aceptar o no las condiciones, eso sí, con un mensaje de aviso que irá apareciendo cada cierto tiempo.

Sin embargo, según pasen los meses o años, y la compañía siga detectando que hay usuarios que no han aceptado sus términos y condiciones, WhatsApp restringirá funciones de estos, pero “nunca eliminará sus cuentas” como se había pensado. Una de estas restricciones conocidas es el bloqueo a acceder a la lista de chats, aunque se podrá contestar mensajes y videollamadas.

Así son los nuevos términos y condiciones

Pero, ¿qué pide WhatsApp que se acepte? Ni más ni menos que compartir los datos e información de sus usuarios con la gran empresa a la que pertenece. Facebook quiere seguir ofreciendo una mejora comercial, que cada vez se acerque más a lo que desea el usuario y por ello se compartirán aspectos como la actividad del usuario, el diagnóstico del servicio y la información del dispositivo y su conexión.

Además, se añadirá información de con quién se contacta, se instalarán cookies para operar y proporcionar servicios comerciales y se promocionarán servicios y ofertas de toda la red de Facebook. Sin embargo, los mensajes seguirán siendo cifrados de extremo a extremo, así como en la Unión Europea esto no supondrá un cambio material aunque sí habrá que seguir aceptando.
Anuncios