Email marketing: Los 5 imprescindibles para que tu estrategia sea un éxito

El marketing por correo electrónico ha ido ganando adeptos con el paso del tiempo porque los resultados son más que evidentes y es uno de los tipos de marketing que más puede generar a corto plazo. Muchas son las empresas que lo llevan a cabo en todas sus estrategias, pero no son todas las que lo hacen del todo bien.

 

Si lo que te interesa, evidentemente, es que tu dinero esté bien invertido y generar una estrategia que llegue de la mejor forma posible a tus clientes, tienes que crear un equipo a la altura con distintos tipos de profesionales. Todos estos miembros tienen que tener una formación distinta pero un conocimiento profundo del nicho de mercado en el que quieres trabajar. Tener una formación distinta es algo fundamental porque puede aportar distintos puntos de vista sobre el mismo tema y eso es algo esencial para que la estrategia sea un éxito. Piezas diferentes que unan conocimientos para que el puzzle pueda ser formado.

Estas personas, normalmente, tienen que ser 5:

El estratega

El estratega se encarga de la parte más importante de la campaña que no es otra que responder a todas las preguntas que se planteen y asegurarse de que todo fluya de la mejor forma posible de principio a fin, teniendo en cuenta los problemas que puedan surgir durante el proceso.

Para que no se pierda nada y ver todos los posibles escenarios una buena idea es plasmar todo en un mapa mental para poder ver todo sobre un golpe de vista. Puede además ser el punto de encuentro para todas las personas que forman parte de la campaña. En él, se pueden recoger a partir de una idea principal, es decir, el objetivo principal de la campaña, todos los procesos y flujos de trabajo.

El redactor

En una campaña de marketing por correo electrónico uno de los puntos más importantes reside en el contenido y eso es algo que no puede hacer cualquiera. Un fallo muy común es pensar que cualquiera puede redactar un texto eficiente y eso no es así. Por ello hay que crear un mensaje claro y conciso con un lenguaje lo más accesible posible.

El diseño es importante también, pero lo que realmente convierte leads en clientes es el texto y la forma en la que les llegue. Hay muchos casos en los que un simple párrafo ha generado más clientes que un anuncio en la televisión o internet, y es que el poder de la palabra es mucho más fuerte de lo que creemos. ¡No lo subestimes!

El diseñador

Hay muchas páginas web, redes sociales e incluso plataformas a las que accedemos porque visualmente son atractivas, ¿verdad? Pues lo mismo pasa en el email marketing. El texto es lo más importante, sí, pero si encima lo incluyes en un diseño llamativo e interesante para el recipiente creas una estrategía que favorecerá mucho hacia el éxito de la campaña. Hay que tener en cuenta que el usuario recibe una gran cantidad de correos electrónicos al día, posiblemente de empresas con más poder de marca y ahí es donde entra el diseño para hacer que destaque en su primera impresión para que se quede leyendo el nuestro y no pase al siguiente.

El diseñador debería trabajar codo a codo con el resto del equipo para comprobar que el email se recibe bien en cualquier plataforma de correo electrónico y se puede ver de forma óptima en distintos dispositivos.

El desarrollador

La figura del desarrollador debe de trabajar junto con el estratega y el diseñador de la campaña para asegurarse de que se entiende todo y de que el correo puede ser abierto en cualquier dispositivo y en distintas bandejas de entradas. Vivimos en una era donde el correo electrónico puede consultarse desde en Gmail hasta en cualquier aplicación propia de los distintos dispositivos. Debe asegurarse que el contenido es adecuado y de que no haya peligro de que pueda ir a la bandeja de correo no deseado.

No solo debe encargarse de esto, sino de todos los detalles técnicos, es decir, que si hay videos se vean bien, si hay GIFs que se vean bien también y en definitiva todas las integraciones que hacen que nuestro correo sea especial.

El ingeniero de datos

Los ingenieros de datos juegan un papel muy importante. Se aseguran de que la campaña no tiene espacios en blancos o problemas en la segmentación. Además, tienen que trabajar en el procesamiento de grandes cantidades de datos y son los encargados de eliminar los que consideren irrelevantes y, por lo tanto, que no puedan añadir nada de valor a los destinatarios. Se encargan de hacer el mundialmente conocido A-B Testing, que no es otra cosa que testear dos tipos distintos de correo para ver cuál es el que funciona mejor y sea el protagonista de ese envío masivo.

Una vez enviado, también es el encargado, junto con una persona del equipo de analítica, de leer los resultados para ver qué ha funcionado y qué no de cara a las próximas campañas. La lectura de datos tras una campaña por email es esencial y es algo en lo que se tiene que pasar mucho tiempo porque hacer una retrospectiva es fundamental para ver cómo se puede mejorar y conocer mucho mejor a tu público objetivo.

El marketing ha cambiado mucho durante la pandemia y lo seguirá haciendo, pero el email marketing es algo que ha llegado para quedarse y no hay que quedarse atrás porque si ahora es imprescindible, en unos años lo será mucho más.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password