Tecnología y Educación

La increíble (y ambiciosa) apuesta de Uber por cambiar la movilidad en el mundo

Publicidad

¿Qué pensaría usted si se sintiera tan poderoso como de ser capaz de cambiar la vida en las ciudades? Pues ese es precisamente el reto que se ha marcado Uber, la empresa estadounidense que ya tiene presencia en más de 450 ciudades del mundo. “El objetivo de Uber es que el acceso al transporte confiable y seguro esté disponible para todos y en todas partes”, afirma Adriana Garzón, gerente de comunicaciones de UBER para la Región Andina. Una visión sorprendente de la compañía es convertirse en ordenadora de la movilidad para acabar con los trancones antes de 10 años.

Uber Pool es el futuro, en palabras de Travis Kalanick, CEO y co-fundador de la compañía, quien ve en el ‘Trayecto compartido’ la única solución a la movilidad en el futuro. “No estaba en la mente de los creadores hace 8 años, más bien fue la evolución natural y surgió naturalmente desde nuestros ingenieros, porque detectaron muchos viajes duplicados en todas las horas”, afirman desde la compañía, quienes nos informan también que en 7 meses que lleva activo Pool en Bogotá ya lo han utilizado 131.000 personas.

  

Precisamente Uber, que ha roto paradigmas en movilidad, vive reinventándose como compañía con el objetivo de hacer más amigables las ciudades. Menos contaminación y una movilidad más eficiente. Para tener una idea de las cifras de la última aplicación, únicamente en seis meses, el impacto de Pool en el mundo es el siguiente: 500 millones de ahorro kilómetros recorridos, con lo que ello conlleva de ahorro para las ciudades y el Medio Ambiente: los cálculo de la compañía dicen que el planeta en este tiempo se ahorró, 6,2 millones de galones de combustible y más de 55.000 toneladas de gases contaminantes, que no se emitieron a la atmósfera.

  

¿Cómo se usa UBER Pool?

La idea de este servicio es que a los usuarios les salga más baja la tarifa y que los choferes de Uber siempre estén ocupados, sin pausas entre un viaje y otro. Para lograrlo lo que hace la aplicación es detectar solicitudes de servicio entre la misma ruta.

 

El usuario solicita el Uber Pool desde el punto donde esté, ingresa la dirección a la que va, y el sistema detectará a otros usuarios que estén en tu camino o te incluirá al viaje de alguien más si tú estás en su camino. Hay que tener en cuenta que si se pide Uber Pool no se podrá cambiar el destino ni controlar la ruta, el chofer tiene que seguir su GPS. Además, no podrá pasar por alguien más y si a la mitad del camino cambian sus planes tendrá que bajarse de ese Uber y pedir otro.

 

 Acuerdos públicos-privados


Lejos de entender la guerra Uber contra todos, las alianzas de la compañía con entidades públicas está siendo realidad en numerosas urbes. En Boston, en los Estados Unidos, la alcaldía llegó a un acuerdo con la compañía para subsidiar viajes gratuitos a todas las personas con dificultades en movilidad física. En New Jersey también la alcaldía ha llegado a un acuerdo con Uber para pagar el transporte subsidiado en ciertos trayectos hasta las estaciones de metro o tren que luego les comunica con la gran ciudad a muchos usuarios. Es la manera de incentivar el transporte público multifuncional. La otra alternativa de la alcaldía era construir un parqueadero gigante en la estación de tren, hecho que les resultaba más costoso, por lo que decidieron pagar los transportes en Uber con tal de que las personas no saquen su carro.

Publicidad

 

 Lo que se viene a nivel mundial


Uber posee una inmensa base de información sobre el estado del tráfico en cientos de ciudades, ha decidido ceder estos datos “anonimizados” y de forma gratuita a las autoridades municipales a través de su nueva plataforma Uber Movement para mejorar los desplazamientos en las principales ciudades del planeta. 

 

La compañía obtiene en tiempo real informaciones como el estado de la circulación o los movimientos más frecuentes en determinados horarios, y con esta nueva herramienta, pretende ayudar los gobiernos locales a mejorar la planificación urbana y las decisiones sobre infraestructuras viarias. Así, Uber pondrá a disposición de los ayuntamientos, pero también de todo el que lo desee, los datos recogidos a través de 2.000 millones de viajes realizados en 450 ciudades de todo el mundo

El programa ya ha empezado a funcionar en ciudades Manila, Sidney o Washington, y en breve se extenderá a decenas de grandes metrópolis. La plataforma de momento está en versión beta y solo puede accederse por invitación, pero la empresa ha asegurado que Movement cuenta con licencia Creative Commons y pronto estará abierta para el gran público. 

 

“Uber no triunfa en el mundo por ser un taxi más elegante, eso es una idea que mucha gente tiene pero no es eso. Nuestro modelo es buscar la optimización y el transporte confiable”, declara Garzón.

 

En opinión de los expertos de movilidad de Uber, parte de esa optimización de los desplazamientos está la automatización de las rutas y de la conducción. En la actualidad la compañía hace pruebas en su sede de Pittsburgh (Pensilvania) transportes sin conducción humana. En la actualidad, el 95% de los accidentes que se producen en el mundo están ocasionados por fallas de los conductores. Con esto y con la mejora de los mapas GPS, la realidad de los carros sin conductores está cada día más cerca. En 10 años esa sería una realidad bastante extendida y sin duda uno de los puntos clave para acabar con las congestiones en las carreteras. Importantes marcas del sector como Ford o Volvo le apuestan a esta tecnología.

 

Previous ArticleNext Article