“Yo no escogí la danza, la danza me escogió a mí”

La compañía Les Grands Ballets Canadiens de Montréal se ha convertido en uno de los más importantes embajadores de la danza, con un estilo que va de lo clásico y lo contemporáneo. Detrás de este proceso está el macedonio Gradimir Pankov, director de la compañía desde hace 17 años. Este ícono de la danza llega a Bogotá como parte del VII Festival de Danza en la Ciudad, organizado por el IDARTES, el viernes 13 y sábado 14 de noviembre, a las 8:00 p.m. en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo. Entradas desde $35.000.

Gradimir Pankov ha dirigido importantes ballets de danza como la segunda compañía del Nederlands Dans Theater, el Ballet Nacional de Finlandia y el Ballet Cullberg de Estocolmo. Recuerda que ya son más de 40 años estando a la cabeza de grandes y que hace 17 años llegó como director artístico de Le Grands Ballets Canadiens de Montréal. Precisamente gracias a él, la compañía dio un giro con sus propuestas, su disciplina, y el profundo conocimiento que tiene de los artistas y diseñadores con los que trabaja.

 

Anuncios

Antes de su llegada a Colombia, Pankov habló sobre su trayectoria, la compañía y Minus One y la coreografía que presenta en el país.

 

¿Por qué escogió el ballet y la danza como carrera?

Es una pregunta muy difícil. Yo no la escogí, de hecho, la danza me escogió a mí. Cuando era joven y tenía solo 17 años, pensaba que iba a ser dentista, pero vi una presentación en mi pueblo natal, Skopie, en Macedonia, que es ex Yugoslavia; vi al American Ballet Theater, y quedé muy impresionado. Decidí aprender danza, y después me di cuenta que era un shock positivo para cambiar el rumbo de mi vida. Decidí ir a los escenarios y no ser dentista.

¿Cómo llegó a ser el Director Artístico de Les Grands Ballets Canadiens de Montréal?

Después de Ginebra, quería parar porque pensé que ya lo había hecho todo. Y de repente, estando en Europa, enseñando, recibí una llamada telefónica del Presidente de la Junta del Les Grands Ballets Canadiens, porque quería reunirse conmigo. Entonces pensé que debía ser algo bueno y fui a ver qué querían de mí. Vi la Compañía, vi a todo el personal y pensé que podía hacer algo para ellos. Y para mí fue interesante porque yo sería libre para hacer lo que quisiera, sin dirección del director de ópera. Podía estar solo con mis decisiones. Estoy feliz con esa elección. Estaba dudando si continuaba como director porque cuando tomé esta compañía tenía 61 años y creía que ya había hecho suficiente. Pero mirando hacia atrás, creo que la decisión fue correcta.

 

¿Qué cambió en Les Grands Ballets Canadiens de Montréal con tu llegada como Director Artístico?


Cuando vi la Compañía tenía un repertorio que todo el mundo tenía, entonces decidí hacer uno diferente, y quise construir un repertorio que no pudiera ser comparado con otras compañías, tener nuestras propias creaciones, sobretodo de coreógrafos conocidos y no conocidos, y que no pudiera ser comparado con el American Ballet Theater, o el Ballet de la ciudad de New York o el Ballet Nacional de Canadá. Y logramos un repertorio diferente y fuimos invitados a todas partes en Europa, Asia, Estados Unidos, el Medio Oriente; y ahora por primera vez venimos a Colombia.

 

Hablemos de Minus One, la coreografía que traen a Colombia


Minus One es una pieza muy interesante, está construida con diferentes trabajos de Ohad Naharin, y nosotros decidimos hacerlo porque él no tenía una idea especial de qué hacer y le pregunté. Cuando estuve en Ginebra por 9 años, él preparaba piezas para nosotros, y yo le dije que tomara partes de esas piezas para hacer un collage y los enlazara en nuevo trabajo coreográfico. Entonces se ve como un collage de sus trabajos, pero cada una de estas piezas habla por sí misma, luego se juntan y se convierte una sola pieza de una hora y 25 minutos sin intermedio. La pieza ha sido apreciada en todas partes, en París, Beijing, Múnich, Berlín…y espero que sea apreciada en Colombia.

 

Hablemos de la música de Minus One. ¿Tienen alguna en especial? ¿Compositores?


Diría que la música es como un collage: hay algunas bandas de rock de Israel, música de marimba, también hay algo del folclor y de la música inglesa. Creo que el compositor es de Nueva York, pero influenciado por la música latinoamericana.. Hay mucha mezcla, pero unificada con la forma jazzística de algunas de sus canciones.

 

¿Qué viene para el futuro de la Compañía?


Tenemos una creación en marzo de 2016. Y también estamos preparando en abril un viaje a Estados Unidos, Chicago, Minneapolis, y otras ciudades. Luego en la temporada 2016 vamos a Shanghái, Beijing, Corea del Sur. Y en 2017 tenemos dos semanas de presentaciones en París. Entre temporada y temporada tenemos piezas para octubre, diciembre, marzo y mayo. Hacemos cuatro producciones al año. Es bastante, pero es bueno porque tenemos mucho trabajo.