Tres razones para ver lo mejor de la danza de Brasil

Grupo Corpo de Brasil, caracterizado por su estilo único en el que combinan ballet clásico con música folclórica, regresa al Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo con ÌMÃ (imán) y Sem Mim (Sin mí), dos coreografías llenas de fuerza, dinamismo y delicadeza en las que se ven todas las facetas del Brasil: pasadas y futuras, eruditas y populares, lo urbano y lo suburbano. 

 

El Brasil como un todo, con su gran diversidad cultural, se puede ver claramente reflejado en Grupo Corpo, compañía de danza fundada en Belo Horizonte en 1975, quienes con su ballet y sello personal atraviesan fronteras.

 

Luego de su exitosa visita en 2011, la compañía regresa al Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo con ÌMÃ (imán) y Sem Mim (Sin mí), dos obras de Rodrigo Pederneiras completamente nuevas que sólo se han presentado en Estados Unidos y Canadá.

 

Tres son las razones que hacen de esta una compañía única en el escenario de la danza contemporánea. En primer lugar, Rodrigo Pederneiras, el coreógrafo del grupo: uno de los pocos que consigue combinar el ballet clásico y la danza folclórica, y luego poner en movimiento cuerpos que rebasan los límites del rigor técnico.

 

En segundo lugar, la sabiduría con la cual Paulo Pederneiras transforma la coreografía en arte dancístico. Además de dirigir la compañía, este artista estructura la escenografía y el diseño de luces de una forma tal, que los detalles del escenario resultan únicos en cada producción, introduciendo siempre nuevos detalles en las atmósferas.

 

Parte de todo esto es gracias al vestuario elaborado por Freusa Zechmeister, resultado de su habilidad para transformar ropa en movimiento. Y en tercer lugar, hay un equilibrado elenco de bailarines, cada uno de ellos una estrella en sí mismo, exquisitamente sintonizados entre sí con gran precisión.

 

 

ÌMÃ (imán) tiene como punto de partida de creación el principio de la complementariedad y la interdependencia que rige las relaciones humanas. Suave y vital, esta coreografía es un juego incesante entre la unidad y la dispersión. Según Rodrigo Pederneiras, la idea de ÌMÃ es muy simple, sólo basta con comprender cómo funciona un imán. Tiene además un juego de luces LED de siete colores, que permiten una increíble recreación escénica a la vista de todos.

 

Sem Mim (Sin mí), por su parte, gira en torno al mar de la ciudad española de Vigo, que se lleva y trae de vuelta el amante, al amigo. El ballet se mueve al ritmo de la música original compuesta por Carlos Núñez (Vigo), y José Miguel de (Brasil), y se basa en el único conjunto de piezas del repertorio secular gallego-portugués medieval.

 

Las letras de estas canciones le sirvieron a Rodrigo Pederneiras para marcar movimientos que van de la calma a la furia.

 

Para esta coreografía Paulo Pederneiras construye un set conformado por un cuadrado de aluminio y un tejido sintético hecho para proveer sombra de recortes, que se transforma durante el espectáculo para representar diferentes paisajes y elementos: mar, montañas, nubes, bote, red de pescar, amanecer.

 

 


Paulo Pederneiras – Director artístico

Grupo Corpo fue fundado por iniciativa suya en 1975, Paulo es también responsable por la iluminación de las presentaciones y, a partir de Bach [1996], también ha venido participando en la creación de las puestas en escena. La luz es allí presencia fuerte, que no sólo ilumina, sino también crea el espacio de la danza: “Pienso en el espacio de la misma manera en que pienso en la luz. Algunas veces la luz es el espacio”.

 

Rodrigo Pederneiras – Coreógrafo

Como coreógrafo de Corpo desde 1978, Rodrigo y su trabajo son conocidos y reconocidos nacional e internacionalmente. Ha realizado coreografías para compañías brasileñas como el Ballet del Teatro Municipal de Río de Janeiro, el Ballet del Teatro Guaira, el Ballet de la Ciudad de São Paulo y la Compañía de Danza de Minas Gerais.  Y fuera de Brasil ha hecho colaboraciones con la Compañía Deutsche Oper de Berlín (Alemania), Gulbenkian (Portugal), Les Ballets Jazz de Montreal (Canadá), Stadttheater St. Gallen (Suiza), y la Ópera du Rhin (Francia).

 

El lenguaje de Rodrigo es esencialmente moderno. De una manera muy personal, alberga el xaxado, la samba, el baile de salón, las celebraciones, la capoeira, todo ello con una cierta dosis de goce y humor. Si Grupo Corpo tiene un lenguaje propio hoy en día, es el de Rodrigo: tiene su inconfundible acento, el cual es comprendido por todo el mundo, ya que es nuestro cuerpo lo que él hace danzar.

 

Funciones: jueves 20, viernes 21 y sábado 22 de marzo, 8:00 p.m.

Entradas: desde $35.000