Soñar no cuesta nada, mucho menos despierto

Trece Sueños, dirigida por Laura Villegas, tiene como eje central el amor y los sueños. Estos se reflejan en un recorrido en el que los visitantes atraviesan por un viejo edificio Bogotano con 13 espacios diferentes.

Cada escena, construida en el Antiguo Teatro Popular de Bogotá ahora Teatro Odeón, revive con esta obra las “artes vivas” que reúnen al teatro con la danza y la coreografía. 

 

“Está es una mezcla de las artes plásticas con el teatro tradicional y también una novedosa forma de hacer interactuar al espectador con cada escenario. Trece Sueños está tan bien definida que sin lugar a duda es una experiencia para no olvidar”, asegura su directora.

 

Los protagonistas de cada escenario, enfrascan al público en el acto por medio de sus historias. En Trece Sueños (o sólo uno atravesado por un pájaro) los sentidos se elevan al máximo con diferentes estímulos que, sin esperar, aparecen escena tras escena.

 

Las interacciones entre los personajes y el público se dan desde el inicio de la obra. Pero en especial, la tercera puesta en escena a cargo de  Doroty, ‘la telefonista’, interpretada por María Soledad, “es la encargada de incentivar a los visitantes a recorrer el lugar, transportando a cada uno de ellos a la primera parte de la historia de la que van hacer parte. Es como soñar con los ojos abiertos”, aseguró la actriz.

 

La propuesta es una idea original de Laura Villegas, con la dramaturgia de Fabio Rubiano. La obra se estará presentando en el Teatro Odeón hasta el próximo 5 de octubre.

 

Producción, fotografía y Realización: Ximena Barrera

Salir de la versión móvil