Palabras encadenadas Una peligrosa cadena de mentiras

Quiero que te quede claro que te mataré. Es inevitable”. Con estas palabras  Ramón, un profesor de filosofía de origen español, inicia un crudo diálogo muchas veces de carácter introspectivo con Laura, una psicóloga amordazada que tiene un solo chance de salvar su vida a través de un cruel juego de palabras.

Anuncios

¿Sabes jugar a las palabras encadenadas? Es muy fácil.
Yo digo una palabra y tú debes decir la otra, que empiece con la última sílaba de la mía.
¿Qué quieres apostar? Si me ganas podrás marcharte.
Si pierdes te sacaré un ojo. ¡Venga, juguemos!

 

Ramón y Laura tienen una relación mucho más estrecha que la de un frio sicópata y su víctima, porque entre ellos existe un desorden íntimo, un juego, una venganza, una reflexión sobre la muerte que se da de manera violenta y que se esconde tras una cadena de mentiras.

 

Desde los primeros segundos de la obra, el suspenso y el miedo son los factores determinantes. La atmosfera recrea un ambiente muy cerrado donde la tensión y el ahogo también superan las expectativas de tranquilidad del espectador que encuentra pocos elementos sobre el escenario, los suficientes para representar crudeza y falta de consciencia. La propuesta artística incluye imágenes en video y fotografía que complementan las formas de la mentira con los diálogos.

 

La distribución del público tiene el objetivo de hacer entender el dinamismo en el movimiento de los personajes y de algún modo tener la visión, no de un espectador sino de un testigo que también toma partido, a veces por la victima y a veces también por el victimario. La clave para llevar el mismo ritmo de la historia es prestar mucha atención a las palabras encadenadas que revelan estados profundos de la mente de los dos protagonistas y nos dan pista sobre los sentimientos que los han llevado hasta tal punto.

 

Palabras encadenadas, es una adaptación del libro con el mismo nombre y cuyo autor es Jordi Galcerán, catalán famoso también por su libro “El método Grönholm”. Ya existen varías adaptaciones para teatro en otros países y también una interesante película de la directora española Laura Mañá. Manuel Navarro, protagonista y director, y Carolina Ramírez en el papel de Laura nos cautivan y nos llevan a experimentar diferentes emociones, nos muestran distintos aspectos de las situaciones que en cualquier momento pueden cambiar de lógica y logran poner las miradas sobre las obsesiones que sus personajes sufren gracias a la limpieza y excelente interpretación del texto.

 

Esta obra se estará presentando  en la Casa del Teatro Nacional (Carrera 20 No. 37-54 Teusaquillo) hasta el 17 de noviembre, con funciones miércoles, jueves y viernes a las 8:00 p.m. Sábado 6 p.m. y 8:00 p.m.

 

Ficha Técnica:

 

Autor: Jordi Galcerán

Dirección y Adaptación de Libreto: Manuel Navarro

Productor: Mariano Bacaleinik

Realizador audiovisual: Rafael Taibo

Asistente de dirección: Sergio Corzo

Producción musical: Iván Ocampo

 

Ramón: Manuel Navarro

Laura: Carolina Ramírez