El flamenco de Andalucía ha llegado a la capital

Con más de 15 artistas en escena, El Ballet Flamenco de Andalucía, presentó en Bogotá su más reciente producción, la cual ha marcado un hito en la historia de la compañía y que constituye uno de sus espectáculos más suntuosos e impresionantes. 

La compañía Andaluza de Danza, fue creada en 1994 y aunque hoy ha cambiado su nombre al de Ballet flamenco de Andalucía, sus ideales siguen siendo los mismos, ser un lugar en el que convergen los creadores de primer nivel, tanto de la danza como de la música.  Una propuesta sin duda alguna audaz y ambiciosa, con la que la compañía se ha posicionado a través de los años como una de las más importantes.

 

Metáfora, constituye su más reciente proyecto, con el cual marca una nueva etapa en la historia del Ballet Flamenco de Andalucía, ya que fue realizado a partir de una convocatoria pública de propuestas escénicas.

La temporada 2012, está a cargo del prestigioso director artístico Ballet Rubén Olmo, quien gracias a sus impactantes composiciones logró la visualización de la interioridad contenida de la danza flamenca en contraposición con la individualización de la misma.

 

“Realmente es la danza quien ordena la música, en la medida en que la música marca el silencio fundador donde la danza presenta el pensamiento nativo en la economía aleatoria y efervescente del nombre”, afirma Olmo.

 

Por ello, es que tras la presentación del espectáculo, realizada el pasado 5 de octubre en el emblemático Teatro Jorge Eliécer Gaitán, los asistentes aplaudieron enérgicamente o los más de 15 artistas que estuvieron en escena, entre bailarines y músicos.

 

Y dado que el teatro completó aforo, el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES) programó una segunda fecha para la presentación del espectáculo, el día 06 de octubre a las 8.30 p.m.

 

De esta manera, los capitalinos amantes de la música flamenca, podrán disfrutar de esta “Metáfora”, que guiará a los asistentes en un viaje a través de las diferentes etapas del flamenco, el cual iniciará en la escuela bolera, hasta llegar a  las coreografías contemporáneas que le ponen en relación con otros mundos y con otros géneros. 

 

Además incluirá un pequeño homenaje a grandes personalidades como Ángel Pericet, Pilar López o Antonio.

 

Este es sin duda alguna un guiño al pasado, evocado por el vestuario vintage que luce todo el elenco y la música que transporta a los espectadores hacia romances, tangos de Granada, bulerías, valses flamencos, verdiales o zambras, de una manera elegante y dinámica.