Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Azcárate sin tapujos

Reveladora, directa, sincera, una mujer “sin tapujos”. Así es Alejandra Azcárate  a la hora de hablar. La modelo, presentadora y actriz conversó en exclusiva con Confidencial Colombia sobre su vida y la nueva temporada de su stand up comedy ‘Descárate con la Azcárate’.

Como suelen ser las funciones de ‘La Azcárate’, este jueves desde las siete de la noche el Teatro La Castellana estaba a reventar. En medio de una noche no tan fría todos esperaban el inicio de la nueva temporada de ‘Descárate con la Azcárate’. Mientras tanto la artista, con ansias llegaba a los camerinos a prepararse para casi dos horas de espectáculo sin ningún intermedio.

 

Anuncios

El encuentro con Alejandra fue grato y casual pero siempre con estilo.Usaba tacones de unos 15 centímetros. Vanidosa, como siempre, cuando preguntamos si podíamos tomar unas fotos para este reportaje respondió: “No, pero es que estoy muy feíta. ¡No me haga ese mal! Mejor le enviamos unas bien bonitas”.

 

La mujer, conocida por ese humor que causa controversia, esta noche se encontraba nerviosa, ansiosa por su primera presentación en esta temporada. Nos contó que es normal que se sienta así, ya que nunca ha sido fácil seducir a un público diferente en cada función.

 

Confidencial Colombia:  ¿De dónde nace la idea de hacer una temporada más de ‘Descárate con la Azcárate’?

 

Alejandra Azcárate: Afortunadamente ya he hecho tres temporadas en Bogotá en el Teatro Nacional La Castellana. Temporadas de tres meses de miércoles a domingo, agotadas de principio a fin gracias a Dios. Y he hecho tres giras nacionales también agotadas. Entonces, yo estaba en ‘Colombia Tiene Talento’ y mi plan era descansar uno o tres meses, pero  me llamaron del Teatro Nacional  a ofrecerme esta temporada de mes y medio y acepté.

 

 

C.C.: Dentro de esta nueva temporada ¿Se le ha hecho algún cambio al espectáculo o tiene algo nuevo?

 

A.A.: Nuevo, nada. Es realmente el mismo guión de ‘Descárate con la Azcárate’, que es un monólogo de una hora y 45. Lo que es distinto es la reacción que pueda tener cierto público al mismo texto. Ninguna función sale exactamente igual a la otra. En tres años y medio ha sido una obra que se ha venido transformando sola. Hay partes que ya no existen, otras que le he agregado. Se va constantemente reestructurando, pero es el mismo hilo conductor de lo difícil que es ser mujer en las distintas etapas de la vida tocando relaciones de pareja.

 

 

C.C.: ¿Qué ha significado para usted este montaje?

 

A.A.: Yo quiero ha esta obra como un hijo, porque primero me demoré nueve meses escribiéndola. Yo la monté, la dirigí, la parí literalmente. Entonces es un proyecto donde yo me siento satisfecha de saber que pude crearlo sola empezándola literalmente desde ceros.

 

C.C.: ¿Cómo se prepara antes de entrar en escena?

 

A.A.: Yo hago ejercicios de respiración, caliento la voz y rezo. Y nervios todo el tiempo y normalmente los nervios van hasta la tercera o cuarta función. Y los nervios normalmente son a causa de que tienes en mente que no es el mismo público de siempre, es un público totalmente nuevo. Que tengo que seducir desde ceros. Además uno nunca puede estar seguro de su material, porque el público es indescifrable. 

 

C.C. ¿Qué enseñanza le dejó su participación como jurado en el programa ‘Colombia Tiene Talento?

 

A. A: Lo mejor que me ha pasado es ser jurado de este programa. He aprendido a ser aún más agradecida con lo que he recibido en el plano profesional, porque cuando uno está sentado ahí, se da cuenta que hay millones de personas anhelando y soñando tener una oportunidad. Eso ha sido inolvidable, compartir con ellos y conocer sus sueños.

 

C.C.: De ese “inolvidable” ¿Qué  ha sido lo mas significativo?

 

A.A: Cosas sencillas. El programa hace que uno valore mucho más lo que ha recibido en su carrera. Me ha traído cosas maravillosas. Inolvidable, poder convertir la diversión en trabajo.  Por que CTT es un proyecto en el que me lo pasé feliz. Me ha dejado muy buenos amigos, aparte de compañeros. En el caso de la temporada pasada, Paola Turbay. Y en éste caso, algo que realmente me ha marcado  fue el conocer a Jose Gaviria, a quien no conocía y surgió una amistad que estoy segura que va a perdurar. Eso puede ser lo mas relevante.

 

C.C.: En su obra toca en reiteradas oportunidades el tema de ‘la infidelidad entre parejas’ ¿Por qué cree que en Colombia es aceptable, o se puede considerar más común la infidelidad en un hombre que en una mujer?

 

A.A.: Creo que es un tema cultural que no sólo se presenta en Colombia sino en muchos países y especialmente en Latinoamérica, donde hay una capacidad mas fácil de entender la debilidad del hombre o la fragilidad a la hora de sentir una atracción física y no en el caso de la mujer. Pero yo creo que se presentan en las mismas condiciones en ambos géneros, es exactamente igual.

 

C.C.: ¿Cuál considera usted que es la etapa del matrimonio  más frágil para ser infiel?

 

A.A.: Yo no creo en la teoría en la que después de cierto tiempo la pareja es infiel. Además no estoy de acuerdo, porque conozco parejas de casados que han tenido problemas de infidelidad a los seis meses y conozco parejas  de 20 años de casadosen donde ninguno de los dos ha sido infiel.

 

C.C.: Entonces, ¿Por qué se vuelve normal hoy en día que varios matrimonios se vean afectados por la infidelidad?

 

A.A.: Una relación es absolutamente única. Lo que sucede en una, no necesariamente sucede en otra. Es muy difícil entrar a generalizar, porque además la infidelidad tiene millones de cuestionamientos y millones de razones de ser que no  puede generar una estadística tan a la ligera.

 

En medio de risas, la mujer que con afán se despedía para iniciar con su ritual antes del show, dejó por lo alto a su esposo Miguel Jaramillo, quien en ocho años de matrimonio “aportó el material necesario para que ‘Descárate con la Acárate’ fuera todo un éxito”, dijo ‘La Azcárate’.