Nairo tendrá que hacer un milagro en la crono para conquistar el Giro

No lo tendrá fácil mañana Nairo en la crono. En la última oportunidad de montaña que le restaba para poder ganar algo de ventaja con respecto a su rivales directos consiguió arañar una mínima ventaja. El corredor boyacense no tiene las piernas frescas de otros años y afronta la etapa decisiva sin la suficiente ventaja como para llegar tranquilo. 

 

 

Nairo se pegó al grupo de cabeza, en el que acabó imponiéndose Pinaut. Por momentos, ese conato llegó a ponerse con una mayor distancia sobre Dumoulin, pero de un momento a otro se redujo a los quince segundos con los que llegaron a meta. Los cinco, entre, los que se encontraba Nairo no se entendieron y el grupo de Dumoulin se fue acercando lentamente.

 

 

El corredor holandés exhibió la fortaleza que le ha caracterizado durante toda la ronda italiana. Se defendió de todos y llega con posibilidades para la última jornada. En esa terna de candidatos se ha colado Pinaut, vencedor de la etapa que se llevó el premio gordo de las bonificaciones y se queda tercero en la General.

 

 

Mañana se decidirá todo en la crono final de Monza de 30 kilómetros. Ahí Nairo tendrá que aguantar una ventaja escasa para una prueba en la que no destaca como una de sus virtudes. Tiene 39 segundos de ventaja sobre Nibali, 43 sobre Pinaut y 53 sobre Dumoulin. Díficl, pero no imposible aguantar la maglia rosa. 

Publicidad

Nairo Quintana recupera la maglia rosa sin atacar

Tom Dumoulin avisó durante el duro cruce de palabras que mantuvo con Nairo y Nibali, que sus dos perseguidores se cuidaran de no perder el podio en la búsqueda de la maglia rosa. Pues bien, a falta de la contrarreloj del domingo donde se definirá todo y donde parte con ventaja, el que acabó reventado en la subida al Piancavallo fue el holandés.

 

 

Nairo Quintana le descontó más de un minuto en la etapa 19 sin apenas quererlo. Se enfundó la maglia rosa en un mal día del corredor holandés. Ahora tiene 38 segundos de ventaja. Pero las piernas que ha mostrado en lo que lleva de ronda italiana hacen dudar de que pueda aguantar esa ventaja en la crono final del domingo en Monza.

 

 

En el Giro en el que más se le esperaba, Nairo aún no ha mostrado el poderío que se le demandaba. El balance favorable de hoy invita a un optimismo efímero que se podrá confirmar mañana, con la etapa de montaña, o se podrá quedar en la ilusión si no descuenta más tiempo.

 

 

Nairo no atacó, simplemente dejó correr el grupo para llegar con una ventaja que le concede momentáneamente la cabeza de la General. El que sí apretó al final fue Pinaut, candidato tapado para la crono del domingo y al Giro. Dumoulin no pudo seguir el ritmo y se quedó cortado. Sus rivales directos lo aprovecharon para recortar la diferencia.

 

 

Aunque de la forma más ilusa. Nibali y Nairo se cruzaron miradas para pasarse la iniciativa. Pero ninguno de los dos acabó siendo el verdadero agitador de la etapa. La victoria fue para Mikel Landa, que repite triunfo. El corredor del Sky fue el que más empeño puso en una jornada en la que todos se cedieron el protagonismo.

 

 

En medio de esa incredulidad, los beneficiados son Nibali y Nairo. Mañana tendrá una nueva oportunidad con la última etapa de montaña antes del ataque final en la contrarreloj.

Publicidad

Tom Dumoulin: "Tuve que cagar, no podía aguantar más"

El líder del Giro, Tom Dumoulin, fue el protagonista de la jornada por unas urgencias inesperadas que le truncaron la etapa y puede que el resto del Giro. El desafortunado momento en el que subiendo el puerto de Umbrailpass se dio cuenta de que no podía aguantar más las necesidades mayores que demandaba su estómago. Dumoulin hizo la parada inesperada y el punto lo aprovecharon sus dos rivales directos, Nibali y Nairo, para dar un golpe en la General.

 

 

Al término de la etapa, Dumoulin mostró su enfado con sus rivales, por no respetar el percance al igual que él hizo el domingo cuando Nairo se cayó. Pero lo primero es lo primero y el corredor dio su versión de por qué no tuvo otra opción que detenerse: “Necesitaba, con perdón, cagar. Iba realmente mal en el descenso del Stelvio y al subir el Umbrailpass tuve que parar. Me sentí sólo y decidí pelear, pelear, pelear”.

 

 

Dumoulin se quedó solo, sin sus compañeros de equipo por circunstancias. Tuvo que apretar y luchar para no hacer aún más grande la diferencia y perder el liderato: “La verdad es que estoy disgustado. Tengo la maglia rosa, pero sigo muy enfadado. El tema dará que hablar y el cabreo de Dumoulin no se le irá después de lo sucedido en la etapa de hoy.

Publicidad

Nairo y Nibali dan un 'apretón' al Giro por urgencias de Dumoulin

Nairo Quintana y Vincenzo Nibali se aprovecharon de una urgencia de Tom Dumoulin para pegarle un duro golpe en la General. El ataque del italiano al holandés,q que no pudo frenar el de Movistar, será muy discutido en las próximas jornadas. Pero es un hecho que la diferencia considerable que tenía el de Sunweb sobre sus dos máximos competidores, se ha reducido más de un tercio después de la jornada de hoy.

 

 

El tema dará que hablar. Tom Dumoulin, quien el pasado domingo esperó a Nairo en el descenso por una inesperada caída, tuvo un imprevisto de los que no tienen salida. Al corredor holandés le entraron las ganas de hacer sus necesidades en mitad de la etapa, cosa natural que no tenía como parar. Se echó a un lado en la cuneta y se paró para atender sus urgencias mayores.

 

 

El hecho, que puede parecer de lo más cómico, no lo fue para Dumoulin. Mientras daba rienda suelta a la efervescencia de su estómago, sus rivales lo aprovecharon para pegar un ataque demoledor de cara a la clasificación. Injusto, muchos dirán, pero al fin y al cabo legítimo, que es lo que cuenta. 

 

 

El irrespetuoso fue sobre todo del lado de Nibali. El italiano vio la oportunidad idónea para pegar un zarpazo en la General y mandó a sus compañeros de equipo tocar el zafarrancho. Nairo, que no quería tirar para devolverle el caballeroso gesto del domingo a Dumoulin, tuvo que apretar el ritmo para no dejar escapar al ‘Tiburón’. En esa lucha se coló también Mikel Landa, escapado en solitario desde bastante antes.

 

 

La vanguardia dio el hachazo con respecto al grupo de Dumoulin, rezagado después del imprevisto. Nibali comenzó con su ataque serio en el descenso del Stelvio para llevarse la etapa y solo Landa le aguantó el ritmo. Nairo se quedó un poco retrasado, aunque seguía mirándolos de cerca. A una distancia suficiente para perder 12 segundos en la llegada a meta. 

 

 

La recta final se la llevó Nibali, auténtico protagonista de la jornada. Para algunos de forma infausta por su ataque en el preciso momento en el que a Dumoulin le vino un apretón imparable. Nairo también tuvo una jornada dorada. Recorta más de 2 minutos y se queda segundo a tan solo 31 segundos del líder. Por detrás, ya acecha Nibali, con 1′ 12” de diferencia con la cabeza.

Publicidad

Duras palabras del gregario de Nibali sobre Nairo Quintana

Giovanni Visconti, excompañero de Nairo en el Movistar, hizo una dura crítica sobre Nairo Quintana en unas declaraciones que recogió el Corriere della Sera. El corredor italiano, que  ahora milita en el Bah-rain Mérida al lado del rival directo de Nairo en el Giro (Vincenzo Nibali), se refirió a varios episodios pasados que según él sucedieron cuando era gregario del pedalista colombiano.

 

 

Visconti definió a Nairo como una persona muy poco sociable, aclarando que no tenía amigos en el equipo: “Quiere demostrar que es un campeón en la bicicleta y fuera de ella. No habla con ninguno, lo hace por su cuenta. No se decía por parte del equipo si tenía 2 grados de fiebre. No tiene amigos”.

 

 

Para Visconti, Nairo solo obedece órdenes de una persona en el equipo, el mandamás Eusebio Unzué. Concretamente da detalles sobre un momento durante la Vuelta a España 2014 en el que el resto del equipo le expresó su malestar a Nairo: “Todo el equipo se enfadó con él por su comportamiento y tuve el coraje de decírselo a la cara. En la cena pidió disculpas y desde entonces cambió un poco”.

 

 

En el equipo Movistar no se han quedado callados para defender a su jefe de filas y le mandaron un recado a Visconti. “Si ha dicho eso, es que tiene la memoria corta y habría que preguntarle qué equipo le devolvió a la primera línea del ciclismo internacional”. Al parecer, Nairo no se expresará sobre el asunto, su objetivo es centrarse en la carrera donde marcha segundo a poco más de dos minutos del líder Dumoulin.

Publicidad

Nairo arrasa en las apuestas, ultrafavorito en 100º Giro

Nairo Quintana está a un día de comenzar la primera prueba grande de las dos que afrontará este año. El de su coronación. El que debe servir para llevarlo al estrellato del ciclismo. El año en el que opta a ganar el Giro y el Tour. El primero ya lo tiene, el segundo es el que persigue.

 

 

Mañana Nairo inicia el Giro. No cualquiera. El de este año tendrá un añadido especial. Se trata de la 100ª edición del Giro de Italia. Y los organizadores han decidido conmemorarlo con una de las pruebas más exigentes que se recuerdan. Un Giro duro en la montaña y exigente en la contrarreloj, que sacará campeón al ciclista más completo del pelotón.

 

 

En ese panel de favoritos hay uno que figura con nombre y letras, y es colombiano. Nairo Quintana. El escalador por excelencia de la era moderna. El escarabajo de Cómbita afronta la primera del año como la superestrella del circuito. Solo un Tiburón aparece en las aguas con los dientes afilados como para poder hincarle el diente a Nairo, Vincenzo Nibali. El italiano tiene además aliciente de competir en casa, y se dejará la piel sobre el asfalto del país transalpino para llevarse la victoria en el 100º aniversario.

 

 

Lea aquí toda la información sobre la prueba en Garibaldi, la guía más completa del Giro de Italia




“Estamos en el país de Nibali y esta carrera siempre se le ha dado bien, seguramente estará muy fuerte”, dijo hoy Nairo en la previa de la ronda italiana sobre el corredor italiano, vencedor de la prueba en 2013. El pedalista de Movistar sabe donde tendrá la primera prueba de toque. En las laderas del Etna, el próximo martes, primera decisiva del Giro: “No creo que sea decisiva, pero la etapa del Etna es importante porque puede darme información de mi forma e indicaciones sobre aquellos que podrían luchar por la clasificación general en la semana final”.

 

 

Nairo llega preparado, “en buenas condiciones” confirmadas en una pretemporada en la que ha mostrado los dientes a sus adversarios. Con la ilusión intacta para lograr el reto que no ha logrado nadie desde 1998. “Para lograr el doblete lo primero es ganar el Giro, veremos al final si todo sale o no”, confesó.

 

 

Las casas de apuestas no dudan ni lo más mínimo al señalarle como claro vencedor de la edición 100 del Giro de Italia. Su victoria se paga en torno a 1.90, mientras que el su rival más directo se tiene una clara con desventaja pagándose a 6 por euro apostado. Muy lejos quedan el holandés Steven Kruijswijk, a 9, y el británico Geraint Thomas, con 13.

 

 

Esas mismas casas de apuestas sitúan a Gaviria como ganador de la primera etapa. El ‘Misil’ como es conocido es favorito para alzarse con la maglia rosa en la primera semana con varios finales al sprint. Nairo y el no serán los únicos colombianos presentes en el Giro. También estarán Winner Anacona, al lado de Quintana en el Movistar, Daniel Martínez y Sebastián Henao.

Publicidad