Fiscalía acusará a dos miembros de la fuerza pública por masacre de Tumaco

En los próximos días la Fiscalía General de la Nación le imputará cargos al comandante del ‘Núcleo Delta’ de la Policía Nacional, capitán Javier Enrique Soto, y al comandante del Pelotón Dinamarca I del Ejército Nacional, Jorge Niño, por la muerte de los siete campesinos en Tumaco, ocurrida el pasado mes de octubre.

 

La Vicefiscal General de la Nación, María Paulina Riveros, anunció este viernes que los oficiales de la Policía y del Ejército serán imputados por los delitos de homicidio agravado y homicidio agravado tentado.

 

“Tras la investigación realizada y la recopilación de material probatorio, el grupo de fiscales “encontró mérito” para solicitar la audiencia de formulación de imputación de cargos a los dos oficiales”, señaló la número dos del ente acusador.

 

A los indiciados se les imputarán los delitos en calidad de autores, por posición de garantes”, agregó.

 

Tras conocerse la decisión judicial, el Ministerio de Defensa se pronunció sobre el hecho a través de Twitter asegurando que, “como siempre”, acatan todas las decisiones de la justicia.

Capturado el principal narcotraficante de Tumaco, alias ‘Don ti’

En la vereda La Variante, corregimiento de Llorente, jurisdicción del municipio de Tumaco (Nariño), la Policía Nacional, capturó en las últimas horas al principal capo del narcotráfico en esa zona del país, el extraditable Tito Aldemar Ruano Yandun, conocido como ‘Don Ti’.

 

En desarrollo de la ‘Operación Cazador’, efectivos de la Dirección de Inteligencia Policial (DIPOL) y de la Dirección de Investigación Criminal e interpol (DIJIN) ubicaron a este cabecilla que intentó colarse en los listados de los integrantes de las Farc que se acogieron al proceso de paz.

 

En la actualidad, el detenido se encontraba realizando alianzas con la banda del crimen organizado residual ‘La Gente del Orden’, encabezada por Víctor David Segura Palacios, ‘David’, objetivo de alto valor por cuyo paradero el Gobierno Nacional ofrece una recompensa de 150 millones de pesos.

 

Según la investigación, el delincuente enviaba hasta siete toneladas de cocaína mensuales hacia Centroamérica y Estados Unidos, en alianza con los carteles mexicano de  Sinaloa, al mando de Ismael Zambala García, ‘El Mayo’, y de Jalisco Nueva Generación, dirigido por Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’.  

 

Para transportar el alcaloide, que alcanzaba hasta los 1.800 kilos en cada viaje, el capo utilizaba una flotilla de lanchas rápidas y barcos pesqueros que se movilizaban por rutas vía Ecuador, Guatemala y México.

 

De acuerdo con los registros judiciales, el detenido tiene orden de captura por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, y es solicitado con orden de extradición por el delito de narcotráfico por el gobierno de los Estados Unidos.

 

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

En Tumaco asesinaron al líder social número 50 desde que se firmó la Paz

José Jair Cortés Godoy, líde social asesinado – Foto: Cortesía 


La paz estable y duradera que pactaron el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc todavía no llega a Tumaco, donde este martes fue asesinado el líder comunitario José Jair Cortés Godoy, quien hacía  arte de la Junta de Gobierno del Consejo Comunitario del Alto Mira y Frontera.

 

Cortés contaba con protección de la UNP y su muerte estaba cantada, a tal punto que la Defensoría del Pueblo había solicitado que se le brindarán todas las medidas de seguridad. Pero ni el llamado de la Defensoría evitó que el hombre fuera ultimado a zona conocida como San Juan y Restrepo.

 

El crimen de este líder social vuelve a poner en evidencia la grave problemática que vive Tumaco, donde hace apenas unos días fueron asesinados 6 campesinos en hechos confusos donde no se descarta la responsabilidad de la fuerza pública.

 

La muerte de José Jair Cortés Godoy ha sido repudiada por muchos sectores.

 

 

La gobernación de Nariño rechazó pidió a las autoridades correspondientes que de manera urgente se proceda a investigar lo ocurrido.

 

“Nos afecta profundamente esta muerte, justamente días después de habernos reunido en Tumaco con él y los demás miembros de esta Junta de Gobierno correspondiente al territorio donde recientemente se presentaron los dolorosos hechos que dejaron 6 campesinos y decenas de heridos y que aún son materia de investigación”, manifestó Camilo Romero, gobernador de Nariño.

 
 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Tumaco, tierra de nadie

El jueves 5 de octubre al menos 6 campesinos fueron asesinados y 20 más resultaron heridos en manifestaciones contra la erradicación de cultivos de coca en el municipio de Tumaco, Nariño. El domingo, la Defensoría del Pueblo emitió un comunicado confirmando que los autores de estos hechos no serían miembros de grupos armados ilegales ni de BACRIM sino miembros de la Policía Antinarcóticos. En la tarde del domingo, una Comisión de Verificación de los hechos ocurridos, convocada por la Vicepresidencia de la República y conformada por al menos 15 personas entre periodistas, miembros del Gobierno Nacional, Mapp-OEA, ONU, organizaciones defensoras de derechos humanos y periodistas, ingresaron a la zona para poder realizar una veeduría de lo ocurrido. Durante la visita fueron recibidos por la misma Policía Antinarcóticos que el pasado jueves se vio involucrada en los hechos contra la población civil. La policía Antinarcóticos los recibió con disparos al aire y balas aturdidoras, impidiéndoles realizar la verificación en la zona y obligándolos a salir del lugar.

 

Estos hechos son evidencia de la pobre implementación de los acuerdos de Paz en lo que tiene que ver con la sustitución de cultivos ilícitos. Aunque quieren realizar la erradicación de los cultivos, no están cumpliendo con la sustitución de los mismos por otro tipo de cultivos y los campesinos que venían viviendo de los cultivos de coca han denunciado que la erradicación sin sustitución ha generado la falta de fuentes de empleo y el aumento de la pobreza.

 

Es importante llamar la atención al Gobierno Nacional con respecto a que en el centro de la implementación de los acuerdos debe estar siempre la población civil. Poner a la población civil y a las víctimas como base del discurso de los acuerdos es muy importante pero esto no se puede quedar en un elemento discursivo. Los campesinos, afros e indígenas de la zona vienen denunciando que la sustitución de cultivos no se está cumpliendo.

 

A esto se le suma el uso desmedido de la Fuerza por parte de los miembros de la Policía Antinarcóticos que aunque tienen la labor de cumplir con la erradicación por ser miembros de las Fuerzas Armadas tienen la obligación de proteger a la población Civil. Mientras que los miembros del Ejército Nacional ayudaban con la evacuación de heridos y muertos la Policía Antinarcóticos actuaba como una disidencia de un grupo armado y evidencia de esto son los videos publicados por diferentes medios de comunicación ayer en la tarde donde se ven los miembros de la comisión de Verificación debidamente identificados con chalecos e insignias propias de las entidades que representaban y se escucha a los miembros de Antinarcóticos diciéndoles que se “abran” y amedrentándoles con disparos al aire y balas de aturdimiento.

 

Es necesaria una intervención inmediata de la Fiscalía Nacional para esclarecer lo ocurrido y tomar las medidas necesarias para que estos hechos no queden impunes. El llamado es a que el fiscal Néstor Humberto Martínez tome las riendas de la investigación con celeridad y se capture a los responsables de estos hechos a la mayor brevedad.

 

En un país donde se está trabajando por construir la paz no tiene presentación que los victimarios sean miembros de la Fuerza Pública y los colombianos exigimos justicia, verdad, reparación y garantías de no repetición para las víctimas de estos hechos.

 

Presidente Santos, lograr la firma de la Paz con las FARC ha sido uno de los logros más importantes de cualquier gobierno en las últimas décadas, sin embargo el éxito está en que la implementación se haga de manera adecuada. La lucha contra la pobreza y la inequidad deben ser su prioridad y la erradicación no se puede dar sin sustitución.  

 

¿Qué está pasando con la Policía Antinarcóticos en Tumaco?, ¿por qué actúan contra la población civil de esta forma?, ¿dónde están el Ministro del Interior y de Justicia y el Ministro de Defensa? ¿Será que la inadecuada implementación de los acuerdos está colaborando con una nueva configuración del conflicto en Colombia?

 

Los hechos en Tumaco, aunque son los más relevantes por la gravedad de lo ocurrido no son los únicos que se han presentado esta semana en el país. El enfrentamiento de la comunidad indígena de Coconuco en Puracé, Cauca que dejó como resultado un muerto y tres heridos, el asesinato de 2 mujeres y 3 hombres en Caucasia, Antioquia entre muchos otros hechos que han ocurrido es un llamado a que no se olvide que en Colombia la violencia y el conflicto son estructurales y se deben a la inequidad social. El asesinato sistemático a líderes y defensores de derechos humanos a lo largo y ancho de todo el país que ya deja un saldo de por lo menos 49 muertos desde la firma de los acuerdos de paz es un reflejo de esto y es un reto de este gobierno y los venideros nunca perder el norte que es proteger a los que históricamente no han tenido Estado y no atacarlos.

 

No podemos decaer en la lucha por proteger a los más necesitados y es necesario que un acuerdo de paz tan bien logrado se implemente de manera adecuada para que se puedan tener garantías reales de no repetición. 

 

Twitter: @Diana_Noguera

  

No hay nada de nada en la zona veredal: comandante guerrillero

 

Este lunes continúa el traslado de cientos de guerrilleros a las zonas veredales, desde temprano las Farc adelantan campaña en las redes para demostrar que están cumpliendo con el compromiso de llegar a dichos puntos; sin embargo, denuncian incumplimientos en la adecuación de las zonas ubicadas en Mesetas (Meta),  Tumaco (Nariño) e Icononzo (Tolima). Entre tanto desde el Gobierno insisten que en las próximas horas todos los guerrilleros estarán concentrados en las zonas acordadas para iniciar el proceso de dejación de armas.

Leer más

Denuncian grave situación de derechos humanos en Tumaco

Muchas personas afirman que un nuevo grupo armado ha llegado a Tumaco, generando enfrentamientos con los grupos que ya estaban en los barrios. Al parecer la presencia más fuerte de estos nuevos grupos armados está entre la zona del Ceibito hasta Agua Clara.

Leer más