Chile busca su última oportunidad para clasificar a Rusia 2018

Las selecciones de Chile y Ecuador iniciaron este lunes en Santiago sus prácticas de cara al trascendental juego por las eliminatorias que disputarán el jueves, que definirá si siguen o no en la pelea por un cupo al Mundial de Rusia-2018.

 

Los ecuatorianos realizaron su primera práctica en el estadio de Unión Española de la capital chilena, conscientes de las pocas posibilidades que tiene con el fin de acceder a un ticket para la cita mundialista. Con 20 puntos en la octava posición, los tricolores deben ganar a un urgido Chile y luego a la necesitada Argentina de Lionel Messi.

 

“Realmente tenemos estos dos partidos, ahora unas finales para nosotros. Contra Chile ahora de visitante va a ser un partido muy difícil”, dijo el lateral Cristian Ramírez (Krasnodar/Rusia).

 

Con un nuevo técnico, el argentino Jorge Célico que reemplazó a Gustavo Quinteros (argentino nacionalizado boliviano) y un plantel renovado con apenas ocho jugadores que juegan en el extranjero, Ecuador busca en la nueva sangre la motivación para alcanzar las proezas.

 

“Hay pocas opciones, pero nada está dicho, el profe sabe los jugadores que trajo y va a buscar la manera de golpear a Chile“, sostuvo, por su parte, Hamilton Piedra (Deportivo Cuenca).

 

Con el delantero Antonio Valencia (Manchester United/Inglaterra) como figura sobresaliente, los ecuatorianos sostendrán dos entrenamientos más antes del crucial encuentro del jueves.

 

Por su parte, Chile trabajo en su complejo de Juan Pinto Durán con trabajos livianos y sin dar declaraciones, en medio de una crisis que puede significar el fin de una era fantástica de la generación dorada del fútbol chileno.

 

Tras haber perdido con Paraguay y Bolivia, el no ganar a Ecuador significaría hipotecar sus opciones para alcanzar el pasaje al Mundial, tomando en cuenta que finalizará su participación en las clasificatorias ante Brasil de visita.

 

Chile clasificó para las dos últimas dos copas mundiales y es bicampeón de América, pero esos logros son historia y el equipo de Alexis Sánchez y Arturo Vidal enfrenta su mayor prueba: llevar a la Roja a su tercer mundial consecutivo.

 

Con Marcelo Díaz (Pumas/México) fuera de la convocatoria, lo cual provocó un terremoto al interior del equipo, y con Charles Aránguiz (Bayern Leverkusen/Alemania) prácticamente descartado por lesión, el técnico Juan Antonio Pizzi deberá echar mano al resto del equipo para armar un mediocampo que dé solvencia al equipo.

 

El partido entre Chile y Ecuador se disputará el jueves en el estadio Monumental de Santiago desde las 19:30 hora local locales.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

La seguridad en los estadios, un mal que se extiende en Sudamérica

La falta de seguridad que aconteció en el partido entre Peñarol y Palmeiras evidenció un problema logístico que se ha convertido en un tumor general en las ligas sudamericanas. ¿Deben encargarse de esta seguridad de los estadios los equipos o deben estar al mando las autoridades locales? En este debate se están moviendo los campeonatos sudamericanos. La entrada en vigor de nuevas normas ha provocado que sean los clubes los que tengan que ocuparse de la vigilancia en los encuentros, pero la realidad ha demostrado que estos no dan a basto.

 

 

Volvió a ocurrir en la polémica pelea entre jugadores de Peñarol y Palmeiras en la que acabaron involucradas ambas aficiones. El conjunto brasileño explicó en voz de su director deportivo, Alexandre Mattos, que la seguridad de sus jugadores solo fue llevada a cabo por 20 guardaespaldas que llevaron para acompañar al equipo en la cita. “Esto acaba con nuestro fútbol”, dijo Mattos tras acontecer los hechos.

 

 

Uno de los países donde esta polémica ha sido el centro de atención es Colombia. El nuevo Decreto de Policía señalaba que los clubes debían hacerse cargo de la seguridad en los estadios. La Dimayor rápidamente respondió en el nombre de estos asegurando que serían capaces de suspender el campeonato si no se cambiaba esta medida. 

 

 

De seguir adelante el decreto obligaba a los clubes a un sobrecosto que no sería viable desde el lado financiero. La Corte apoyó a los equipos con su decisión de tumbar este artículo del Código. Pero la polémica no se queda en Colombia sino que es un mal general en Sudamérica.

 

 

En el caso de Uruguay, donde sucedió la polémica, el Ministerio de Interior se opone a la presencia de policía en las gradas, salvo en casos especiales. El organismo insta a los clubes a contratar su propia seguridad privada, aunque como se comprobó en el juego contra Palmeiras, estas no disponen de las medidas de disuasión necesarias.

 

 

En el Brasil, como la mayoría de clubes son dueños de los propios estadios, tienen la posibilidad de contratar a la Policía para que se encarguen de las zonas exteriores. Dentro de los estadios, la responsabilidad es de los organizadores, quienes prefieren acudir a cuerpos privados que no terminan de  no terminan de dar tranquilidad a los aficionados que no son barristas.

 

 

En Venezuela inventaron desde 2016 un sistema híbrido. Por cada cinco mil asistentes, los clubes deben asegurar la presencia de 25 uniformados, mientras que por cada 500 adicionales, debe unirse un miembro de la Guardia Nacional Bolivariana. Los agentes privados sin armas de fuego, están presentes en las tribunas y vestuarios.  

 

 

El aumento considerable de hechos violentos ha llevado que en Argentina, el gobierno haya intensificado los controles de acceso a los estadios. Es obligatorio llevar un documento de identidad y los menores de 16 años solo pueden acudir acompañados por un adulto. Para controlar a las barras, han elaborado una lista con los hinchas más peligroso y con antecedentes.

 

 

Todos estos ejemplos contrastan con el caso de Paraguay. La Policía dispone de un departamento específico para eventos deportivos, que se encarga de la organización en la previa, durante, y fase posterior al encuentro. Además en la grada se encuentra personal antidisturbios y en caso de un problema mayor la Policía puede entrar al estadio, tribunas e incluso cancha. La Policía es un ejemplo de como debe tratarse esta situación, hablando antes con los barras bravas par controlar su traslado, acceso al estadio y salida.

Federer alista su gira sudamericana

El suizo volvió a mostrar su entusiasmo por la que será su primera visita a Sudamérica en diciembre, que tendrá escalas en Brasil, Argentina y Colombia. 

Leer más