“Producir para los gringos es el sueño de los que hacemos este trabajo”: Germán León

Después de más de dos décadas de desempeño en la ingeniería de sonido y el diseño sonoro en televisión y en diversas películas, Germán Daniel León asegura acercarse al sueño de su profesión. Con la realización de sonido y créditos de la película “Blue Family”, su trabajo es reconocido en el Festival de Cannes 2014. 

En charla para Confidencial Colombia, León, quien además es docente del Politécnico Grancolombiano, habló sobre la experiencia de trabajar para el mercado norteamericano. 


Confidencial Colombia: ¿De dónde nace la idea de realizar Blue Family?

 

German León: Un amigo mío se fue a trabajar a Estados Unidos y tras ver la noticia de aquel hombre que tenía tres mujeres encerradas en el sótano, hizo un guion basado en la situación. Claro que no cuenta esa historia propiamente, se inventó una cosa diferente basada en la psicología del personaje.

 

C.C.: ¿Cómo llega usted al proyecto?

 

G.L.: Blue Family es una película que para ser gringa se realizó con un presupuesto muy bajo, fueron más o menos  100.000 dólares; entonces muchos entraron en colaboración, cuando terminaron de filmarla, Guillermo Iván, el director que es amigo mío, me llamó para que le hiciera la mezcla de sonido y extrañamente me propuso también ser socio…  me arriesgué.

 

C.C.: La película está catalogada en el género de Horror ¿Ya había trabajado en una película del mismo estilo?

 

G.L.: Bueno, más que terror es un thriller. Es poco agresiva y más psicológica. El año pasado trabajé en una netamente de terror que es Secretos y ahora estoy con Tony Merlano en Falso documental.

 

C.C.: ¿Qué fue lo más difícil y lo más agradable de la realización de la película?

 

G.L.: Aunque ya había trabajado en muchísimas películas con Guillermo y sé bien lo que le gusta, lograr materializar en sonido lo que tiene en mente es súper complicado. Y lo más simpático, indiscutiblemente, es que siendo una película totalmente gringa, todo el sonido y la postproducción son colombianos. Mi empresa también les hizo la creación de créditos.

 

C.C.: La película actualmente está siendo ofertada en Cannes ¿cuál es su sentimiento?

 

G.L.: ¡Emoción! Realmente que esté en Cannes no es que esté en la selección oficial; el Festival tiene varias cosas adicionales y se encuentra en una parte de ventas en la que se oferta para que otros países la compren. Pero que  Shortline,  que es la empresa que la compró, decida llevarla y hacer todo un screening, es realmente gratificante.

 

C.C.: Lo mejor de la película…

 

G.L.: Uno nunca sabe qué va a pasar con una película, pero indiscutiblemente realizar y producir para los gringos es entrar en ligas mayores, digamos que es el sueño de los que hacemos este trabajo.

 

C.C.: ¿Qué piensa del cine colombiano?

 

G.L.: ¡Lo quiero montones! Pero hay personajes nefastos que no dejan que la cosa avance. Y los colombianos tenemos un defecto cultural muy grande, destrozamos lo que es de nosotros o hecho por nosotros.

 

C.C.: ¿Por qué ingeniería de sonido?

 

G.L.: Nací para esto. A los nueve años tenía el mejor equipo del barrio y hacíamos fiestas, yo ponía la música y mis amigos las chicas.

 

C.C.: ¿Por qué decide mezclar la docencia con su profesión?

 

G.L.: Amo enseñar y me mantengo actualizado y joven.

 

León asegura que el éxito de su oficio esta en el gusto y la necesidad de mantenerse actualizado en cuestiones de tecnología; las películas que más lo han marcado por el largo y arduo trabajo que acarrearon fueron Bola de trapo  y La milagrosa. Ahora se encuentra a la expectativa de lo que pueda suceder después de la exhibición de Blue Family en uno de los festivales de cine más importantes en el mundo.