Incendio en el techo de la Torre Trump dejó un herido grave

Un incendio en el techo de la Trump Tower, la lujosa torre de la Quinta Avenida de Nueva York donde el presidente estadounidense Donald Trump tiene su casa, dejó un herido grave, informaron el lunes los bomberos.

El presidente y su esposa no estaban en su residencia particular en el momento del incendio, sino en la Casa Blanca.

 

El fuego comenzó en el sistema de ventilación y calefacción del edificio poco antes de las 07:00 local (12:00 GMT) y fue controlado cerca de una hora y media después por 84 bomberos enviados al lugar, dijo a la AFP un portavoz de los bomberos, Ken Reilly.

 

Dos personas fueron atendidas en el lugar, y un tercero fue hospitalizado en estado de gravedad “potencialmente con riesgo de vida”, precisó.

 

Hubo un pequeño fuego eléctrico en una torre de enfriamiento en el techo de la Trump Tower. Los bomberos de Nueva York llegaron en minutos e hicieron un trabajo increíble”, tuiteó Eric Trump, hijo del presidente y que como vicepresidente de la Trump Organization tiene su despacho en el edificio.

 

Imágenes divulgadas por medios locales mostraron una gran columna de humo saliendo del techo del icónico edificio.

 

Atropello masivo en Nueva York empaña la noche de Halloween

Por lo menos 8 personas muertas y 15 heridas deja un atropello masivo que ocurrió en la ciudad de Nueva York horas antes de que los niños celebraran la noche de Halloween.

 

En el sur de Manhattan el miedo se ha apoderado de los habitantes. Cerca de Zona Cero, una furgoneta arrolló a más de 20 personas que se movilizaban principalmente por el carril exclusivo para bicicletas.

 

Las autoridades no han dado grandes detalles del suceso, pero lo que sí dan por hecho es que se trata de un ataque terrorista. Varios testigos aseguraron que el conductor gritó “Allahu Akbar (‘Dios es grande’, para los musulmanes)”, y la identidad del implicado sigue incógnita.

 

Los policías dispararon contra el conductor  y está siendo tratado en un hospital de la ciudad.

 

 

“Este acto pretendió romper nuestro espíritu, pero somos más fuertes”, dijo Bill de Blasio, alcalde de Nueva York tras el atentado. 

 

Por su parte, Donald Trump reaccionó por medio de su cuenta de Twitter. “En la ciudad de Nueva York, parece otro ataque por una persona muy enferma y trastornada”, dijo y arremetió contra ISIS, aunque ellos no se han adjudicado el atentado: “No debemos permitir que ISIS vuelva a entrar en nuestro país después de vencerlos en el Medio Oriente y otros lugares”, añadió.