Nación realiza exitosa colocación de $1 billón en títulos TES

Como parte de su programa de colocaciones de deuda pública interna, la Nación dio inicio hoy a las subastas de Títulos de Tesorería UVR de Largo Plazo.

 

De acuerdo con la estrategia de endeudamiento de la Nación, este instrumento permitirá que los inversionistas institucionales como fondos de pensiones y aseguradoras cuenten con un instrumento de largo plazo acorde con su perfil de obligaciones. Del mismo modo, este instrumento permite a la Nación mejorar su perfil de deuda al extender sus vencimientos en el largo plazo, disminuyendo a su vez los riesgos de refinanciamiento.

 

La tasa de corte de la subasta fue 3.774% y se recibieron órdenes por 2.3 veces el monto máximo ofrecido, lo cual refleja el apetito de los inversionistas y la confianza en adquirir deuda de largo plazo de la Nación.

 

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, destacó la confianza de los inversionistas en el mercado colombiano, dada la demanda por $2,3 billones recibida tras esta exitosa colocación.

 

“La emisión de este bono contribuye a la profundización del mercado de capitales colombiano y permite mejorar el perfil de deuda de la Nación”, resaltó el titular de la cartera.

 

Este bono da mayor seguridad y estabilidad a los inversionistas de largo plazo, como los fondos de pensiones o las aseguradoras, pues pueden invertir con un riesgo muy bajo reducir el de reinversión.

 

Esto quiere decir que, por ejemplo, un fondo de pensiones tiene una deuda con alguien que va a pensionarse en 30 años, puede invertir ese capital en el bono sin necesidad de reinvertir, capturando una tasa efectiva de poco riesgo, con la cual puede pagar la deuda con el futuro pensionado y asegurar los intereses de la deuda.

 

Además, se mejoran los indicadores del perfil de deuda de la nación, pues habrá más plazo para pagar dicha deuda.

 

Adicional a eso, se profundiza el mercado de capitales, pues se incrementan los instrumentos y los plazos disponibles para los inversionistas.

Publicidad

Turismo está lejos de ser salvación de la economía colombiana

En medio del precario crecimiento de la economía de Colombia, el auge del turismo no es suficiente para que esa actividad contribuya a un mejor desempeño del PIB.

 

De acuerdo con un análisis de ANIF, en términos económicos, el 2017 fue un año difícil para el país.

 

“Todo parece indicar que su crecimiento se habría ubicado en la parte baja del rango 1.6%-1.8% que hemos venido pronosticando”, señala el informe.

 

A nivel sectorial, el desempeño de la industria (-1.2%) y de la construcción (-0.5%) fueron decepcionantes a lo largo del 2017.

 

Tal vez por esta razón la opinión pública ha volcado sus esperanzas sobre el sector turismo, el cual cuenta con buena prognosis para esta etapa del llamado pos-conflicto.

 

Sin embargo, tanto por la precariedad de la dotación de su infraestructura como por su bajo volumen, el sector del turismo está lejos de poderse convertir en una de las tablas salvadoras de la economía colombiana.

 

En particular, la infraestructura de transporte enfrenta grandes retos, a saber: i) mejorar la infraestructura vial del país y articularla con los demás medios de transporte; ii) fomentar la competencia en el segmento de transporte aéreo, lo cual debería traducirse en menores tarifas aéreas; y iii) continuar ampliando la capacidad y modernización aeroportuaria.

Publicidad