Aquí todo se sabe, porque ¿todo se puede?

En Colombia a diferencia de otros países cercanos, casi todo lo malo que pasa, se sabe. Como ejemplos: sabemos pronto sobre las masacres y sus diversos autores; también sobre los horrendos falsos positivos; sobre la compra o trasteo de votos en época electoral; sobre los estragos de la corrupción llevados a ámbitos inimaginables y a transgresiones de límites nunca supuestos.

Leer más

Publicidad

¿Hay o no hay presencia de armados ilegales en Bogotá?

Supongamos que nos llega el momento de aceptar que en la ciudad de Bogotá hay presencia de los grupos ilegales en Colombia. El pánico económico y social no se hará esperar, porque entonces todos pensarían que serán presa fácil de las Farc o del ELN y que en cualquier momento estos llegarían a sus casas o apartamentos con el ánimo de secuestrarlos. 

Leer más

Publicidad

¿Por qué Maradona?

Es compresible que quienes trabajen por la paz y la reconciliación nacional busquen la manera de que esta causa gane apoyo en las masas, y es lógico que para esto se promuevan eventos que llamen y congreguen bajo un solo objetivo, en este caso el silencio de las armas y el cese de la violencia.

Leer más

Publicidad

Indecente su idea Señor Presidente

Si la idea de eliminar la Ley de Garantías hubiese salido de la cabeza de algún congresista, seguro que no hubiese tomado por sorpresa a la opinión pública y a las entidades que desde la sociedad civil hacen vigilancia a los comicios electorales, al fin de cuentas, si en algo se ha caracterizado el legislativo en Colombia, es en esperar la oportunidad para caer sobre las finanzas públicas y hacer de ellas lo que mejor les parezca.

Leer más

Publicidad

Incultura femenina

Mucho se dice de la indiscutible falta de cultura de ciudadana de parte de los hombres en el sistema Transmilenio, que en muchas ocasiones atropella no solo atropella al sexo opuesto, sino también a sus similares. Sin embargo creo, que no muchos se han puesto a pensar si el género femenino es ajeno a esa incultura ciudadana que se vive en Bogotá, en este caso, al interior de los buses articulados.

Leer más

Publicidad

Petro a su salsa

En ocasiones no se entiende como las decisiones que toman las entidades que tienen que ver con lo jurídico, a la vista de cualquier ser humano van en contravía de lo que se conoce como sentido común. Sin embargo nos toca acostumbrarnos a estos hechos, que en Colombia a diario ocurren.

Leer más

Publicidad

Perderemos la Conejera, gracias alcalde Petro

No quiero aguarle la fiesta al alcalde Petro y a sus familiares políticos por la decisión tomada por el alcalde Adhoc Gabriel Vallejo, a través de la cual da vía libre a la construcción de un conjunto residencial en cercanías al humedal de la Conejera en Bogotá, pero una vez más el burgomaestre demostró su falta de compromiso con la ciudad e irresponsabilidad, al permitir que personas cercanas a su entorno íntimo, den inicio a la destrucción de uno de las pocas reservas ambientales que aún le quedan a la capital.

Leer más

Publicidad

¿Usted no sabe quién soy yo?

COLUMNA OPINIÓN Es normal que las personas se indignen cuando ven que alguien que pertenece a determinado círculo de poder, sea político o económico, demuestra el desprecio por las normas de comportamiento que a diario los colombianos del común debemos cumplir, porque de lo contrario nos vemos obligados a pagar algún tipo de sanción.

Leer más

Publicidad

Alguna lección debe quedar

Recuerdo que en 1998 cuando se alistaban candidatos para competir por las curules de Senado y Cámara, hubo una que me llamo la atención: El entonces Representante a la Cámara por las Negritudes Agustín Valencia Mosquera, preparaba campaña para ascender al Senado de la República y para ello buscó como compañero de fórmula al actor de televisión Pedro Mogollón. OPINIÓN

Leer más

Publicidad

En la raíz del conflicto

La situación del Norte del Cauca, donde indígenas Nasa y fuerza pública protagonizan una batalla que llena de zozobra la región y tiene en alerta roja los servicios de urgencias de Cali, es la cara que cada tanto asoma para recordarnos que el de la tierra sigue siendo el verdadero problema no resuelto de Colombia. Frente a éste, todos los demás detonantes de conflicto son arandelas. 

Leer más

Publicidad