¿Cuál guerra sucia?

Se les volvió costumbre a los candidatos a cargos de elección popular, asegurar que existe una guerra sucia contra ellos cuando se les pregunta por alguna situación, que les resulta incómoda, porque saben y son conscientes que recordar ciertos sucesos les puede generar la pérdida de votos.

Leer más

Publicidad

Yo opino – Tú me demandas

COLUMNA OPINIÓN No sorprende en nada el grado de intolerancia que existe en nuestra clase dirigente, cuando alguien que hace parte de la opinión pública da a conocer su manera de ver sobre el mal proceder en que reiteradamente caen quienes desde su oficio de gobernar o ejercer la política, tienen la tarea de llevar las riendas de este país, y no dudan en instaurar demandas penales, no sé si con el ánimo de callar o amedrentar a quien manifiesta su forma de pensar.

Leer más

Publicidad

Uribe y la Paz

Se supone que el argumento principal para hacerse reelegir como Presidente de la República, “es que cuatro años no eran suficientes para culminar un programa de gobierno”. En ese sentido el pueblo colombiano le extendió el mandato a Álvaro Uribe Vélez, para que pudiese terminar con el conflicto armado en Colombia por la vía de la confrontación militar, como se supone fue su propósito para hacerse elegir como primer mandatario en el 2002. 

Leer más

Publicidad

Es que fue que fue

Nadie nace aprendido, dicen por ahí. Ni todos tenemos las mismas habilidades, ni se espera que las tengamos, ni más faltaba. Pero en razón del ejercicio de una profesión u oficio, es claro que existen requerimientos para cumplir con la responsabilidad a cargo y, de acuerdo con las circunstancias, hay unos niveles de calidad esperados en el desempeño, esto es apenas obvio. Se espera que el médico haga con uno lo que le toca, bien hecho; que el ingeniero calcule bien el puente, que el chef sea exacto al apagar el fuego y que el arquero siempre tape el penalty. 

Leer más

Publicidad

¿Y dónde están las autoridades electorales?

Una vez más Colombia se prepara para abordar un período electoral, que a mi modo de ver, por encontrarnos en medio de unos diálogos de paz, que de tener un final feliz, abrirá las puertas a un nuevo escenario político y gubernamental en nuestro país, debería ser el más custodiado por la Registraduría Nacional del Estado Civil y el Consejo Nacional Electoral, quienes en esta materia, son las autoridades encargadas de su vigilancia.

Leer más

Publicidad

La culpa no era de Falcao

Una de las cosas que me alegraron del profe Néstor Pekerman en lo que tiene que ver con la participación de la Selección Colombia en la Copa América, es que inteligentemente en el partido con Argentina les demostró a los comentaristas de fútbol, que los malos resultados de un equipo de balón pie, no son responsabilidad de un solo integrante sino de todo el equipo.

Leer más

Publicidad

Millos, cumpleaños y vandalismo

No puede ser que cada 17 de junio la ciudad se vea sometida al caos y a los desmanes que provocan los hinchas de Millonarios, con cada celebración del cumpleaños del equipo de fútbol, si en Bogotá se continúa sin una autoridad que gobierne a la ciudad con los pantalones amarrados a la cintura como deber ser.

Leer más

Publicidad

¿Pensará Maluma en su señora madre?

Estoy seguro de que si me doy a la tarea de preguntar a un grupo de cien mujeres que se encuentren entre los 15 y los 30 años de edad, ¿Qué canciones prefiere?, ¡si las de Pipe Bueno o Maluma?, noventa y nueve me dirán que Maluma, hecho que desde mi punto de vista resulta bastante contradictorio frente a la petición de respeto hacia el género femenino que ellas mismas predican día tras día.

Leer más

Publicidad

Los Progresistas no progresan

La lección más importante que le deja el movimiento Progresistas al país entero, es que no se puede seguir con la idea de construir partidos que giren alrededor de una persona, no solo por la dependencia que este va a tener en su líder creador , sino además porque sus integrantes no van a obedecer fielmente sus lineamientos toda la vida y en cualquier momento, comenzarán a dispersarse hacia otros grupos políticos o a conformar el propio, y quienes se queden, lo harán con la idea de imponer sus egos y vanidades.

Leer más

Publicidad