El dulce encanto de la clase culta

Hace unos meses hube de dedicar unas columnas a describir someramente la vida triste, estresada y falsa de muchos directivos y ejecutivos de compañías multinacionales.   Siguiendo el hilo conductor de aquellos temas planteados por quien esto escribe y con la finalidad de polemizar a cerca del binomio personal y profesional al que está condenado a vivir la mujer o el hombre moderno:  éxito material o vida personal, satisfactoria y plena.

Leer más

Publicidad

Colombia, un país carísimo

Tenemos la gasolina más cara del mundo a pesar de los bajos precios del petróleo, los libros  son artículos de lujo, las revistas del corazón que cuestan 2 euros en Europa valen en Colombia cerca de 40 mil pesos. La ropa de marca tiene costos muy superiores a la de las grandes capitales de la moda y los precios de los automóviles en nuestro país son exageradamente altos.

Leer más

Publicidad

Juguemos en el bosque

Aprender es desarrollar la información genética a través de su proyección y transformación en el reconocimiento y composición de los objetos. Las frustraciones de intentarlo muchas veces son necesarias aunque agoten la paciencia del formador.

Leer más

Publicidad

Jugada de Santos a tres bandas

Columna de Oscar Montes Al presentar la reforma tributaria en el segundo semestre de este año, el presidente aspira a salvar el plebiscito de la paz, y de paso le manda un mensaje al vicepresidente, Germán Vargas Lleras, principal afectado por el costo político del aumento.

Leer más

Publicidad

Colombia no debería hablar del Chapo Guzmán

Aunque el tema de moda a nivel internacional es el Chapo Guzmán y sus posibles nexos con personajes de la política mexicana y estrellas del espectáculo como la actriz Kate del Castillo, el país menos indicado y con menos autoridad moral para seguir esta tendencia en todo el continente americano es Colombia.

Leer más

Publicidad

La unión entre la Caribañola y el Kibbeh

Caminar por el epicentro comercial de Beirut es sentirse en Lorica dibujada en esquinas, rincones y tiendas de víveres y abarrotes detenidas en el tiempo. Morder un turrón de nueces en Rabat, es morderlo en el Caribe colombiano hecho de coco, millo, piña o guayaba. Deleitarse con las vitrinas de tradicionales panaderías y reposterías en Argel es recorrer el Paseo Bolívar de “La Arenosa”, el centro de Sincelejo o Montería, en donde la forma de exhibir los productos y la decoración colorida y barroca de las tortas solo cambia de lugar. 

Leer más

Publicidad

Caleños con más plata y menos muerte

Lo que Rodrigo Guerrero logró en Cali fue asombroso. Asi muchos caleños no lo vean o le den el crédito debido, vale resaltar los logros de Guerrero: muchos invisibles. Que hoy Cali tenga a la baja tanto la tasa de desempleo como la tasa de homicidios, junto con la alegria de poder disfrutar del deporte en los parques iluminados y los ciclistas en “manada” por las noches en la ciudad, se lo debemos al Alcalde recién salido.

Leer más

Publicidad

Navidades de ricos y pobres

Siguiendo el hilo conductor de las más recientes columnas a cerca de la pobre vida interior y escasa vocación de las castas adineradas por la felicidad, me apresto a demostrar que los tiempos de la navidad y el año nuevo son épocas de cada año en las que se marca la diferencia en la celebración de estas especiales festividades entre las clases populares, la clase media y las élites económicas de una nación.

Leer más

Publicidad

Cálmese doctor Enrique Peñalosa

No es necesario ser un experto en urbanismo para darse cuenta de lo mal que se encuentra Bogotá. Sería una insensatez negar que se necesitaba un cambio en la visión de ciudad con la que durante las tres últimas administraciones se ha venido gobernando en la capital.  Por esto la inmensa mayoría de los capitalinos le dieron su respaldo a las dos propuestas que representaban ese giro en la política de la capital, una representada en el liberal Rafael Pardo y la otra en la del exalcalde Enrique Peñalosa.

Leer más

Publicidad

La prostitución de los ejecutivos

La bimelinaria práctica de la prostitución, atribuida exclusivamente en razón del también milenario machismo al género femenino, solamente ha sido socialmente reprochada y tachada de innoble e indecente para las mujeres que la han practicado. 

Leer más

Publicidad