Real Madrid venció por primera vez al Dortmund de visita y Dávinson Sánchez sólido titular en UCL

Este martes comenzó la segunda jornada de la UEFA Champions League, en la que se esperaba tener más protagonismo de los jugadores colombianos.

 

En un partido peleado, el Real Madrid venció por primera vez en el Signal Iduna Park a Borussia Dortmund. De la mano de Cristiano Ronaldo, que se despachó con doblete el cuadro ‘merengue’ ganó 3-1.

 

El Tottenham que suma su segunda victoria consecutiva, venció 3-0 al APOEL FC de visita. El colombiano Dávinson Sánchez que es aclamado por la prensa británica jugó el partido completo.

 

El Sevilla de Luis Fernando Muriel venció 3-0 al Maribor sin la presencia del colombiano. El Mónaco de Falcao, que salió ensangrentado, perdió 3-0 ante su ex equipo el Porto.

 

Los demás resultados fueron los siguientes: Napoli 3-1 Feyenord; Besiktas 2-0 Leipzig; Sapartak Moscú 1-1 Liverpool y Manchester City 2-0 Sakhtar.

 

Bartra: "Me daba igual que me cortaran el brazo, solo pensaba que estaba vivo"

Marca Bartra habló para un programa de la televisión española acerca del atentado que sufrió el Borussia Dortmund en la previa del encuentro contra el Mónaco en el que fue una de las víctimas directas de la explosión cercana al autobús del equipo.

 

 

Ya recuperado totalmente, el jugador español confesó todo lo vivido: “Cuando iba en la ambulancia, me daba igual que me cortaran el brazo, sólo pensaba en que estaba vivo”. El escalofriante testimonio de los hechos hace ver la situación real que vivieron los componentes de la plantilla del conjunto alemán.

 

 

“Tenía muchísimo dolor en el brazo. Cuando el médico me dijo tras la operación que en un mes podría jugar, fue algo increíble. Tuve suerte de que fuera una fractura limpia que no afectó a los tendones y ni a los ligamentos. Es increíble lo que pueden llegar a hacer los médicos”, confesaba emocionado Bartra.

 

 

El futbolista del Dortmund se extendió con una versión ampliada de los hechos en el que acaba agradeciendo por estar vivo tras lo sucedido: 

 

“Son las 19 de la tarde, bajamos desde el hotel al autobús. Subimos, fui de los últimos, súper tranquilo, iba a hacer lo que más me gusta. La gente estaba concentrada, era un partido importante. Siempre me siento en el mismo sitio, en la parte de atrás, a la derecha. Yo estaba con el móvil y en un abrir y cerrar de ojos paso de la tranquilidad y el silencio a abrir los ojos y a ver mucho humo. Los oídos me pitaban, no oía nada. Hay mucho olor a pólvora y siento un viento muy caliente en la cara. El móvil se disparó, recibí como un balazo, que es la metralla. En ese momento vi las caras de mis compañeros, me entró mucho miedo, no sabíamos qué pasaba. Intuía que la gente decía que fuéramos al suelo. No podía ni moverme, me quedé paralizado. Fueron todas de golpe, no sé, estaba en el suelo con mucho dolor de cabeza, muy mareado, la mano como que me colgaba, no podía moverla. Grité de dolor y de miedo, no sabíamos si movernos o no, si vendrían más. Vino la fisio y yo me quería dormir, no me sentía bien del dolor, de lo mal que estaba. La fisio me dio unos guantazos, “no te duermas Marc”, me decía y me di cuenta de que no me podía dormir, que si te duermes igual no te despiertas. Empecé a pensar en mi hija, estate tranquilo, con los ojos abiertos, te necesitan. Vino la ambulancia y fueron 15 minutos o 10 que pasaron eternos.

La fisio me decía “estate fuerte, no te duermas”, pero me lo decía llorando y mirando la ventana, ese era el problema. Por suerte no vino nada más. La gente no es consciente de lo que vivimos en Alemania y en España aún menos. No se lo deseo a nadie. Lo siguiente era no estar ahí. Yo mi pensamiento era primero si estaba vivo o no. Si me podía mover o no. Estaba en shock, los oídos pitando, mareándome. Luego ya vi que podía mover las piernas, pero me dolía muchísimo el brazo. Me sangraba muchísimo. Los fisios no quería bajar del bus. Tardaron más, me pusieron un torniquete con la chaqueta. Me acuerdo de todo y me siento fuerte contándolo”

El ataque al bus del Dortmund fue con motivos economicos

Las razones que motivaron al atacante del bus del Dortmund a cometer el atentado fueron simplemente económicos. ni más ni menos. así lo ha aclarado la Fiscalía en su investigación diez días después de que saliera herido un jugador, Marc Bartra, y un policía por tres explosiones cercanas al autobús que dirigía al equipo alemán al partido de semifinal contra el Mónaco.

 

 

Sergei W., hombre de 28 años de nacionalidad ruso-alemana, pretendía hacerse millonario explotando el autobús con los jugadores del equipo alemán dentro, provocando así que la cotización del club cayera en picado en bolsa. De esta forma se ha descartado cualquier vínculo en el atentado con el terrorismo.

 

 

La investigación precisa que el atacante se alojó en el hotel del equipo alemán, en un piso superior a donde se encontraban los jugadores. Allí habría cenado minutos más tarde de la explosión con total tranquilidad, llamando la atención de los empleados por pedir frívolamente un filete mientras el resto de clientes corrían temerosos a causa de las explosiones.

 

 

La Fiscalía detalla en sus pruebas que Sergei W., compró 15 mil derechos de venta de acciones a futuro del BvB el 11 de abril de este año, con las que planeaba hacer múltiples especulaciones. El mismo día del ataque habría comprado res derechos de venta desde la habitación del hotel donde se alojaba junto al resto de jugadores. Según los cálculos del diario Bild, Sergei W. podría haber ganado unos 3,9 millones de euros con esta operación.

Monaco de Falcao vence a Dortmund y esta en semifinales

Juventus, Atlético y Real Madrid están lanzando sus oraciones en estos momentos para que en el sorteo de este viernes no les caiga la sensación de este torneo: el Mónaco de Falcao y Mbappé. Los dos pistoleros que más se teme en estos momentos en el Viejo Continente. Entre los dos se volvieron a merendar a un Dortmund que hace tiempo vio pasar sus tiempos felices. Con una nueva exibición de fútbol ofensivo, los de Jardim lanzaron un mensaje firme al resto de candidatos y el rival a temer en la ronda semifinales.

 

 

 

Los del Principado no dieron opciones a los alemanes en el Stade Louis II. A pesar de contar con una hinchada fantasma, Mónaco apabulla a sus rivales en su estadio. contra el Dortmund no tuvo piedad. A los 3 minutos la joven perla que todos quieren, Mbappé, ya había hecho el primero cazando un mal despeje del arquero. A los 17′, Falcao se sumaba a la fiesta con un tanto que define su categoría de delantero centro. Puro instinto para colocarse en el área, adelantarse a su marca, y sacar un cabezazo impecable.

 

 

 

Los locales no dejaban respirar a los alemanes. Solo por medio de Reus en los primeros minutos de la segunda mitad consiguieron recuperar algo de optimismo. Inútil ya con las aspiraciones vencidas. Germain en el 81′. ponía la guinda a la goleada.

 

 

Por segunda vez en su historia, Mónaco clasifica a la ronda de semifinales. Un hito para un equipo con el que nadie contaba y que ha dado una bofetada al proyecto se rival vecino que lleva más de un lustro luchando por este alzar este trofeo. El Mónaco de Falcao y Mbappé no dejado de ser la sensación para convertirse en el más temido. El rival que no quieren ver ni en pintura Juve, Atleti y Real. 

Bartra relata los momentos que vivio en el atentado

Marc Bartra, único jugador herido por el atentado en el bus del Dortmund, relató los difíciles momentos que vivió a causa de la explosión. “Fueron los 15 minutos más duros y largos de mi vida. El dolor, el pánico y la incertidumbre de no saber lo que estaba pasando, ni cuanto tiempo duraría”, confesó en un mensaje en su cuenta de Instagram.

 

El defensa español fue operado de una rotura en el radio de su brazo derecho, y le tuvieron que estraer varios objetos que saltaron por la explosión. Ahora tendrá que estar un periodo de un mes de baja para recuperarse, pero admitió sentirse pleno para seguir con “las ganas de vivir, de jugar y de entrenar y de ver de nuevo las gradas llenas de gente que aman nuestra profesión”.

 

 

 

Hoy he vuelto a recibir en el hospital la visita que más feliz me hace. Ellas son mi todo, la razón por la que lucho para superar siempre los obstáculos y este ha sido el peor de mi vida, una experiencia que no desearía a nadie en este mundo. El dolor, el pánico y la incerteza de no saber lo que estaba pasando, ni cuánto tiempo duraría… fueron los 15 minutos más largos y duros de mi vida. A todo esto os quiero decir, que creo que el shock de estos días va disminuyendo cada vez más y a la vez se suman las ganas de vivir, de luchar, de trabajar, de reír, de llorar, de sentir, de querer, de creer, de jugar, de entrenar, de seguir disfrutando de mi gente, seres queridos, compañeros, de mi pasión, de defender, de oler el césped como hago antes de que empiece el partido y motivarme. De ver las gradas llenas de personas que aman nuestra profesión, gente buena que sólo quiere que le hagamos sentir emociones para olvidarse del mundo y sobre todo de este mundo en el que vivimos, cada vez más loco. Lo único que pido, LO ÚNICO, es que vivamos TODOS en paz y dejemos atrás las guerras. Estos días cuando me miro la muñeca, hinchada y malherida, sabéis qué siento? Orgullo. La miro orgulloso pensando en que todo el daño que querían hacernos el martes, se quedó en esto. Gracias a los doctores, enfermeras, fisioterapeutas y personas que me ayudan a recuperar y que la muñeca quede perfecta. A las miles y miles de personas, medios, organizaciones de todo tipo, el BVB y compañeros, que me habéis hecho llegar vuestro apoyo y cariño. Por pequeño que sea, me ha llenado increíblemente de fuerzas para seguir SIEMPRE adelante. Necesitaba escribir y desahogarme y así zanjar todo para ya solo pensar en ponerme al 100% lo más pronto posible! Un saludo muy grande! Marc ?

Una publicación compartida de Marc Bartra (@marcbartra) el14 de Abr de 2017 a la(s) 3:38 PDT