Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Juguetes para llegar al mejor momento

El mundo está invadido por contenidos sexuales como estrategias para atrapar la atención de los consumidores de cualquier producto, porque el sexo vende, pero también se vende sexo, y aunque cada vez la gente pierde el miedo, aun existen muchas dudas propiciadas por la inseguridad.

Glenda Álvarez ha trabajado en diferentes oficios que la han formado con un carácter empresarial y la han llevado a fundar su empresa “La Tiendita del Placer”, donde vende juguetes sexuales a través de internet y hasta organiza eventos donde les da la posibilidad a sus clientes de descubrir nuevos placeres.

 

Anuncios

Esta joven y hermosa mujer, nos recibe para hablar sobre la tienda, sobre sexo y sobre su postura un poco incendiaria en contra de los formalismos y la mojigatería.

 

“El sexo pierde su magia y su poder cuando cae en la rutina”

 

Confidencial Colombia: ¿Cómo es la idea de montar La Tiendita del Placer?

Glenda Álvarez: Por una necesidad. Cuando sentí la intención de visitar los lugares me di cuenta de que la atención en los sex shops de las calles no tienen personalidad y me sentía incomoda.

 

Por eso nació La Tiendita, porque yo no encontraba comodidad con los sex shops locales. En cambió, viví una de las mejores experiencias cuando visité un sex shop en New Orleans en pleno Bourbon Street. El local estaba abierto hasta las 4am (aquí, los de BOG cierran tempranísimo), con unas vitrinas espectaculares y productos súper novedosos, pero lo mejor era que encontrabas un anfitrión, no un vendedor y él te muestra, te invita a que mires, a que toques, a que pruebes y sientas. Descubrí una variedad de aceites que me volvieron loca, aceites calientes, aceites que pican, aceites que te sensibilizan y hasta sprays que te adormecen la garganta para que puedas hacer sexo oral más profundo y más placentero para tu pareja. Era un completo anfitrión que te involucra de una manera muy normal y sin nada de morbo. Yo quería copiar ese modelo.

 

CC: ¿Cuál es el concepto inicial de La Tiendita?

GA: Placer. El concepto de La Tiendita se basa en la experiencia. Yo no vendo un producto, te ofrezco todo lo relacionado con lo que busques para determinado momento. Yo no te vendo un juguete porque es el de moda, o el más bonito (de hecho nuestro catalogo no es muy variado, allí están sólo los juguetes que a mí juicio son los más ricos), yo te ofrezco mi asesoría para que vivas una experiencia placentera.

 

CC: ¿Cómo se sentía usted como cliente de los sex shops?

GA: Me llamaba la atención conocer los juguetes y visitaba sex shops y como compradora, obviamente quería ver cuáles eran las mejores opciones, pero era difícil escoger porque los juguetes estaban en sus cajas, en vitrinas bajo llave y para rematar la vendedora o te hablaba de la manera más guarra posible o eran señores con unas caras de morbosos que me hacen sentir incomoda, y yo creo, que para hablar de eso hay que tener cierta sensibilidad y cortesía porque no hablamos de una cartera o un par de zapatos, sino de algo que es absolutamente intimo. Entonces la atención debe ser agradable y especial.

 

CC: ¿Cómo fue su primera visita a un sex shop?

GA: Fue con mi esposo cuando apenas iniciábamos la relación. En ese entonces queríamos probar algo diferente. La iniciativa fue de él y aunque yo siempre sentía curiosidad me daba miedo porque no sabía qué iba a ver, o qué personas me iba a encontrar; sentía prevención hacia esos sitios, y la primera vez que fui a un sex shop recordé la primera vez que fui a un motel, porque a mí me avergonzaba que el portero, el de la recepción y hasta los transeúntes lo vieran a uno y lo saludaran con esa risita de “ya sabemos que viene a tirar” y eso se sumaba al hecho de que me sentía incomoda con mi pareja porque era todo tan mecánico que me parecía fastidioso no tener el romanticismo que yo esperaba. Pero decidí no tener vergüenza y vivir la experiencia con mi esposo. Ahora soy yo quien lo lleva al motel.

 

CC: ¿Qué tipo de clientes tiene en La Tiendita?

GA: La mayoría de mis clientes son hombres pero es una cosa graciosa porque todas las mujeres, quieren saberlo todo y se la pasan hablando de sexo también. Las  mujeres hablan y hablan de sexo, pero son súper tímidas para comprar. Mis clientes son hombres que generalmente están en una relación, casados o ennoviados que buscan experimentar y traer novedad a la relación y es bonito porque es una manera de sorprender a la pareja positivamente.

 

CC: ¿Cómo la contactan los clientes?

GA: Todo ha sido por internet, pero me ha ido muy bien por el voz a voz. No me gustan los catálogos porque eso no es personal, yo concreto una cita con una niña que quiera por ejemplo un ajuar para su luna de miel, me cito con ellas y hablamos de sus gustos, y se prepara algo de su completo gusto. Mi estrategia no es bombardear a todo el mundo con el catalogo de nuestros productos como si esto fuera un supermercado o una empresa de productos para belleza femenina. Eso es espantoso. La idea es mostrar hasta la medida que la gente quiera ver, como en Facebook. Si no existen en nuestro catalogo lo importamos bajo pedido pero lo importantes que la gente este satisfecha y no sienta que compro un producto equivocado.

 

CC: ¿Para quienes son recomendados los juguetes sexuales?

GA: Obviamente para todo el mundo. Yo siempre he creído que un juguete puede ser muy útil para las personas vírgenes, en especial para las mujeres porque tiene que ver con la exploración de su propio cuerpo (para que puedan disfrutar de él) con la intimidad que se merece y no con un desconocido.

 

El asunto es que si una mujer adulta, habla y piensa tanto de sexo pero no es capaz de comprar un producto, imagínate una niña más joven. Deberíamos dejar de ser tan machistas y misteriosos con ese tema, porque finalmente tiene que ver con educación sexual.

 

También hay un porcentaje de personas que no sienten deseo sexual pero se sienten muy mal porque no pueden complacer a sus parejas. Para ellos un juguete sexual los involucra sexualmente, mantiene la emoción y genera complicidad.

 

CC: ¿Por qué en la estrategia comercial incluye recetas para cocteles, comidas y hasta frases famosas sobre sexo?

GA: El sexo involucra muchas cosas. Es cómo te sientes, cómo quieres ser hoy, cómo amaneces y qué deseos sientes. Todo juega en sí, pero el sexo no es tan elemental, tiene muchos enfoques y no solamente el contacto de dos cuerpos. El entorno, la música, los aromas, la comida, quizás un trago y obviamente una buena compañía, se vuelven factores importantes para tener sexo. El sexo es sexo, pero dependiendo de cómo quieras tenerlo el entorno es fundamental.

 

La invitación a los cocteles es para iniciar, para hacerlo menos mecánico y llevar el sexo a otro escalón, primero para que deje de ser tabú y recupere la naturalidad que debe tener, y segundo para poner de plano que el sexo además de ser una necesidad física, es una necesidad emocional que siempre te aporta. Los cocteles y las comidas recomendadas por La Tiendita buscan que las personas mezclen placeres y otros sentidos. Complementar el sexo con otras sensaciones.

 

CC: ¿De qué se tratan los eventos que usted realiza con la Tiendita del Placer? GA: Nos hemos enfocado en vender algo más que un producto, más bien un servicio, por ejemplo para lunas de miel, reconciliaciones, lo que sea… la tienda del placer no está basado en el juguete, está basado en la búsqueda de otros placeres.

 

CC: ¿De qué se trata la “Fiesta para divorciados”?

GA: Es que empezamos a organizar eventos de despedida de solteros y solteras y nos fue muy bien. Luego nació la idea apoyar un grupo de personas que viven un drama, como lo es el divorcio. Las personas siempre están muy bajas de ánimo y es una oportunidad para que sea una fiesta donde no se celebre el divorcio, sino que se suba el ánimo del divorciado. No es que reunamos a varios divorciados, lo que hacemos es reunir al recién separado con sus amigos que son un factor de apoyo. La gente la pasa bien en complicidad con sus amigos. Algunas veces si quieren algo de picante pues se hace, pero eso es de acuerdo al cliente. Hay muchas mujeres que recién terminan la relación lo que menos quieren es ver hombres en plan de sexo, u hombres que tampoco quieren ir a ver chicas. Lo que necesitas en ese momento es apoyo y no separarte de tus amigos.

 

CC: ¿Cuál es la novedad con la lencería?

GA: Todo está hecho muy al gusto de los clientes. Los fetiches de la enfermera, la mucama, la azafata están disponibles… pero lo que más vendemos es una lencería más personalizada para cada cuerpo, para que se vea sexy y no ridículo. Algo que sea muy adecuado a la personalidad de la mujer que lo va a usar y que ante todo le garantice la comodidad con su cuerpo.

 

CC: ¿Existen productos especiales para embarazadas?

GA: He tenido parejas que quieren probar, el asunto es que no quieren que sea un producto invasivo pero se van felices con aceites, fragancias y también lencerías que las hace sentirse cómodas y seguras con su cuerpo. Me gusta sugerir ropa que las haga verse espectaculares porque a los hombres les gusta mucho estar con embarazadas y puedan disfrutar un momento espectacular.

 

CC: ¿Tiene anécdotas curiosas con La Tiendita?

GA: Alguna vez me llamó un hombre interesado en un vibrador y me dijo que él me compraba si yo le enseñaba personalmente a usarlo. Por supuesto perdí la venta.

 

“Masturbarse es hacerle el amor a la persona que uno más quiere” – Woody Allen

 

CC: ¿Cuál fue su primer juguete sexual?

GA: El primero fue la mano. ¿Quién no ha experimentado con su propio cuerpo? Cuando crecí empecé a sentir curiosidad por reconocer mi cuerpo y quise experimentar y disfrutar de mí. Luego, el primer juguete que compramos mi esposo y yo fue un vibrador que fue la novedad, pero era rígido y no era totalmente placentero. El siguiente juguete sexual fueron unas esposas.

 

CC: ¿Qué le gusta usar como juguete?

GA: Los aceites y las fragancias. Eso hace que un momento sea más placentero… y ante todo tienes que estar abierto al sexo y hacerlo como te nazca. ¿Por qué no hacerlo sobre una lavadora en funcionamiento?, es una maravilla. Todo se puede usar como juguete.

 

CC: ¿Qué opina de las personas más recatadas?

GA: ¿De los mojigatos?, yo fui alguna vez mojigata y veía el sexo como un gran tabú y me daba pánico usar juguetes sexuales porque pensaba que era sucio, que no era sano, pero era falta de conocimiento y falta de vivir la experiencia. Cuando uno conoce más cosas, uno va rompiendo sus propios límites y aunque al inicio me daba pena, todo el proceso que viví hasta hoy me ha dado más libertad. A mí me gustaría contribuir a la felicidad sexual de mis clientes.

 

CC: ¿Cómo le aplica su personalidad a las relaciones con los clientes, siendo a través de internet?

GA: Usualmente mis clientes  ya saben qué es lo que quieren y yo la mayoría de veces tengo la posibilidad de aconsejarles y recomendarles. Yo seleccioné para La Tiendita, los juguetes más placenteros y lo que más me gusta es guiar y contribuir a la experiencia de las personas que acuden a La Tiendita. La personalidad de esta empresa es aplicar una buena atención, con el mayor respeto por el cliente, pero con la cercanía de alguien que quiere aportar.

 

“El sexo forma parte de la naturaleza. Y yo me llevo de maravilla con la naturaleza” – Marilyn Monroe.

 

CC: ¿Requiere el sexo de inteligencia?

GA: Claro, la inteligencia emocional es fundamental. La inteligencia en el sexo, más de lo que tú conozcas o desconozcas, se trata de saber qué es lo que quieres y escoger bien para ti. El sexo no tiene que ver inteligencias culturales, si tienen una profesión o postgrado, lo que importa es que uno sea inteligente emocionalmente y pueda escoger bien lo que desea.

 

CC: ¿Qué opina de las personas que compran productos para sí mismas?

GA: Me parece una “puteria”. Me encanta porque es más divertido cuando puedes disfrutarlo con tu pareja, pero lo bueno de un juguete es que también se puede disfrutar solo, y cuando toca, toca.

 

CC: ¿Se debe hacer del sexo un ritual?

GA: Claro que sí. Hay que celebrar el sexo. Las personas celebramos el trabajo, la familia, la salud pero también debes hacerle culto a algo que te puede hacer muy feliz. Fíjate, el sexo te puede hacer muy feliz. En mi caso personal, mi esposo y yo tenemos un altar con cosas que hemos traído de todas las partes donde hemos viajado que complementen el ritual. Son cosas sagradas para los dos porque las compartimos en torno al amor y el sexo.

 

CC: ¿Qué opina del feminismo y las posturas en contra de la pornografía?

GA: Las mujeres que critican eso, es porque no tienen buen sexo y no han compartido una película porno con su pareja, una solapadas.

 

CC: En España están haciendo porno para mujeres, ¿qué opina?

GA: Depende, a muchas les gusta. El problema es que dizque por ser para mujeres, entonces ponen mujeres con cuerpos sin cirugías, hombres no tan idealizados y situaciones más reales. Pero en mi caso, yo quiero ver porno, no un reality. Y el porno ayuda a volar la imaginación y alimenta una fantasía por las mujeres voluptuosas y los hombres perfectos. ¡Qué pereza otro reality!.

 

CC: ¿Y qué del porno para cristianos donde se resaltan los valores de la pareja y la procreación?

GA: ¡Qué clase de sacerdote pervertido se inventa esas cosas! Pues claro que en el sexo hay que tener valores también, pero si quieren reafirmar valores que sea en la iglesia no en la cama, suficiente nos han castrado la sexualidad y la imaginación. ¿Cómo pretenden que uno sea un buen polvo si hacen llamamientos a la moderación, al control, a la procreación?

 

CC: ¿Una sexualidad plena en pareja, disminuye las infidelidades?

GA: Totalmente. Estoy 100% segura. El problema es que la gente que no tiene una vida sexual plena, es gente amargada. Cuando uno tiene buen sexo amanece feliz, radiante, de buen ánimo así el día sea de mierda. Este país está lleno de mal cogidos. El sexo debe ser honesto y cuando en una relación hay infidelidades por sexualidad, la clave debe ser la comunicación y los acuerdos.

 

CC: ¿Qué tan probable es que las personas se hastíen hasta de los mismos juguetes sexuales que han traído a su intimidad?

GA: Yo pienso que todos los seres humanos nos hastiamos de todo, en muchos ámbitos, incluido el sexual. Pero lo importante es buscar equilibrios y compartir la sexualidad con alguien que amas. No hay que tener hastío del sexo, porque está ligado a la imaginación. Lo que ningún ser humano debe perder nunca es la esperanza, ni la imaginación y la creatividad es fundamental en el sexo.

 

CC: Algunos tips para un buen polvo.

GA: Los mejores polvos son los espontáneos, en los que la pareja esta compenetrada deseándose mutuamente, hasta en lugares públicos son maravillosos si hay complicidad y entusiasmo.

 

La Tiendita del Placer: 317 680 8789

http://www.facebook.com/latiendita.delplacer.9?fref=ts