Infidelidad 3.0

Malas noticias para los románticos irredentos que aún lloran por Titanic: el “hasta que la muerte nos separe” está más pasado de moda que el fotolog, el napster y el Messenger juntos. Y es que esa promesa de amor hasta el último estertor, se inventó en un tiempo en que la vida era corta y las promesas largas.

“La esperanza de vida no es la misma que en el siglo XIX y el concepto de pareja ha cambiado. Es una utopía pensar que estarás años con la misma persona”, comenta Christopher Kraemer, portavoz de Ashley Madison. Y es que hasta las nuevas tecnologías apuestan por el infiel en esta nueva cruzada. Los portales que abogan por ‘la canita al aire’ triunfan. Por si tienes una ‘amiga’ que se halle en esta posición, esto es lo que ofrece la Red.

 

ASHLEY MADISON 

Llegó, vio y venció. Fue el portal pionero y su discreto y letal eslogan “La vida es corta. Ten una aventura”, convenientemente emplazado en marquesinas cercanas a colegios y otros lares donde padres y madres ojerosos renegaban de su “sí quiero”, les ha valido ser el referente en cuanto a cachos se refiere. Abrir un perfil es gratis, pero para ir más allá, deberás dar un poco de dinero.

 

VICTORIA MILAN

El segundo en afluencia de infieles en ciernes apuesta, sobre todo, porque no tengas que decir aquello tan socorrido de “esto no es lo que parece” cuando te encuentren en el portal con el dedo en el clic. Tiene hasta un botón del pánico y una nutrida sección de trucos y consejos para despistar hasta a Sherlock Holmes. Al perfil invita la casa, aunque hay algunos servicios por los que tendrás que sacar la billetera.

 

GLEDEEN

Se precian de no emplear falsos perfiles a modo de señuelo y de mimar a las féminas ofreciéndoles, incluso, un servicio para puntuar a los amantes. Ofrece varios packs, dependiendo del grado de implicación en el portal -y en la infidelidad, claro está- y tienen un app altamente adictiva.

 

ROMANCE SECRETO

Ideal para tiempos de crisis, porque este portal, que nació en Latinoamérica, no cuesta ni un peso. Te abres un perfil, filtras los de los demás por franja de edad, localidad y estado civil (¿para qué?) y a vivir una aventura. Y la cereza del pastel: tiene un apartado para intercambios de pareja.