Sexo

En el sexo: ¿fantasía o realidad?

Aunque el psicoanálisis y los especialistas se encarguen de explicar el funcionamiento de los comportamientos sexuales de los seres humanos, aun hay dudas sobre el recurrente interés de las fantasías sexuales.

Aunque el psicoanálisis y los especialistas se encarguen de explicar el funcionamiento de los comportamientos sexuales de los seres humanos, aun hay dudas sobre el recurrente interés de las fantasías sexuales.

Hombres y mujeres manifiestan su interés por las nuevas experiencias sexuales que generen placer en sus relaciones y produzcan nuevas sensaciones, sobre todo cuando se habla de fantasías sexuales.

De acuerdo con un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Granada en España, ambos sexos fantasean con encuentros íntimos por igual, con la diferencia de la frecuencia en que lo hacen y la forma en que se lleva a cabo.

La investigación, que incluyó las respuestas de 2,250 españoles heterosexuales entre las edades de 18 y 73 años, reveló que todos los participantes habían fantaseado con una experiencia sexual “agradable” anteriormente, mientras que el 80 por ciento confesó haberlo hecho además con una “desagradable” o negativa, alguna vez en su vida.

Mientras las mujeres fantaseaban con ideas sexuales “agradables”, en las que disfrutaban placenteramente de su sexualidad y su pareja, varias veces al mes, los hombres también soñaban

Publicidad
con éstas aunque menos frecuentemente.

Hoy en día se ha aceptado por toda la comunidad psicológica que las fantasías sexuales no son la manifestación de un problema, sino que ayudan a mantener una mejor vida de pareja al favorecer el deseo sexual, a partir del estudio realizado por William B. Arndt, Elaine Good y John Foehl de la Universidad de Missouri.

Aunque las fantasías sexuales desempeñen un papel importante dentro de las relaciones de pareja, los investigadores aclarar que el rol social tiene mucho que ver con el tipo de fantasías que se manifiestan psicológicamente.

De acuerdo a esto, el hombre es el encargado de dar el primer paso y la mujer la encargada de dejarse seducir y elevar la creatividad.

El sexo homosexual, los encuentros con desconocidos o los juegos de roles son las fantasías sexuales más comunes entre los seres humanos. Según otro estudio realizado por Thomas V. Hicks y Harold Leitenberg de la Universidad de Vermont titulado Fantasías sexuales con la pareja o con otra persona, es frecuente fantasear con personas desconocidas, inventadas o famosas. Y usted, ¿qué tanto fantasea?

Publicidad
Previous ArticleNext Article