Costa pacífica vuelve a la normalidad tras dos semanas de paro