Política

De La Habana por fin a Washington

Publicidad

Con la llegada del beneplácito para el nuevo embajador de Colombia en Estados Unidos, Luis Carlos Villegas, queda el interrogante de quién representará al sector empresario del país en la mesa de negociaciones de La Habana. También, se abre el debate de si Villegas, será el puente que refuerce los diálogos de paz con la capital estadounidense.

Según enuncia un comunicado enviado por la Cancillería, el Gobierno colombiano ya recibió el beneplácito del nuevo embajador Luis Carlos Villegas, quien se presentará para comenzar funciones en Washington a mediados de noviembre. El representante en Estados Unidos tendrá el reto de laborar bajo lupa bilateral, luego del escándalo de su sucesor Carlos Urrutia, involucrado en la adquisición de miles de hectáreas a través de grandes empresas en la Orinoquía.

 

Con la salida de Villegas del equipo negociador con las Farc, queda el interrogante de quien será su reemplazo en la mesa de diálogos instalada en La Habana, Cuba.

 

De igual manera, se instala el debate acerca del rol que desempeñará el funcionario desde la Casa Blanca, para conectar de una manera más directa al gobierno estadounidense con el desarrollo de las conversaciones entre la guerrilla y el Gobierno.

 

Publicidad

Por otro lado, se presume que el relevo del expresidente de la ANDI en las negociaciones, llegue bajo el mismo marco de escepticismo del sector empresarial, que en varias ocasiones demostró una actitud distante por la inercia de las acciones desde que empezaron los diálogos de paz.

 

Según expone la Revista Dinero, los inversionistas no han mostrado una “actitud proclive” para un aumento sustancial de las compras en la bolsa local. De igual manera, señala que el mercado no tiene el mismo optimismo en el proceso de paz que las ramas gubernamentales.

 

La llegada de Villegas viene acompañada de una reunión entre el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de Estado norteamericano, Barack Obama, en la que dialogaran sobre temas de la agenda bilateral, así como también de educación, cultura, energía, derechos humanos y niveles estratégicos de seguridad.

 

La visita esta planillada para el 3 y 4 de diciembre de este año.

Previous ArticleNext Article