Placeres

Le Pain Quotidien, el restaurante belga que está 2600 metros más cerca de las estrellas

Le-Pain-Quotidien
Publicidad

La cadena gastronómica Le pain Quotidien llega al mercado colombiano, la empresa de origen belga concretó la apertura de su primer local en la capital del país, la tienda estará ubicada en el nuevo edificio Salvio en el parque de la 93, donde los comensales podrán encontrar el tradicional pan de masa madre, tartines, tartas, waffles, entre muchas más delicias belgas.

Le Pain Quotidien es una cadena de restaurantes fast casual dinning, que abrió sus puertas al público por primera vez en 1990 en Bruselas gracias a Alain Coumont uno de los chefs más famosos del mundo. Alain buscaba que el pan fuese como él lo recordaba en su infancia, el pan de cada día, recién horneado, hecho en casa y de masa madre, pero fue muy difícil encontrar un lugar que satisficiera su anhelo de pan rústico y por eso decidió crearlo él mismo desde la memoria, así fue como nació Le Pain Quotidien (LPQ) de la búsqueda por el auténtico sabor familiar.

Alain Coumont dueño y director creativo de LPQ aprendió el arte de hornear cuando era tan solo un niño. Siendo demasiado pequeño para alcanzar el mostrador, su tía Simone acercaba una silla para que Alain se subiera y así pudiera verla preparar la masa para el pan. Los domingos horneaban no sólo hogazas, sino también una docena de tartas, de ahí nació el gusto por la cocina de Alain.

Alain Coumont
Alain Coumont dueño y director creativo de LPQ

“Le pain Quotidien” significa textualmente el pan de cada día, por eso el pan es más que un mero sustento, es una forma de vida, a la vez que los panes emergen del horno cálido y fragantes, los amigos se reúnen alrededor de “La Mesa Comunal” para compartir la tradición de partir el pan, LPQ fue el pionero proponiendo una gran mesa colectiva con una capacidad para mínimo 12 personas en el restaurante, con el fin de que los comensales disfruten de sus alimentos en la compañía de otros y al mismo tiempo genere esas conexiones valiosas con otras personas.

Todas las preparaciones elaboradas en LPQ se caracterizan por ser comida sencilla, con ingredientes orgánicos, frescos, mínimamente procesados y hechos a mano a la antigua usanza y el pan no es la excepción, los ingredientes que contiene se pueden contar con los dedos de la mano: harina, levadura natural, agua, sal y tiempo. Tiempo porque el pan se elabora despacio permitiendo que la masa madre haga su trabajo.

“Las panaderías comerciales utilizan levadura para lograr que el pan crezca, pero en LPQ utilizamos una levadura natural de masa fermentada para elevar los panes, este es el secreto del exquisito aroma, corteza terrosa, crujiente y el interior escarpado de nuestro pan”,asegura Alain Coumont.

Publicidad

La masa madre es una levadura natural que madura lentamente para obtener sabor agrio, penetrante, con un conjunto de aroma y textura que añade nutrientes a la hogaza artesanal. Mantener la levadura natural requiere paciencia y habilidad, pues es necesario un cuidado diario para obtener ese sabor único, de hecho, la levadura que se utiliza en LPQ tiene por lo menos unos 50 años.

El proceso de fermentación de la levadura también ayuda a descomponer las azúcares y almidones, obteniendo como resultado hogazas con mayor contenido de minerales y vitaminas, con menor contenido de carbohidratos.

“Los panes de Le pain Quotidien no solo son fáciles de digerir, sino que además son una alternativa nutricional mejor que los panes convencionales que encontramos en el mercado”, afirma Coumont.

Pocos meses después de la apertura de su primer local en Bruselas, LPQ empezó a expandirse y pasados 7 años, el sueño de Alain por llegar a Estados Unidos se hizo realidad con la apertura de una panadería en Madison Avenue en Nueva York. Al día de hoy, su visión de pan tradicionalmente elaborado y recién horneado, y la mesa comunal que invita a reunirse y compartir se ha convertido en una tradición para los vecinos y amigos de más de 245 locales en 18 países, de 5 continentes. Ahora Alain quiere conquistar el paladar de los colombianos, con sus recetas simples y usando materias primas locales artesanales.

Previous ArticleNext Article