Placeres

La belleza no es en blanco o negro


Por: Daniela Pérez Cano


Colombia es un país muy tradicional y arraigado a lo mismo. A su población le cuesta arriesgarse a explorar nuevas formas de vivir lo cotidiano. No es extraño entonces, por ejemplo, que seamos temerosos a reconocer los diferentes estereotipos de belleza que tiene el ser humano.

A menudo calificamos la belleza de acuerdo a los parámetros a los que nos tiene acostumbrado el Concurso Nacional de la Belleza que se celebra en Cartagena.

Es por esto que en una sociedad tan conservadora como la nuestra,  se  ve raro o extraño  aquella persona que represente una belleza distinta.

Hace algunos años, se transmitió en Colombia el Reality Show Colombia’s Next Top Model,  en donde varias modelos pasaban por retos difíciles, que en ocasiones incluían esfuerzos infrahumanos, con el fin de convertirse en la próxima súper modelo colombiana. Este programa, aunque tenía cosas interesantes, no se salía de los habituales parámetros con los que se califica  la belleza.

Hace varios días, mientras veía las Noticias, anunciaron en el canal Caracol un nuevo Reality Show llamado “La Agencia: Batalla de Modelos” y lo primero que pensé fue ¿por qué siguen haciendo esos programas que no aportan nada a la sociedad?.

Sin embargo, días después, vaya sorpresa me llevé, cuando en el grupo de Whastapp familiar; mi mamá, tías, primas y hermana comentaban con emoción que el programa era muy bueno. Logrando así, despertar mi curiosidad. Decidí esa noche llegar a casa y en lugar de ver  una película en  Netflix, sintonice La Agencia.

“No todo es blanco y negro, cada quien es bello a su manera, y no debemos quedarnos en unas cuantas ideas fijas y ordinarias, no solo en la belleza, también en lo tradicional “

Daniela Pérez Cano

Al igual que a ellas, el programa me dejó encantada, sobre todo porque por fin vi que no estaba equivocada en mi pensamiento: la belleza no es en blanco y negro, por el contrario, hay grises y matices.

En el mundo  hay una infinidad de bellezas,  tanto en hombre como en mujeres y calificarlas bajo un único parámetro resulta injusto.

Para los que no han visto el Reality, les diré que se basa en la competencia entre tres agencias de modelaje, que deben competir entre ellas para sacar a la próxima pareja de supermodelos colombianos.

Publicidad

Pero lo que hace especial y diferente a este programa es que encontramos que no hay un solo estereotipo de belleza, sino que hay modelos mujeres con medidas 90-60-90 y otras, de tallas más grandes. También hay personas de ambos sexos, de estatura alta, media y baja; de piel blanca, negra y mestiza. Con cabellos largo, corto y extralargo. Pero lo mejor, es que mira la belleza con una mirada incluyente, al permitir la presencia de una persona trans y una andrógena.

Todo lo anterior hacen de este concurso un excelente producto que envía un  mensaje a este país tradicionalista, el cual necesita educarse sobre la diversidad de género y la igualdad.

Que agradable es ver que se abran espacios donde se demuestre que la belleza no se reduce a una cara bonita, con determinada estatura o ciertas medidas, si no que demuestra que es relativa, que se fundamenta en lo que cada quien lleva por dentro En  pocas palabras,  es actitud.

Como lo dijo Pilar Castaño en el programa “el mundo dejó de ser físico” y Colombia debe evolucionar con él.

En la última edición de Miss Universo, participó por primera vez una mujer transexual. Ángela Ponce, Miss España, tuvo la oportunidad de llevar al mundo un mensaje de inclusión y de respeto. Dicho certamen de belleza tiene como slogan la frase “Más que belleza” porque lo que buscan no es solo una persona físicamente atractiva, sino un complemento de cualidades que caracterizan al ser humano del siglo XXI.

No todo es blanco y negro, cada quien es bello a su manera, y no debemos quedarnos en unas cuantas ideas fijas y ordinarias, no solo en la belleza, también en lo tradicional. Pensar que si no se estudia derecho o medicina en este país, entonces no se tiene buen futuro. Salgámonos de los cotidiano y con el miedo que es hacer las cosas distintas, atrevámonos y hagamos lo extraordinario.


Nota del Editor: Daniela Pérez Cano es empresaria en el campo de la moda y belleza, además, vive apasionada por el tema del empoderamiento y el emprendimiento de la mujer.

Instagram: @daniperezcano @lashbarbogota

Twitter: @daniperezcanoo

Previous ArticleNext Article