Gloria Pinilla habla del reto de llegar a 100 historias de Crónicas Capital

Gloria Pinilla

“Como si la sacáramos del estadio”, así se siente Gloria Pinilla, directora de Crónicas Capital, programa que completó la cifra de 100 capítulos. Cada domingo a las 8 de la noche se emite una corta, pero sustanciosa historia bogotana en Canal Capital.

El programa se ha afianzado como una de las alternativas más laureadas del canal distrital. Actualmente, está nominado a los Premios TAL como parte de la estrategia En Casa, implementada por Capital para acompañar a los televidentes con contenidos de calidad en medio de la pandemia.

Crónicas Capital ya va por su segunda temporada. En la primera temporada del programa, Gloria estuvo acompañada de los cronistas Oscar Bustos, Jhon Jairo Rodríguez, Juan Ricardo Pulido, el investigador Mauricio René Pichot y el productor Fabián Moreno, estos dos aún continúan en el proyecto

Anuncios

Confidencial Colombia se puso en contacto con Gloria Pinilla para hablar sobre estos 100 capítulos al que llegaron con este proyecto.

Crónicas Capital -
Cortesía

Cuando comenzó la pandemia nacieron nuevas historias en la capital, pero todo quedó en pausa, ¿Cómo enfrentaron ese comienzo de la pandemia como equipo para seguir nutriendo de historias los hogares bogotanos?

Son dos cosas. Como equipo con toda la bioseguridad que implicaba estar en contacto con la gente. Siempre estuvo como política el tapabocas y una máscara al comienzo, porque todo era terror y susto. Los trajes eran especiales, el alcohol en los zapatos y las manos, y distanciamiento físico. Cuando salimos a otras regiones el tema de las llantas de los carros. Nos tocó concertar con la comunidad de las regiones y decirles que íbamos con todas las medidas, en el transporte solamente iba conductor, camarógrafo y realizador, no más.

Como contenido lo vimos como una oportunidad periodísticamente hablando: poder registrar en estos momentos lo que pasa con una ciudad, su gente, sus ritmos, la economía y las familias. Tantas historias y que la vida se queda en pausa. Todo lo aprovechamos para mostrar cómo la gente -a pesar de estar en esta condición- seguía viviendo y reinventándose desde la resiliencia.

¿Por qué cree que es importante para los capitalinos seguir redescubriendo la esencia de Bogotá por medio de personajes y lugares icónicos?

Primero porque somos un programa de la televisión pública que tiene eso como misión, mostrar la Bogotá urbana y la de región. Somos un escenario de comunicación plural y la ciudad habla desde la pluralidad de sus voces. Esto enriquece muchísimo la existencia de la vida en sociedad y es importante reconocernos en una metrópoli en la que somos como un sancocho. Es una ciudad que tiene gente de todas las regiones (de Colombia) en diferentes condiciones. Es importante para conocernos como ciudadanos para ver lo diverso y rico que somos en experiencias. Reconocer con quiénes vivimos es reconocernos en democracia y ciudadanía.

Este año en especial, Canal Capital se ha preocupado por ser un canal más inclusivo ¿Ese enfoque intentarán reforzarlo más para lo que viene más adelante desde Crónicas Capital?

Dentro del manifiesto que tiene Canal Capital como televisión pública somos un canal con todas las voces, inclusivo y donde esas voces estén incluidas en el contenido del canal. Partimos de que la ciudadanía está en el centro, porque no hay ciudad sin ciudadanos. Somos al rededor de 8 millones de individualidades que compartimos espacios, proyectos de vida, culturas, visiones de mundo y las diferencias. Ver esa riqueza e incluirlas en la narrativa de una ciudad nos motiva. También lo vemos como principio político la forma en que concebimos la televisión pública en el canal.

Para cerrar quiero preguntar ¿Cuál ha sido la historia que pudo haber sido más esquiva para el equipo de Crónicas Capital?

Indudablemente las relacionadas con el COVID-19 por la seguridad, el miedo y la prevención de que un equipo de periodistas llegue a tu casa con cámaras, sonidista, cronista, practicante… Eso hace que la gente se asuste para dar un testimonio o dar permiso para que entren en su espacio. Pero lo supimos manejar. La pandemia puso todo en términos muy difíciles, nosotros llegamos a hacer crónicas en estos momentos que era un reto hacerlo y lo logramos, porque Bogotá se habla por medio de todas las historias que están en cada uno de estos personajes en cada esquina.

Le puede interesar: Una “pandilla” de la tercera edad llega a la TV colombiana: ‘Paseadora de perros – abueles’