“Terraza en casa”, la fiesta virtual organizada por El Mozo

La-Terraza

Todos tenemos que estar en casa. Y, muy en especial, hay que evitar multitudes en las que se entre en contacto con mucha gente. Esta es la definición de una rumba en un club, una las primeras actividades que se han suspendido, y suponemos que serán de las últimas en retomar su actividad normal.

Pero si hay algo que esta crisis está demostrando es el ingenio y la creatividad de todos: científicos, personal sanitario, vecinos y, en este caso, los empresarios de la noche. La reconocida marca “El Mozo” ha anunciado una fiesta virtual para hoy domingo. Es la edición “Terraza en casa” de sus fiestas dominicales, a la que se puede asistir desde las 4 por varios canales:

Por Facebook Live con sonido y cámara HD por Facebook live: EL MOZO CLUB / @elmozoclub

Anuncios

Por Zoom, que permite Interacción con otros participantes y con los artistas por. Link para zoom: https://us04web.zoom.us/j/471916377

Este evento apto para todos los públicos durará 6 horas con música en directo por parte de DJs nacionales e internacionales. Los representantes de la marca aseguran que volcarán todo su esfuerzo para lograr que estas sean unas horas de entrenamiento moderno, variado y, sobre todo, seguro. Para sus clientes y todo el personal y proveedores que habitualmente colaboran con ellos.

Ya hay clubs de todo el mundo que se están sumando a este tipo de reuniones “video party” que pueden generar una nueva tendencia en el mundo del entretenimiento. Adaptarse o morir.

Una iniciativa muy interesante e innovadora que trae a casa la diversión de una rumba electrónica sin el inconveniente de desplazarse y estar inmerso en una aglomeración, que en realidad representa una nueva experiencia de consumo de ocio. En este caso, otra ventaja es que se puede escuchar con auriculares o audífonos. De esta manera se mantiene la convivencia disfrutando de la música que a cada uno le gusta más, sin molestar al resto de la familia. O vecinos. Contenido para que todos, hasta lo más rumberos, nos quedemos en casa.