“No extraño nada, ni a nadie”: Jairo Martínez

Jairo-Martinez

En entrevista para Confidencial Colombia, Jairo Martínez habla de sus nuevos proyectos en Telecaribe y confiesa que le hubiese gustado continuar en el show de Yo me llamo y además que quiere ser amigo de la actriz Amparo Grisales, con quien tuvo muchas diferencias mientras compartieron set.

¿Qué está haciendo Jairo Martínez?

Jairo Martínez (JM): Después de tanto recorrer, luego vivir muchos años en el extranjero  estoy radicado en Barranquilla haciendo un programa para Telecaribe que se llama Hoy en día. Ya después de mi regreso a Colombia nada mejor que trabajar para mi región, obviamente siempre estaré muy agradecido con Caracol y RCN por la oportunidad que me brindaron pero creo que el resto de mi vida la viviré en la tierra que me vio nacer.

¿Fue muy duro el cambio de Miami a Bogotá y ahora a Barranquilla?

JM: Yo fui a los Estados Unidos muy joven a un intercambio estudiantil, no conocía a nadie. Miami me abrió las puertas y estuve durante mucho tiempo allá, pero siempre tuve razones para regresar a mi país. Fue muy bueno trabajar con Telemundo, con Sony, al lado de Emilio Stefans pero aquí en Colombia hay mucho que hacer también.

¿Qué tan difícil es acostumbrarse al ritmo de trabajo de un colombiano, luego de venir de uno de muchísima intensidad como son los de Emilio Stefans o Tommy Motola?

JM: No extraño nada, ni a nadie. Jairo Martínez es una persona que cuando pasa la página, la pasa. Por supuesto que los recuerdos quedan y uno los lleva en su mente con mucho cariño. Soy una persona que me encanta la soledad, toda la vida he estado solo, por eso no me cuesta trabajo adaptarme a nuevas circunstancias. Posiblemente en Miami toco el cielo, pero eso no quiere decir que debo desconocer mis raíces y echarlas al olvido.

¿De qué manera aprovecha toda su experiencia y la pone al servicio de Telecaribe?

JM: Telecaribe me hace un llamado muy chévere. Yo trabajaba con la gobernación de Bolívar y estando ahí mostré la cara amable del departamento recorriendo muchos municipios y luego entonces me contactan del Canal  y se da la oportunidad de realizar un programa que me encanta porque no solo tengo la oportunidad de hablar con artistas locales, regionales, nacionales e internacionales, sino además con profesionales de este territorio que tienen mucho que decir de diferentes temas.

¿Qué aspectos positivos y negativos tiene un canal como Telecaribe?

JM: Mucha gente piensa que un canal pequeño no tiene mucho que mostrar y que poco se le ve.  La verdad es que se equivocan porque gracias a la señal por cable estos llegan a todas partes de Colombia.  Telecaribe barrió en los premios India Catalina con Déjala morir, que mostraba la vida de la Niña Emilia, también está Pescadito, etc. Por supuesto que no es lo mismo estar en un canal de alcance nacional como Caracol o RCN o de uno internacional como Telemundo, pero si es interesante y llena de satisfacción trabajar por el rescate de una cultura y de un entorno que tiene mucho para mostrar.

¿Si considera que el Estado le ha dado la ayuda y la importancia a estos canales?

JM: Por supuesto. Estos canales son apoyados por el Estado y gracias a esto se pueden trabajar producciones muy buenas.

¿Le han hecho falta las producciones nacionales en Caracol o RCN?

JM: Para ser sincero, me hace falta Yo me llamo, sin quitarle la importancia a producciones como Master Chef Celebrity o La Movida, pero me hubiera gustado continuar, desafortunadamente no me llamaron más. Pero bueno la vida sigue, y en 2019 estaba en RCN y también con Telecaribe, esto me reducía el tiempo porque debía viajar todas las semanas a Barranquilla y me estaba creando muchas dificultades, y bueno, a la hora de decidir, me quede con mi región.

Dice usted que le ha hecho falta el show de Yo me llamo, ¿esto incluye a Amparito Grisales?

JM: (Risas) La gente no me cree pero de Amparo Grisales aprendí muchas cosas. Es una mujer muy profesional que le ha aportado mucho a la televisión colombiana. Tengo los mejores recuerdos de ella y de todo el equipo. Me hubiese gustado ser su amigo.