Conoce a la colombiana que es la doble de Kylie Jenner

La empresaria Kylie Jenner siempre destaca en noticias de espectáculos. A su corta edad de 23 años logró acumular 700 millones de dólares en riqueza neta, gracias a sus innumerables emprendimientos en la industria cosmética.

Sin embargo, no todo fue un éxito en su larga trayectoria de participaciones en el mundo empresarial. Ella perdió una demanda con la cantante australiana Kylie Minogue, por lo tanto, está limitada a utilizar su nombre como marca.

Es así como desde el año 2015 produce una línea Kylie Cosmetics y ya para el 2019 decidió lanzar Kylie Skin como una línea de cuidado de la piel. La empresaria es muy activa en sus redes sociales y esto le permitió ser un referente de moda y maquillaje siendo una de los personajes del espectáculo con más imitaciones alrededor del mundo, en especial en Latinoamérica.

Anuncios

Es así como la colombiana Yeraldin Ocampo tuvo la ingeniosa idea de emular el estilo de la empresaria estadounidense, convirtiéndose en su casi gemela. La caleña con apenas 18 años logró imitar el maquillaje en los detalles más meticulosos de la socialité estadounidense.

Otra de las ventajas de ella es que sus rasgos físicos le ayudan mucho más a clonar el estilo de la influencer estadounidense. La pasión por el maquillaje para Yeraldin empezó desde muy joven y cuando cumplió 13 años decidió investigar por medio de videotutoriales de internet cuáles eran las técnicas más innovadoras para desarrollar esta actividad.

Muchos errores y bromas entre amigas le hicieron percatarse de su gran parecido con Jenner. Sin embargo, solo la constancia le permitió conseguir sus objetivos. Al principio los videos eran solo un pasatiempo que compartía con sus amigas de colegio, progresivamente comenzó a publicar desde sus redes sociales fotos y recomendaciones que la convirtieron en una referencia entre la comunidad de Instagram, por ser una verdadera imitadora de Jenner.

Actualmente Yeraldin tiene más de 126 mil seguidores en su cuenta de Instagram y aunque muchos le insinúan que se realizó operaciones para simular sus rasgos físicos a la socialité estadounidense, la caleña lo desmintió mostrando fotografías tanto de su madre como de su abuela. De esta manera comprobó que sus rasgos son auténticos.

Antes de que la colombiana captara la atención de un público interesado en técnicas de maquillaje, Colombia ya destacaba como uno de los principales países importador de cosméticos detrás de Brasil y México.

El portal informativo ZonaDamas señala que las ventas de cosméticos en México llegan a los US$10.065 millones. De igual manera, se destaca que en Colombia el tamaño del mercado es parecido al de países como Chile con un nivel de ventas de US$3.413 millones y de Argentina con ventas de US$3.398 millones.

Luego de iniciarse en el mundo del maquillaje decidió estudiar técnicas avanzadas de micropigmentación. También aprendió delineado de cejas, maquillaje permanente y semipermanente de labios y ojos. Todo esto le sirvió de mucho a la colombiana, pues inclusive al usar técnicas de colocación de pestañas postizas logró su cometido de prácticamente clonar de manera física a Kylie Jenner.