Así despilfarró la hija de Elvis Presley una herencia de 100 millones

Cuando Elvis Presley murió en 1977, su hija heredó una fortuna de 100 millones de dólares.

Cuarenta años después, a Lisa Marie le quedan sólo 14.000 dólares de aquella herencia, y tiene deudas por impuestos y préstamos hipotecarios que asciende a 16 millones de dólares.

A sus 50 años, la hija del “Rey del rock and roll”, declaró hace unos días al portal TMZ que está en la más absoluta “bancarrota”.

Al parecer, Lisa Marie no pagó impuestos desde 2012 hasta 2015 y, además, no puede hacer frente a la hipoteca de una casa que compró en Inglaterra y que lleva varios meses intentando vender. También tiene deudas de 500.000 dólares en tarjetas de crédito.

Lisa Marie demandó a su exrepresentante, Barry Siegel, ya que, según ella, habría manejado de forma “imprudente y negligente” sus finanzas.

Siegel difundió un comunicado a través de sus abogados donde afirma que Lisa Marie “estuvo durante muchos años malgastando su dinero” y, además, ha presentado varios documentos en el juzgado que avalan sus afirmaciones.

En estos papeles se puede ver que, desde 2004 (año en el que Lisa Marie vendió el 85% de Elvis Enterprises) Lisa Marie ha gastado el doble de dinero que heredó.

Pero, tal y como informa el portal Radar Online, “Lisa Marie no solo tiene un grave problema económico. También ha abusado terriblemente de la cocaína y ha mezclado el alcohol con las pastillas”.

Esta información se ha extraído de unos documentos judiciales que datan del pasado 30 de agosto de 2017. En el marco de su negociación de divorcio con Michael Lockwood, Lisa Marie tuvo que declarar en el juzgado y fue entonces cuando confesó su adicción a las drogas y sus múltiples sesiones de rehabilitación.

Al parecer, durante “los últimos tres años de su matrimonio”  con Michael Lockwood, con quien se casó en junio de 2013, fue a rehabilitación varias veces.