Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Facebook

Desde las 10:15 de la mañana, usuarios en Twitter han venido reportando fallas en WhatsApp y las otras redes sociales de Facebook Inc., Facebook e Instagram. El portal especializado DownDetector registra también reportes sobre las caídas de estas plataformas. “Los informes de los usuarios indican problemas en Instagram, Facebook y WhatsApp”, dicen en su sitio web. (El Tiempo, 4 de octubre, 2021)

 El mundo entró en pánico con esta noticia. El lunes 4 de octubre, en la mañana colombiana, el planeta se quedaba sin WhatsApp, Facebook e Instagram. Para analizar el impacto de esto, miremos algunas estadísticas:

Instagram

  • El total de usuarios son 1.074 millones
  • Los menores de 35: 71% de usuarios
  • El post promedio posee 10.7 hashtags (#)
  • El tiempo promedio en Instagram son 53 minutos
  • El 71% de los negocios en USA utiliza esta red social
  • Los usuarios de Instagram le dan “me gusta” a 4,2 billones de publicaciones por día
  • 83% de los instagramers dicen descubrir un nuevo producto o servicio gracias a Instagram
  • Las marcas postean de media 2,5 historias por semana
  • Cada día se publican más de 100 millones de fotos y vídeos.

Facebook

  • Usuarios: 2.700 millones de usuarios activos
  • 51% de los adolescentes entre los 13 y 17 años utilizan Facebook
  • 90 millones de empresas pequeñas usan Facebook
  • El 94% de los ingresos publicitarios de Facebook proviene del uso en dispositivos móviles
  • Un usuario promedio de Facebook hace clic en 11 anuncios por mes
  • Las personas mayores son el grupo de usuarios de Facebook de más rápido crecimiento
  • El 74% de las personas con ingresos altos usa Facebook
  • Los usuarios de Facebook pasan 38 minutos al día usando la plataforma
  • El 15% de los usuarios de redes sociales hace compras en Facebook

WhatsApp

  • Tiene 2 mil millones de usuarios activos en todo el mundo
  • Cada día se envían más de 100 mil millones de mensajes
  • El usuario promedio de WhatsApp en Android pasa 38 minutos por día
  • WhatsApp se descargó 42 millones de veces solo en enero de 2021
  • WhatsApp Business se descargó 18 millones
  • Aproximadamente 175 millones de personas envían mensajes a cuentas comerciales en WhatsApp todos los días

Se que estos datos pueden ser pesados de leer, pero es necesario poner en su justa medida, el enorme impacto que tienen en nuestra vida diaria, no solo a manera de entretenimiento con hashtags o historias, sino el papel crucial y positivo que tienen estas redes sociales (y muchas más) en nuestra comunicación con los demás.

Se han convertido en elementos vitales de las amistades, las familias y muchas de las interacciones sociales, donde personas que no se conectan por mucho tiempo, lo hacen por estos medios. Incluso, se han presentado casos de familiares perdidos que encuentran a su madre, hermana o primo.

En términos de negocios, la empresa privada (grande y pequeña) ha encontrado otro canal donde puede promocionar sus productos, y abrió el desarrollo de nuevos bienes (innovación) que pueden ser comercializados. Igualmente, ante tanta flexibilización laboral (contratistas, contratos a término fijo, prestación de servicios, etc.) se ha abierto una nueva fuente de ingresos, pues los instagramers o youtubers, cada vez más, son una fuerza laboral importante (o ¿sólo más visible?).

Sin embargo, al mismo tiempo de haber optimizado la comunicación, acortado las distancias físicas entre los seres humanos, abierto más canales para los negocios y fomentado la innovación, nos encontramos con noticias como:

Mientras el mundo no tenía redes sociales, Epa Colombia regalaba plata desde un helicóptero (RCN televisión, 4 de octubre, 2021). Una instagramer que se ha hecho famosa por bañarse en la fuente del Museo de Louvre, destrozar estaciones de Transmilenio o por su faceta de empresaria, pero que en nada aporta botando dinero desde un helicóptero, al mejor estilo narco-paramilitar, reafirmando esta narco-cultura colombiana, que no es para nada positiva, pero que tenemos tan arraigada.

Como ella hay varios personajes, que ganan cada día más seguidores, mostrando sus superficiales estilos de vida, o los muchos que han reafirmado las ínfulas arribistas con el clásico ¿usted no sabe quién soy yo?

Si la televisión es un reflejo de nuestra sociedad, con sus valores, deseos e ideales, ¿es posible que las redes sociales también lo sean? Pueden llegar a mostrar lo mejor en cuanto a solidaridad, amistad, comprensión o tolerancia, pero también lo peor como la violencia, envidia o gula (y ¿política?). En este caso, pueden mostrar a personajes como Epa, reafirmando nuestra triste realidad narco-virtuosa (sin desconocer su logro como empresaria), o un sinnúmero de influencers mostrando sus mansiones, materializando los sueños de muchos y/o el dinero fácil de otros.

Las redes sociales pueden llegar a acercarnos más entre nosotros, o pueden llegar a reafirmar estereotipos que nos alejan hace muchos años como el bullying, la indiferencia, la frivolidad, la narco-cultura o el dinero fácil. Depende de cada uno de nosotros darle importancia a este tipo de personajes, o resaltar otros que impulsan al pensamiento crítico y otro tipo de valores.

Como todo en la vida, esta en nosotros escoger al Dr. Jekyll o a Mr. Hyde.