El guardián del tesoro

Sonia Bas

Empezamos a ver la luz , ó eso me empeño en pensar yo . La verdad es que de nada sirve ser negativo ante circunstancias adversas , sólo ver lo que podemos hacer de nuestra parte e intentar ser mejores cada día . Y si todo esto lo acompañamos con una copa de buen vino , a que ya va sonando mejor ?

Mi columna hoy va de corchos y siliconas , distintas formas de preservar un tesoro como el vino. Dom Pérignon , monje francés descubridor del champagne , utilizó en 1670 por primera vez el corcho como tapón para una botella de vino.

El corcho , procede de la corteza del alcornoque ( Querqus Suber ) , cuando estos tienen 30 años se retiran las primeras planchas de corcho , pero habrá que dejar que pasen 8-9 años más para que el corcho retirado sea el adecuado , con las características de elasticidad correctas  .

Anuncios

Esta elasticidad va a proporcionar la hermeticidad requerida en una botella de vino y va a permitir su crianza en botella durante muchos años , si las condiciones de luz , humedad y temperatura son adecuadas .

La corteza , debe pasar por un proceso de lavado , desinfectado y lijado . A continuación , los tapones se extraerán de cortes longitudinales .

Seguro que en alguna ocasión habéis escuchado “ este vino está encorchado “ ó  “ Bouchonné” se debe a la presencia de TCA , ó tricloroanisoles . Este fenómeno és un defecto del vino , afecta a un 4 % de la producción mundial de vino embotellado y está relacionado con una mala calidad sanitaria del corcho . Aporta al vino aromas a moho , humedad y en caso de catarlo estará amargo y rancio .

Portugal és el primer productor mundial de corcho ( 70% cuota de mercado ) , seguido de España con el 20 % de cuota mundial .

De los 25.000 millones de tapones que se consumen al año , el 60 % son de corcho , 25 % tapones sintéticos 15 % tapón de rosca .

En un intento de abaratar los precios , se desarrollaron los tapones sintéticos ( su precio és la tercera parte del tapón de corcho ) , y todo ello se inició con los bodegueros americanos , que encargaron diversos estudios a universidades americanas , ya que tenían problemas de suministro de corcho .

Los tapones sintéticos están elaborados a partir de siliconas aptas para uso alimentario . La inyección se hace molde a molde ( a diferéncia del extrusionado , que és una pieza larga y se va cortando a medida del tapón que necesitamos ) . Hay que destacar que la elasticidad del corcho aun no se ha podido imitar con los sintéticos .

Para vinos jóvenes ó con una crianza corta , los tapones sintéticos son eficaces y correctos. Se recomienda que el vino esté en vertical y no en horizontal como sería el caso del corcho , y los vinos pueden ser correctos hasta 5 años .

Como recomendación , sed muy cuidadosos con el transporte , ya que el incremento de 1 grado centígrado , da lugar a la subida del nivel de vino en la botella de 1 mm , y si sube mucho la temperatura , puede llegar a presionar al tapón .

Me despido con esta frase de José Ortega y Gasset :

“El vino da brillantez a las campiñas, exalta los corazones , enciende las pupilas y enseña a los pies la danza “

Me encantaría recibir vuestros comentarios .

Los podéis dirigir a: [email protected].