Divina temperatura

Sonia Bas

Estaréis de acuerdo conmigo , que hay pocas cosas tan gratificantes como compartir un aperitivo , comida ó celebración con amigos y un buen vino . Sabemos escoger a nuestros amigos de verdad , los cuidamos y así debe ser con el vino , debemos dedicarle atención y mimo en su elección .

Tan importante es elegir un vino , como tomarlo a la temperatura adecuada . No es lo mismo degustar un blanco que un tinto , un crianza que un reserva . Si tenemos en cuenta estos detalles , así como la copa más adecuada , la gratificación está asegurada , ó al menos lo hemos intentado y tomaremos nota de aspectos en los que podemos mejorar para próximas ocasiones . Si les preguntan a mis amigos , como tomamos el vino en el campo ,  ó preparando una rica paella perdidos por las montañas , les dirán que , siempre llevo unas copas para tomar el vino como merece

Hablando de temperaturas y vinos, podemos clasificarlos como sigue :

Anuncios

Los vinos espumosos  , como cava , champagne , ó vinos de aguja , son recomendables tomarlos entre 7 y 10 ºC . Si enfriamos demasiado , nos dará la sensación que el sabor y los aromas han desaparecido, ya que las moléculas aromáticas , necesitan una temperatura adecuada para volatilizarse y poder ser apreciadas por nuestro olfato . También beber vino con una temperatura inferior a la recomendada va a acentuar la acidez.

Si hablamos de vinos blancos , la temperatura más adecuada está entre 8 y 12 ºC . Aquí debemos diferenciar entre blancos sin crianza y con crianza , de manera que una crianza admite una temperatura más alta , en este caso 10-12 ºC .

Servir un vino demasiado caliente no permite disfrutarlo , pues a medida que aumenta la temperatura , el alcohol se volatiliza en mayor grado, encubriendo el resto de aromas , y apreciaremos un vino alcohólico y destacando los sabores dulces  , nada recomendable .

A los rosados podemos considerarlos como blancos en cuanto a temperatura de cata , es decir unos 8-9 ºC , estos vinos son ideales para aperitivos .  Empiezan a aparecer algunos rosados de guarda , aunque con más limitaciones que los blancos , en los que es más frecuente encontrar con crianza .

Una forma rápida de enfriar el vino , es utilizar una cubitera con agua y hielo . Es recomendable mantenerla  , así conseguimos una temperatura adecuada hasta que terminemos el vino . La botella debe estar sumergida un poco más que la mitad de su altura total en agua fría y añadiendo abundante hielo .

Los tintos , son más complejos , ya que su diversidad nos lleva a conocer las características del caldo que hemos elegido . En caso de vinos jóvenes , unos 9ºC sería adecuado y correcto. En cambio si hablamos de tintos con crianza , la temperatura subirá hasta los 13-14ºC . Reservas y gran reserva 17-18 ºC.

Terminamos con los vinos fortificados  . También llamados generosos ,  son vinos a los que se les ha añadido alcohol vínico con objeto de aumentar su graduación y estabilidad.

Para ello se utiliza la técnica del encabezado , que consiste en añadir brandy antes de la fermentación ó durante la misma . Cuanto más pronto se añada el alcohol , más dulce será el vino . La temperatura de cata puede variar entre 10-14 ºC . Como ejemplo de estos vinos tenemos : Jerez , Montilla Moriles , Málaga , Condado de Huelva , Oporto , Banyuls , Marsala , Sauternes ó Tokay

Los vinos dulces no fortificados , tienen un rango más amplio de temperatura de cata , 7-14 ºC , aunque mi recomendación es tomarlos más bien fríos .

Me despido con una frase de George Brassens :
“ El mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que se comparte.”

Me encantará recibir vuestros comentarios .
Los podéis dirigir a :
[email protected].