Hablemos de quién dio la orden, enfermedades mentales, constituyentes y algo más

No cabe duda que Petro, ha sido uno de los principales o el principal agitador, que inició el caos al que estamos sometidos. Desde meses atrás no solo él, sino toda la Colombia humana, venia promoviendo el maravilloso paro del 28 de abril…

Primero por la reforma tributaria, la cual fue retirada; después siguieron por la reforma a la salud, después para exigir la renuncia del presidente Iván Duque, ahora van dizque por una constituyente…

Y ¿qué es una constituyente?

Una Asamblea Constituyente es una reunión nacional de representantes populares que tiene como finalidad concluir nuevas normas que regirán, en el futuro, la relación entre líderes políticos y el pueblo para elaborar una nueva constitución.

Como la ignorancia es atrevida, ellos siempre, toman acciones, destruyen, lesionan y delinquen, para después solicitar dialogo e informarse sobre el significado de lo que reclaman, y antes de hablar de constituyente muchísimos de ellos no saben que la Constitución contempla que:

  1. La constitución puede ser reformada por el Congreso

mediante acto legislativo por medio de una asamblea…

  1. O por el pueblo mediante referendo y el proceso para definir alguna de estas alternativas; es complejo y dilatorio…

Disparar alto sin saber la altura

Para hablar de constituyente hay que leer muchísima constitucionalidad y tener en cuenta que las constituciones tienen vocación de permanencia y su reforma debe corresponder a especiales necesidades de orden político, económico y social, que no se pueden solventar con la ley, con el momento histórico, o por cambios en la sociedad, así esta lo imponga. Por tanto, el reformismo constitucional por posiciones partidistas o según los intereses de los gobernantes de turno, genera inestabilidad institucional e inseguridad jurídica, claro que esto, es el principal fin de los promotores de las protestas.

Bien recordamos que la última Asamblea en Colombia se llevó adelante en 1990 tras un movimiento estudiantil, llamado «Todavía podemos salvar a Colombia» creador de la propuesta llamada la Séptima papeleta, el cual consiguió que se contara extraoficialmente un voto extra en las elecciones parlamentarias de marzo, solicitando una consulta popular para la convocatoria a una Asamblea Constituyente.

Esto fue tenido en cuenta por la Corte Suprema de Justicia, con lo cual permitió que en las elecciones en diciembre de 1990 se eligieran 70 delgados a la Asamblea que llevaría adelante la Constitución del 91.

Para una Asamblea se necesita de una ley aprobada por la mayoría de los miembros de Senado y Cámara; el Congreso podrá disponer que el pueblo mediante votación popular decida si convoca a la Asamblea Constituyente; que se hará solo cuando al menos una tercera parte de los integrantes del censo electoral sea elegido por el voto directo de los ciudadanos.

Si esto es lo que ellos desean, no se con que sobriedad, lo van a enfrentar pues supuestamente “quieren el bien para todos “ como dicen, pero también es un gancho de doble filo que nos tiene expectantes al lo que va a suceder, y cualquier cosa de verdad, podría suceder.

Una mente algo enferma

El líder de la oposición que tiene a la juventud de frente de batalla, anda escondido, resguardado e incognito quien sabe dónde y recalco: su mente parece muy enferma; Es una persona que se somete día a día al análisis clínico de muchos profesionales, ya que no es difícil aplicarle cualquier test por su irresponsable exposición y el despliegue de ignorancia y desinformación que imparte mediante sus redes sociales; claro que gracias a esto podemos ir sacando una idea de lo que podría esperar a Colombia, en manos de el que quiere estar dando la orden.

Paranoico: siempre ha demostrado ser obsesivo por la fijación de ideas absurdas, basadas en hechos falsos conservando aparentemente una personalidad calmada.

Esquizofrénico: Siendo generosa se le puede atribuir la mas leve, pero es inevitable exonerarlo de esta clasificación, pues siempre ha sido evidente en él, una tremenda alteración de la personalidad y por mas que trate de hacer ver normales sus ideas, estas están siempre fundamentadas en alucinaciones y una perdida del contacto con la realidad vergonzosa, su expresión no deja dudas.

Con Delirio de grandeza: Le cuesta aceptar derrotas y arremete ante ellas con represalias mediáticas que siempre afectan el orden social

Con Síndrome de procusto: Es la muestra viva de alguien que solo sabe generar efectos nefastos en la sociedad mostrando placer ante los resultados de involución y retroceso, pero usa mecanismos de fijación repetitiva para que se crea lo contrario, imparte ideas delirantes que llenan de valentía a otros, para usarlos como caballos de batalla y aquí puedo estar enumerando muchos tipos patológicos mentales mas y les garantizo que tiene síntomas de todos.

El desenlace

Dicen que cada fin merece no solo lo que persigue, sino también lo que evita. Ante esta situación de orden publico que vive nuestro país, es difícil predecir; esperemos no salir tan mal librados, pero con toda seguridad es muy probable, esperar el declive político de esta personalidad tan perjudicial para Colombia, por ahora como ellos mismos dicen: RESISTE COLOMBIA, que los seres que protagonizan este absurdo, que los gradúa como maestros de la incoherencia, se nutren solo de odio, ignorancia, falta de educación, valores morales y principios; de la ignorancia no viene nada bueno, tampoco son faros de disciplina o constancia que nos condene a aguantarlos siempre. Estamos trabajando en controvertir tanto mal, y los buenos frutos demoran, pero funcionan.

Dios protege siempre a Colombia.

@Vahiaaa