Guardiola ¿Un derrochón con más pasado que presente?

Juan Felipe Rengifo

Esta Champions League no deja de dar sorpresas, después de la paliza histórica que le propinó Bayern de Múnich al FC Barcelona, Olympique de Lyon maniató a Manchester City y lo eliminó con un justiciero 3-1. Los de Rudy García fueron contundentes, aprovecharon los errores en defensa de los ingleses y la mala definición de hombres como Gabriel Jesús y Raheem Sterling.

Esta será la octava temporada consecutiva en que el catalán se va en blanco en el torneo más importante de clubes del ‘Viejo Continente’. En este 2019/2020 apenas consiguió la Community Shield y la Carabao Cup, dos títulos secundarios en relación con la inversión multimillonaria de fichajes y que en Premier League no soportó mantenerle el ritmo al Liverpool de Jürgen Klopp, que lo superó por un amplio margen de puntos.

Desde que se despidió de Barcelona no ha podido superar las semifinales de Champions. Con Bayern de Múnich, pese a contar con una plantilla fuerte y una inversión de 203.5 millones de euros, Real Madrid lo eliminó en la temporada 2013/2014 con un contundente 4-0, en la 2014/2015, el verdugo fue su querido Barcelona gracias a una actuación sobresaliente de Lionel Messi y en 2015/2016 otro equipo español se interpuso en su camino, Atlético de Madrid lo eliminó en una llave muy apretada.

Anuncios

En 2016/2017 arribó a Manchester City y su primera temporada en Liga de Campeones fue decepcionante, quedando eliminado prematuramente en octavos de final a manos del Mónaco de Falcao García y Kylian Mbappé. En 2017/2018 avanzó hasta cuartos de final, pero con una goleada de 3-0 que le propinó Liverpool en Anfield y al no poder remontar esa desventaja en el Etihad de Manchester, se le sumó otra temporada europea para el Olvido.

En 2018/2019, Guardiola y sus dirigidos avanzaron hasta semifinales, pero se vieron sorprendidos por el Tottenham de Pochettino. Con la derrota frente a Olympique de Lyon en la noche del sábado, concluye una temporada discreta y al mismo tiempo polémica para el conjunto inglés, que por sus gastos desorbitados solamente lo pudo salvar el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) de la suspensión para participar en torneos continentales.

En sus 4 años al frente del City, sus gastos en fichajes alcanzan los 781 millones de euros, una cifra que supera a la mayoría de los equipos élite del mundo. Lo que llama la atención es que 400 han sido para contratar jugadores de corte defensivo, pero a pesar de la gran inversión, es un factor al que no le ha podido encontrar solución.

No cabe duda que ‘Pep’ es uno de los entrenadores más ganadores de la historia. 29 títulos que se dividen en 8 ligas locales, 8 de copas de liga, 2 Ligas de Campeones, 3 Supercopas y 3 Mundiales de Clubes, que su época en Barcelona marcó un hito en el fútbol de este siglo y que su estilo es referente para equipos y entrenadores, sin embargo, su deuda en competiciones europeas frente a la fuerte inversión económica (más de 1 billón de euros en los últimos 8 años) deja muchos interrogantes con respecto a su estilo de juego, la forma en las que asume las fases definitivas y la mentalidad ganadora que le transmite a sus jugadores.

Por ahora la chequera no le brinda títulos internacionales al City y la Champions es una muestra fehaciente que la mística y la jerarquía no tienen nada que ver con el factor económico.