¡Ay James!

Juan Felipe Rengifo

Nuestro ídolo sigue sin contar para Zinedine Zidane y desde el regreso por el parón de la cuarentena, apenas ha sumado 77 minutos, que se dieron en la victoria 1-2 de Real Madrid frente a Real Sociedad, sin embargo no aprovechó su oportunidad, porque su actuación fue apenas discreta. Lo que más sorprende, es que a pesar de lo poco que ha aportado al líder del fútbol español, sus declaraciones están lejanas de ayudarle para que mejore su regularidad y por consiguiente su futuro.

La semana pasada, en el programa The Locker Room, conducido por el exjugador inglés Rio Ferdinand, James comentó lo siguiente. “En el verano pasado tuve una buena oferta de otro club español porque sabía que no iba a jugar esta temporada, pero no me han dejado ir por distintos temas”. Al equipo que hizo referencia en la entrevista es Atlético de Madrid, por obvias razones, resultaba inverosímil ese fichaje, primero porque es el rival de patio, segundo, los socios del equipo no le hubieran perdonado a Florentino Pérez llevar a cabo esa negociación, tercero, en el partido amistoso que se jugó antes de empezar la temporada, los dirigidos por Simeone le propinaron un contundente 7-3 al conjunto ‘Merengue’ y cuarto, en esa misma gira, Marco Asensio (rival de James por el puesto) tuvo una seria lesión de ligamentos que lo alejó por más de nueve meses del terreno de juego, oportunidad para hacerse un espacio en los jugadores habituales del entrenador francés, que tampoco pudo aprovechar.

Personalmente esa entrevista con Ferdinand y especialmente sus declaraciones me sorprendieron, pensaba que con los titulares que había dejado con la entrevista que le concedió a Gol Caracol y Blu Radio (en donde dijo cosas similares) había sido suficiente. Tanto en la dirigencia, como en el cuerpo técnico del club de Concha Espina sus declaraciones no gustaron, además criticar en público las acciones de tus superiores siempre será mal negocio.

Anuncios

Estas “salidas en falso” ya es algo que había sucedido en el pasado reciente y tampoco le había funcionado a James. En una rueda de prensa cuando el ex entrenador de Bayern Múnich Niko Kovac, respondió acerca de su suplencia que “Lo que pasa con James Rodríguez solo se basa en lo que veo en el campo de entrenamiento. James es un gran tipo pero juega el que mejor entrena”. Días después y posterior al empate del conjunto ‘Bávaro’ frente a Liverpool por la Liga de Campeones, el colombiano manifestó posterior al juego “En Madrid tengo todo: casa, gente que me quiere, ya veremos”.

Tanto sus declaraciones disonantes, como las dudas que deja más allá del terreno de juego, se han vuelto recurrentes, es indudable la calidad de James, pero parece que su talento y mágica zurda no resultan suficientes en clubes de élite (Bayern Múnich y Real Madrid), si no hay más disciplina, trabajo y sacrificio. Ojalá nuestro ídolo cambie su actitud y que su fútbol hable más que sus palabras, tiene todo para seguir siendo el crack admirado por todos. La próxima semana cumplirá 29 años, sus temporadas donde puede rendir al máximo nivel se están agotando y no dejar las mejores sensaciones en el último tiempo, solamente lo perjudican a él.