El juego de la Prosperidad (a la manera de un videojuego moderno)

Como en cualquier videojuego existen Mundos en los cuales el Jugador vive. Cada Mundo representa la sociedad en la que desarrolla su vida o parte de ella, ya que eventualmente puede cambiar de Mundo en el mismo juego.

Anuncios

El Jugador tiene Vidas por las cuales va avanzando a medida que desarrolla su juego. En este juego las Vidas pasan por niñez, juventud, adultez y vejez. Todas las Vidas dan puntos en cuanto al desarrollo y logro del objetivo de la Misión que consiste en maximizar el acumulado de Prosperidad individual al terminar el juego, cuando termina la última Vida.

En todas sus jugadas, el Jugador puede hacer Puntos positivos o negativos, que cuentan para el resultado final que se va acumulando a través del juego.

El Jugador debe comprender que juega simultáneamente con otros muchísimos Jugadores, algunos que conoce y una enorme mayoría que no conoce tanto Locales como Globales. Hay interrelaciones entre todos ellos porque las estrategias de juego de todos interactúan, algunas veces en forma conocida y en otras no, y hay algún nivel de caos en toda esa complejidad y sobre todo un desconocimiento grande de todas ellas. Pero en general, las estrategias para ganar el juego pueden seguir la lógica que se explica en estas instrucciones aunque no siempre funcionen totalmente.

Los Jugadores locales son aquellos que comparten el mismo Mundo del Jugador. Los Jugadores globales son aquellos que comparten la Tierra que alberga todos los Mundos del juego.

El juego se gana cuando se maximiza el acumulado de Prosperidad del Jugador a lo largo de sus Vidas en el juego, cuyo máximo valor se alcanza cuando simultáneamente la Prosperidad del Mundo en que se encuentra sea la máxima posible, debido a que no es factible tener mucha Prosperidad individual viviendo en un Mundo que tenga muchas Carencias o Carencias generalizadas porque se afectan Factores como seguridad y bajos mercados (donde otros Jugadores acuden a comprar Factores y que se supone que actúan como reguladores) que le restan puntos en Bienestar y en Riqueza respectivamente. Y a su vez, la máxima Prosperidad de su Mundo se logra cuando existe máxima Prosperidad colectiva en la Tierra puesto que tampoco son independientes y generan sentimientos de esperanza.

En el juego, la Prosperidad suma los puntos logrados en Bienestar y Riqueza, que también se van acumulando.

La combinación entre ambos se le conoce como Nivel dentro del Mundo y varía mucho entre los diferentes Mundos: hay Mundos con una mayor Prosperidad colectiva que otros, en los que el Nivel más bajo corresponde al Nivel medio, o superior incluso, de otros Mundos con menor Prosperidad.

El Bienestar se logra cuando no hay carencias de los Factores para llevar una vida digna y se tienen sentimientos de amor, tranquilidad, esperanza, gratitud y alegría. Los Puntos logrados en cualquier Vida que provengan de amor, gratitud y alegría no son descontables con Puntos negativos.

Estos Factores vitales son alimentación, ambiente saludable (aire limpio, agua limpia) y entorno (Jugadores próximos con los que se interactúa voluntaria o involuntariamente) que son determinantes para el Factor salud, y techo (vivienda) y educación.

La Riqueza se logra cuando se han superado las necesidades de los Factores de vida digna y sobra. Los caminos para lograrla pueden ser esfuerzo y dedicación o suerte. En el primero, la educación hace que el camino sea más fácil o no, y recorrerlo con un buen trabajo que además genere sentimientos de satisfacción adicionalmente suma puntos en Bienestar. Todos los Puntos que se logren en Riqueza pueden ser descontados por los Puntos negativos que se vayan generando en las Vidas que recorre el Jugador.

La Riqueza sirve para acumularla, para hacer proyectos o para comprar privilegios.

La acumulación de Riqueza viene acompañada de sentimientos que bajan el Bienestar como angustia y codicia. Y baja Factores como el buen entorno (inseguridad, que genera sentimientos contrarios a la tranquilidad como miedo y odio). La acumulación de Riqueza no genera puntos para Prosperidad individual.

Los proyectos pueden orientarse a hacer más Riqueza o para compartir Riqueza. Los proyectos para hacer más Riqueza que impliquen abordar la incertidumbre al arriesgar parte de lo ya acumulado, vienen acompañados de sentimientos de gratitud cuando el proyecto contribuye a que muchos de otros Jugadores avancen en su Prosperidad lo cual aumenta el Bienestar individual y del Mundo. Pero pueden tornase en sentimientos contrarios a la esperanza cuando el Jugador transgrede los delicados equilibrios de la naturaleza de la Tierra y usa sus recursos indiscriminadamente dañando el agua o el aire en el presente y en el futuro, o de codicia cuando altera las condiciones de equilibrio de los mercados, o cuando influye para bajar desproporcionadamente sus aportes al Mundo en que vive o por cometer actos en los que daña de cualquier forma la Prosperidad de otros Jugadores, todo lo cual baja muchos Puntos en la Prosperidad del Mundo y en el Bienestar individual.

Los proyectos orientados a compartir Riqueza generan muchos Puntos en Bienestar, tanto por los sentimientos de gratitud que provoca como por el efecto que tienen sobre el Bienestar y la Riqueza colectivos al ayudar a que muchos otros Jugadores puedan avanzar en ambos.

Por el contrario y en general, cualquier acto en que se dañe de cualquier forma la Prosperidad de otros Jugadores genera puntos negativos en Bienestar (inseguridad, miedo) y no suma puntos en Riqueza pese a que pueda generarla.

Algunos privilegios sobre los Factores se pueden comprar con Riqueza como una mejor educación, o más comodidad con una mejor vivienda, mejor alimentación o acceso a mejor salud. Pero para tener un mejor ambiente saludable tendría que cambiar de Mundo en donde haya mejores condiciones, lo cual baja puntos en la Riqueza, o invertir para que en su Mundo se mejoren las condiciones para todos los Jugadores locales y también para que en la Tierra (que alberga todos los Mundos) se mejoren las condiciones de todos los Jugadores globales, lo cual baja Puntos en Riqueza pero sube muchos en Bienestar. Todos los Factores que excedan la satisfacción de los Factores vitales no cuentan para mayores puntos en Bienestar.

Para empezar el juego se tiran los dados electrónicos para saber en qué Mundo y en qué Nivel le toca arrancar al Jugador. La suerte marcará cómo empezará a desarrollar su Vida. No obstante, la medición de qué tanto el Jugador logra maximizar su Prosperidad es relativa al punto de arranque, debido a que el resultado de la Misión no tiene límite superior pero debe ser referida a la habilidad del Jugador por mejorar su posición inicial, incluso haciendo más exigente la calificación si ha tenido la suerte de arrancar en un Mundo y en un Nivel en donde la combinación de Bienestar y Riqueza ya eran altos. Se sabe que cuando se arranca en un Mundo con alto porcentaje de Jugadores locales en pobreza (contrario a Riqueza, en donde no se alcanzan a cubrir los Factores vitales y por lo tanto hay Carencias) y en un Nivel bajo, la probabilidad para mejorar la Prosperidad relativa es bajísima pese a grandes esfuerzos (¡arrancando mal en salud, entorno, alimentación, educación…!). Por eso el juego otorga puntos diferenciales a esos esfuerzos puesto que pese a las Carencias generan sentimientos positivos que suman en Bienestar individual.

En cada jugada de la Vida que vaya atravesando el Jugador tiene que elegir cuál es su siguiente estrategia frente a los Factores para generar Puntos en Bienestar y en Riqueza. Las jugadas consisten en tomar decisiones, generalmente entre asuntos de lógica contraria: ¿usa el tiempo para trabajar, estudiar o no hacer nada? ¿acepta participar en actos que dañan la Prosperidad de otros Jugadores (conocidos o no) buscando Riqueza individual? ¿acumula Riqueza o la usa en proyectos o la comparte? ¿se interesa por quienes deber ser los gobernantes de su Mundo? ¿está dispuesto a servir a los demás Jugadores? ¿su estrategia solo privilegia aquello que genere Riqueza? Y así.

Aunque no lo sepamos el juego no es opcional y lo estamos jugando permanentemente. Parece virtual porque la mayor parte del juego está sucediendo sin que nos demos cuenta e incluso sin que tengamos idea de su existencia y trascendencia. Cada paso que damos y las interrelaciones existentes producen consecuencias reales en todo lo demás sobre la tierra, dependiendo de una mayor o menor distancia de influencia. Pero toda cuenta. Es el juego de la Prosperidad en el cual si jugamos bien logramos que todos los jugadores de nuestro mundo mejoren poco a poco del nivel en que se encuentren y no solo para nosotros mismos. La misión de todos.

@refonsecaz

Anuncios