Smarketing: la fórmula para que en su negocio pasen grandes cosas…

María Eugenia Saldarriaga

Esto no se trata de que estemos diseñando y desarrollando mal nuestras estrategias de marketing digital, que hayamos escogido mal las redes sociales por donde definimos dirigirnos a nuestro público objetivo o que los grupos de interés a quienes nos dirigimos no sean los correctos. Se trata de que si no tenemos alineadas, unificadas e integradas nuestras estrategias de ventas y marketing, no hay esfuerzo que valga.

Cuando las ventas y el marketing están alineados en su negocio, grandes cosas pueden pasar.

Ventas + Marketing = Smarketing

Anuncios

Al proceso de integrar las funciones y estrategias del departamento de ventas y las funciones y estrategias del departamento de marketing del negocio se le llama Smarketing. Su fin, es que las funciones de ventas y marketing tengan un objetivo en común, trabajen conjuntamente y de forma integrada. Los estudios dicen que esta integración puede representar un incremento anual de más del 20% en las ventas de las compañías.

Las empresas están de forma continua buscando incrementar su porcentaje de leads (oportunidades de negocio para una empresa que surgen de las diferentes estrategias de marketing digital que utilizamos o de efectivos acercamientos con clientes potenciales generados por las áreas de marketing y ventas). Por lo general, los leads son efectivos porque nos proporcionan su información personal y datos de contacto a cambio de contenidos que consideran de utilidad, interés para su gestión y estratégicos para su labor o de valor asociados a una oferta, beneficios diferenciales y valores agregados que no les ofrecen otras compañías.

Si los cambios y las innovaciones en las compañías no se manejan conjuntamente desde la visión del marketing y las ventas, el sistema falla. Hoy en día muchos negocios no tienen buenas perspectivas ni proyecciones de crecimiento a futuro en las industrias que se desarrollan porque este es un punto álgido y crítico en la estrategia de las empresas.

En este momento las empresas están en dos canales transmitiendo el mismo mensaje, la misma estrategia de comunicación y captando la atención del mismo consumidor. Como resultado, el impacto del mensaje se diluye y es silenciado, adicionalmente al mensaje ser mal manejado los departamentos y las agencias siguen trabajando de forma independiente lo cual no es rentable, ni productivo, ni eficiente.

El Smarketing ayuda a que las empresas recuperen los recursos perdidos por los diferentes equipos que hacen las mismas tareas. ¿Cómo? Alineando los esfuerzos de marketing y ventas, desarrollando de forma conjunta las ideas y estrategia y evitando conflictos entre el mensaje, la comunicación y el consumidor.

¿Quiere grandes cambios? ¡Haga grandes cosas!

Los cambios y la innovación van de la mano, la colaboración entre los equipos es definitiva para que esto suceda. Es todo un reto caminar hacia esa dirección pero como dice el empresario español Fernando Martín Álvarez: hay que hacer lo que hay que hacer, y para hacer lo que hay que hacer, hay que saber lo que hay que hacer.

Es posible yo no sepa mucho, pero creo tengo a los mejores mentores de maestros y ellos algo de lo que hay que hacer para hacer lo que hay que hacer me han enseñado:

  1. Ventas y marketing son uno solo, rompa esa desintegración al interior de su empresa, la colaboración es la clave.
  2. Semanalmente haga reuniones entre sus equipos de marketing y ventas, trate las malas experiencias reportadas por los consumidores, los mensajes mal enfocados, mal entendidos, mal comunicados, mal interpretados y las estrategias de marca mal planeadas.
  3. Unificar las iniciativas y las metas de ambos equipos y orientarlas a las necesidades, expectativas y experiencias que sus consumidores y clientes buscan, quieren y tienen, es imperativo.
  4. Defina y establezca su marca. Desafortunadamente no siempre los cambios y las iniciativas garantizan éxito, hay muchos riesgos que pueden diluir la marca y silenciarla, no tener una visión clara del negocio es la consecuencia de ello.
  5. Cuando ventas y marketing no trabajan juntos dirigiéndose a un objetivo común, la estrategia es la que se ve afectada. No diseñe estrategias a largo plazo cuando su consumidor o cliente está buscando satisfacción, valor y experiencia en el corto plazo.
  6. Hay que poner sobre la mesa y analizar todo lo que se ha hecho en el corto plazo (últimos 6 meses) y romper con todo lo que no ha funcionado. Los departamentos de marketing tienden a segmentar desde la comunicación interna y externa y eso se lo transmiten a las agencias, pero esto no está alineado con el negocio. Esto nos llama para que a través del análisis y la investigación identifiquemos las claves en las trampas y a descubrir todo lo que podemos hacer eliminando los obstáculos, este es el primer paso para hacer de nuestro negocio un negocio exitoso.

Más sobre Smarketing el próximo domingo. Feliz inicio de semana para todos.

María Eugenia Saldarriaga O. | Consultora experta en marketing, reputación e imagen corporativa y lealtad y fidelización de clientes | [email protected] |