Columnista invitado, Opinión

Los trabajos del futuro, una realidad que está a la vuelta de la esquina

Paola Amar Sepúlveda - Columnista invitada
Publicidad

Paola Amar Sepulveda
Paola Amar Sepulveda

Para nadie es un secreto que los robots ya hacen parte de nuestras vidas, lo que antes veíamos lejano hoy es una realidad. Internet de las Cosas (IoT), los vehículos no tripulados, celulares que hoy en día lo hacen todo, y nuestros hijos ya nacen con el chip de la tecnología.

Lo que quizás muchos no saben es que estos avances tecnológicos también crearán casi que 2,1 millones de nuevos puestos de trabajo. La mayoría de estos empleos estarán dirigidos a áreas especializadas como son la informática, las matemáticas, la arquitectura, las artes y la ingeniería.

Las organizaciones y la educación tanto básica como educativa deben de adoptar los medios adecuados para generar más empleados a través de las nuevas tecnologías, pero esto no significará que no haya escasez de personas calificadas para ocupar los nuevos empleos. Según un estudio de Freelancing in América 2017, las tasas de crecimiento laboral para el año 2027 será de trabajadores independientes. A medida que pasa el tiempo el cambio tecnológico seguirá en aumento, por lo que el aprendizaje de nuevas habilidades será una necesidad constante.

Debemos seguir impulsado el aprendizaje en los colegios y universidades orientados a las nuevas oportunidades que brinda la tecnología.  Las instituciones educativas le deben apostar a la formación de líderes que sean capaces de arriesgarse e innovar en los nuevos desafíos y retos que trae la cuarto revolución industrial. Es así, como la educación superior debe comenzar a repensar sus bases para avanzar, transformarse y evolucionar.

Es importante tener claro que, así como queremos apostarle a una educación más tecnológica, no debemos olvidar a los profesores de hoy, que nacieron en una era no digital, hay que enseñarles que la manera de educar ha ido innovando. Es ahí donde las instituciones juegan un papel importante en el apoyo educativo, como capacitaciones, cursos, talleres, etc., para que ese grupo de profesores vaya entrando a la nueva enseñanza, y poder así tener una educación avanzada.

La educación la debemos llevar al mundo tecnológico, para que nuestros jóvenes sean capaces de liderar la transformación digital del país. Pero esto se puede lograr si tenemos el apoyo de las instituciones y el gobierno, llevando a los estudiantes a profundizar en las áreas de conocimiento como son la analítica de datos, inteligencia artificial, big data, seguridad digital.

Como lo dije anteriormente, tenemos que concientizarnos de las grandes transformaciones que ya llegaron y una de esas son las competencias, los trabajos con actividades repetitivas van a ir migrando a los cargos con mayores niveles de análisis.

Publicidad

Es cierto que con esta era de robots todos pensamos que nos quedaremos sin los puestos de trabajo que hemos venidos realizando por años, pero yo lo veo más desafiante que catastrófico; este miedo se da porque la tecnología va muchos más rápido que años atrás y las compañías ya la están incorporando.  Con el mundo tecnológico en el que nos movemos van a haber puestos de trabajos que desaparecerán y las máquinas, llamémoslas inteligencia artificial o robots, irán tomando sus lugares, y aquí es donde cobran importancia las competencias y habilidades de las personas.

Pero, así como hay organizaciones que asimilan los nuevos trabajos como un hecho, hay compañías que aún no. Las personas con menos preparación serán más desafiadas que las que tienen un mayor desarrollo profesional.

A la nueva generación les aconsejo tener una mente abierta hacia los cambios que se avecinan, ser muy creativos, innovadores, ser desafiantes ante el nuevo mundo, pero siempre caminando sobre la línea recta.

Los niños y jóvenes tienen una visión muy diferente a la nuestra, a ellos hay que escucharlos porque va a ser el mundo de ellos, en donde nosotros tendremos que adaptarnos ante los cambios. Pero, no olvidemos que siempre hay que enseñarles que el trabajo se hace con disciplina, compromiso y respeto.


*Paola Amar Sepúlveda

Twitter: @pamars

paola.amar@gmail.com

Publicidad
Previous ArticleNext Article